Testimonio de arquitecturas

Tipo: 

N° revista : 

Boletín Cultural y Bibliográfico 88

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

XXII Bienal Colombiana de Arquitectura 2010.

Datos libro: 

Diego L. Sierra Franco (Dirección); Sociedad Colombiana de Arquitectos, Bogotá, 2010, 378 págs., il.

Han sido, sin duda, eventos de gran trascendencia en la historia del ejercicio profesional de la arquitectura en Colombia, la fundación en la capital de la república de la Sociedad Colombiana de Arquitectos (s. c. a.), en 1934; luego, en 1936, de la primera facultad de arquitectura del país en la Universidad Nacional de Colombia, y por último la creación de la Bienal Colombiana de Arquitectura en 1962, tres hechos de índole gremial, académico y profesional. Respecto a la bienal, de sus primeros certámenes quedaron registros parciales en publicaciones y revistas especializadas de la época, como Arquitectura en Colombia (1963), editado por el arquitecto Carlos Martí- nez Jiménez y con la colaboración de Edgar Burbano, y en las revistas Proa y Escala. Después de la IV Bienal de 1970, la S. C. A. inició la publicación de una serie denominada Anuario de la Arquitectura en Colombia (1971), aunque no necesariamente vinculada a la celebración de las bienales, como es evidente incluía algunas de las obras participantes y premiadas en ella, serie de la que salieron seis volúmenes más hasta 1983. Luego con la X Bienal de 1986, cada una de sus ediciones contó con una publicación dedicada a su registro, llamada hasta 1996 Testimonio, y luego solo con el título y año de la bienal correspondiente. Un esfuerzo editorial que además de reseñar la labor realizada por la entidad en cada certamen, constituye un invaluable documento para la historia y la memoria de la arquitectura del país, de lo cual esta publicación sobre la XXII Bienal Colombiana de Arquitectura 2010, es ejemplo. Un libro de casi cuatrocientas páginas y edición bilingüe (español-inglés), bien diagramado, con un concepto gráfico sencillo y claro que tiene como propósito mostrar cada una de las ciento treinta y cuatro obras y trabajos ganadores y participantes en las ocho categorías de la bienal, en la cual, cuatro de ellas fueron renombradas y creada una nueva. Este conjunto de trabajos con diversas propuestas de arquitectura y urbanismo, de ordenamiento urbano y regional, de patrimonio y arquitectura transitoria y por supuesto, investigación y publicaciones, fueron construidos, desarrollados o publicados a partir de enero de 2005 y finalizados antes de abril de 2010, y escogidos por el Comité Nacional de Selección de la S. C. A., evaluados y premiados por un jurado calificador1, conjunto del cual su presidente, afirmó que “esta diversidad de proyectos, de actitudes frente a la profesión y de inquietudes académicas, revela un panorama vibrante de la arquitectura colombiana contemporánea” [pág. 38]. Una muestra de arquitectura contemporánea que es precedida por unos textos generales, a cargo del Presidente Nacional de la S. C. A. y director de la publicación Diego L. Sierra Franco, para la presentación del libro, “Un testimonio de nuestro desarrollo profesional” y aspectos relevantes del proceso bienal, a manera de balance institucional, y luego, por los de la directora editorial de la reconocida revista estadounidense Architectural Record, Betty Broome, y el del presidente del jurado y docente en el Departamento de Arquitectura de la Universidad de Cambridge (Inglaterra), Felipe Hernández. Textos en los que, además de destacar la alta participación dada a las regiones, resaltan la actitud cambiante de las nuevas generaciones de arquitectos frente a la práctica de la arquitectura y del quehacer profesional. Del poder de la arquitectura y del diseño urbano para impulsar la transformación social y positiva del espacio colectivo; de como unos edificios y diseños pueden servir a la comunidad y relacionarse con el entorno natural en términos de su inaplazable compromiso con la sostenibilidad. De la manera como se puede responder desde lo institucional de forma estratégica y colectiva con el diseño de ciertos equipamientos, por ejemplo, bibliotecas, colegios, parques o infraestructura en sectores deprimidos y logrando entretejerlos, mediante espacios públicos a la trama urbana general de las distintas ciudades colombianas. Luego, la publicación mediante un equilibrado despliegue gráfico de material planimétrico (planos urbanos, plantas de localización y arquitectónicos) y de fotografía a color (espacios, edificios, carátulas de publicaciones) y de unos textos mínimos para los créditos y los bilingües de descripción de las categorías y trabajos, presenta pormenorizadamente cada proyecto participante en las ahora ocho categorías de la bienal, empezando por los galardonados.

Leer texto completo