Juan Gustavo Cobo Borda

Treinta y cinco poemas en cuarenta años: tal es el saldo de la poesía de Fernando Charry Lara (1920-2004). Que Rafael Gutiérrez Girardot definió como “asedio poético a la poesía”, que renuncia a la evolución y a la ampliación temática en aras de una fidelidad que al seguir a Mallarmé sabe que la poesía se mantiene viva gracias al ponerse en permanente tela de juicio.

“Decrépito treintón es abandonado por cincuentona ardiente” [pág. 138]. Así se cierra este recuento de más de quince años en la vida de José Hilario López, joven que como barman nocturno conoce en su establecimiento a Simona Escobar, mujer mayor de Medellín con hermana gemela, casada con diplomático, y discreta en sus aventuras.

Pintor, poeta y grabador, Oreste Donadío (Medellín, 1965) fue el ganador con este libro del Premio Nacional de Poesía Ciudad de Bogotá 2011, otorgado por un jurado que conformaban Augusto Pinilla, Juan Felipe Robledo y Guiomar Cuesta.En su primera parte son las ciudades, de Bogotá a Cúcuta y de Florencia a Montreal, las que resultan recreadas por la memoria, "crecido río de sangre enamorada" [pág.

Pablo Montoya (Barrancabermeja, 1963) nos da en esta novela dos historias paralelas. Una remota, de finales del siglo XVIII, en una ciudad de más de siete mil habitantes, Popayán; y las ambiciones de un joven disperso que desea ser científico y quien se debate entre la jurisprudencia y su amor por la naturaleza: Francisco José de Caldas.La segunda historia, fechada en 1983, también se ofrece mediante cartas.

“En este libro haré énfasis en generaciones del siglo pasado como los Nuevos, Piedra y Cielo, Mito, el nadaísmo, la generación de poetas del inxilio (cuyas obras empiezan a aparecer en los años setenta), y en los poetas de la década del cincuenta” [pág. 11].

Suscribirse a RSS - Juan Gustavo Cobo Borda