BIENVENIDOS

Portada Johanna Calle

Curaduría: Helena Tatay

Series de dibujo de treinta años de trabajo en los que Johanna Calle ha configurado una poética muy personal.

A lo largo de treinta años, las series de dibujos de Johanna Calle han ido configurando una poética muy personal. Su trabajo entronca con la tradición del dibujo expandido latinoamericano que utiliza materiales y procesos con gran libertad. Calle ha incorporado en su trabajo el alambre, el hilo, la fotografía o el texto. Asimismo, ha realizado dibujos perforando cartón, proyectando formas sobre papel fotográfico o mecanografiando textos; buscando un nuevo orden de significación para materiales y técnicas y ampliando así la noción de dibujo. 

    Visite las obras de Johanna Calle en la Colección de Arte del Banco de la República >>

Los temas de su trabajo surgen de la realidad latinoamericana en la que la artista, movida por la curiosidad y la compasión, encuentra las cuestiones que desea ahondar. Una vez encuentra un tema, Calle investiga durante largo tiempo, consulta fuentes y verifica datos hasta conocerlo en profundidad. Después, traduce sus investigaciones en series de dibujos y, para hacerlo, prueba distintos materiales y técnicas hasta encontrar la manera de que, en el proceso constructivo, resuenen parte de sus significados. Johanna Calle compone sus imágenes como un poema. Hay que atender a la manera en que fueron elaboradas, a los materiales y a los procesos, que no solo dan el tono y el ritmo de la imagen, sino que, como la imagen poética, condensan significados. Nada es gratuito, no hay exceso. En los dibujos de Johanna Calle, el alambre, el hilo, la frase escrita o la foto que utiliza para dibujar son parte integrante del sentido total de la imagen. Cada elemento evoca y reverbera la esencia de la historia que quiere contar. 

El dibujo es para Johanna Calle un lenguaje que le permite expresar quedamente, desde un punto de vista personal y crítico, la perplejidad, la disconformidad o el comentario frente a ciertos hechos sociales. Sus series de imágenes contornean un territorio de embrollos, de lugares donde el orden se quiebra y las estructuras se rompen afectando al ser humano.