Samuel Baena

La primera impresión que un lector distraído puede tener de la novela de Alan González Salazar es que se trata de un ejercicio arriesgado porque tanto en la forma como en el contenido, Anó- nimos rompe con lo que cabe esperar de su género.

Suscribirse a RSS - Samuel Baena