Una serpiente que se muerde la cola

Tipo: 

Tema: 

Autor: 

Libro reseñado: 

De Westfalia a cosmópolis. Soberanía, ciudadanía, derechos humanos y justicia económica global

Datos libro: 

Francisco Cortés Rodas y Felipe Piedrahita Ramírez; Siglo del Hombre Editores / Universidad de Antioquia, Instituto de Filosofía, Bogotá y Medellín, 2011, 276 págs.

Un estudio académico escrito a cuatro manos, eso es el libro aquí reseñado, un trabajo universitario plagado de referencias bibliográficas, extensas citas textuales, incluso en inglés, y exagerados epígrafes. Una obra hecha con esmero por sus autores: Francisco Cortés, el doctor, y Felipe Piedrahita, el licenciado; uno con su enorme experiencia académica y el otro con su inconmensurable entusiasmo por superar a su maestro. Ambos se tratan de mostrar como expertos en “filosofía política”, ese raro engendro del siglo xx, tan atractivo para los universitarios en tiempos como los actuales, cuando se observan grandes crisis sociopolíticas en el mundo. El libro aquí reseñado parece una suerte de estado del arte sobre los autores que han tratado el tema de la globalización desde la perspectiva de la teoría política, pues constantemente citan a filósofos clásicos de la historia de la filosofía occidental, como por ejemplo: Immanuel Kant, Thomas Hobbes y Jürgen Habermas, y otros no tan clásicos pero sí más contemporáneos. De esta manera, de cita en cita se llega a forjar una obra múltiple, en la cual cientos de voces filosóficas resuenan en el eco del mundo globalizado. Esta característica se muestra en el extenso listado bibliográfico al final de la obra, treinta páginas organizadas de la A a la Z, desde Michel Aglietta hasta Danilo Zolo. Algo exagerado y superlativo, pero normal en el ámbito académico. Los autores Cortés y Piedrahita muestran una profunda preocupación por la justicia en el mundo actual, en medio de los procesos de la globalización. Para hacer posible una tal justicia global, ellos proponen el  cosmopolitismo como una alternativa crítica frente a la globalización, la injusticia social y la brecha tecnológica. Con esta perspectiva pretenden ellos superar los efectos negativos de la globalización contemporánea, la cual tiene como base la concepción moderna de Estado nacional, autónomo y soberano, pero extendiéndolo hacia el mundo, lo que genera crisis y desigualdad universal. Así se va forjando un proyecto cosmopolita de nuestro tiempo, a la manera de una propuesta académica para resolver problemas sociales, políticos, económicos y de acceso a las nuevas tecnologías, dolencias que afectan a la humanidad aquí y en las antípodas de Colombia, pero que a veces no nos percatamos de ello por estar obnubilados en el cristal líquido de una computadora o de un televisor o de un teléfono móvil. Pero su propuesta no es original, razón por la cual deben citar a varios autores que han trabajado en tal proyecto cosmopolita, y nuestros filósofos desde Medellín lo que hacen es divulgar esa misma perspectiva en Colombia, para ver la posibilidad de unirnos a tan loable tarea.

Leer texto completo