Luis Germán Sierra J.

Bestiario, libro de poemas, es la primera obra literaria de Beatriz Restrepo Restrepo, quien trabaja con la literatura todo el tiempo, ya que es profesora de la Universidad de los Andes y ostenta estudios literarios en Francia, amén de que “se ha especializado en el estudio del lenguaje poético y de la poesía colombiana”, etc. Es grato encontrar una primera incursión así en la esquiva poesía.

En 2000 Jorge Cadavid (Pamplona, 1962) publicó La nada (Universidad de Antioquia), su primer libro de poesía, y en adelante, en estos trece años siguientes, ha publicado diez libros más, casi todos de poesía (uno es una antología de poemas cortos de todo el mundo, Ultrantología; otro es una antología de poesía colombiana, República del viento, y otro es Escribir el silencio, ensayos literarios).

Unos cuantos tigres azules es el título de una compilación de cuentos de Gustavo Arango, quien también es periodista y autor de libros de cuentos (Bajas pasiones, 1990; Su última palabra fue silencio, 1993; El origen del mundo, 2010, entre otros), reportajes, crónicas y ensayos. Además es profesor de literatura en los Estados Unidos.

En 2014 Pablo Montoya publicó su cuarta novela, Tríptico de la infamia. Tríptico, porque son tres historias (como tres cuadros que conforman uno solo, pero a la vez cada uno vale por sí mismo); infamia, porque las tres historias cuentan episodios de horror y de muerte, inscritas en lo que se dio en llamar Guerras de Religión en la Europa del siglo xvi. Las tres, también, ¡recompensa!

La crítica literaria es uno de los géneros en literatura más difíciles de entender. Inclusive de aceptar, una acción que puede estar antes que la de entender. Porque casi siempre se piensa (la mayoría de las veces con razón) que la crítica es un asunto para expertos que hablan por medio de una jerga académica más o menos inentendible.

Si un lector común y corriente ve este libro en el estante de una librería o incluso si es un lector no tan corriente quien lo ve en una biblioteca universitaria, difícilmente podrá, ninguno de los dos lectores, saber, una vez haya leído su título, quién es el personaje del que hablan adentro: José María Samper y, menos, quién lo escribe: Patricia D’Allemand. El libro José María Samper.

Llévame como un verso es el bello título de un libro de poemas perteneciente a una escritora reconocida en el país por sus libros antológicos de cuentos colombianos y por sus ensayos críticos sobre narrativa colombiana. De hecho, como profesora universitaria, tiene también una amplia hoja de vida de su paso por los estudios literarios de varias universidades del país.

Yo no sé cómo, en qué momento, Gustavo Adolfo Garcés (Medellín, 1957) se hizo un poeta muy reconocido gracias a sus poemas cortos, apenas unas pocas líneas, dos líneas a veces, que en ocasiones, incluso, casi escamotean al lector lo que quieren decir. La primera vez que me encontré con un libro suyo, hace ya bastantes años, fue con Breves días, que había ganado recientemente un premio nacional.

En Tanto Bogotá Fernando Quiroz (Bogotá, 1964) nos presenta, en diecinueve crónicas, una ciudad compleja y trepidante por medio de unos personajes que si bien podrían existir en cualquier otro lugar del país y aun del mundo, es en la capital colombiana donde se desenvuelven sus pasiones, sus carencias, sus adversidades, sus maltratos, sus fanatismos, sus mil infortunios, pero también sus almas aferradas a la simplicidad de los días, al buen humor

Suscribirse a RSS - Luis Germán Sierra J.