Jaime Garzón (1995)

Fecha de creación: 

1995

Tema Exposición: 

Jaime Garzón (1995)

Archivo fotográfico de Hernán Díaz, Biblioteca Luis Ángel Arango.

Jaime Garzón fue uno de los personajes más queridos de la Colombia reciente. Su muerte, a manos de las fuerzas armadas de ultraderecha, provocó luto nacional y convirtió a Garzón en otro mártir de la guerra civil colombiana. Díaz percibió la importancia de Garzón, algunos años antes de su asesinato, y lo invitó, junto a su amigo Diego León Hoyos, con quien realizaba un exitoso programa de televisión, a una sesión en su casa para los reportajes que realizaba en la revista Cromos.

Ante este honesto y franco retrato recordamos la vocación humanista del fotógrafo, quien afirmó: 

Resulta que yo quiero a la gente. El paisaje no me emociona como materia de arte, o casi no. ¿Saben por qué? Porque el paisaje no se va, siempre está ahí. En cambio los hombres mueren y yo no quiero que mueran. Por eso, en algún sentido, mi amor al ser humano y mi admiración a la belleza del ser humano me empujan, desde el fondo de ese amor, a luchar contra su extinción y su muerte. Quiero que permanezca y una forma de lograrlo, de vencer lo imposible, es con el retrato. Es mi humilde homenaje a la vida. Allí queda el hombre en su efímera inmortalidad de cartón, luchando desesperadamente contra el aniquilamiento.1




1 Gonzalo Arango, “Hernán Díaz. El personaje”, revista Cromos, N.° 2556 (septiembre 1966), http://www.banrepcultural.org/blaavirtual/periodismo/reporta1/repor10.htm (consultado el 8 de enero de 2015).