El recorrido

UNA SALA LLENA DE TEMAS

 

La presencia de sociedades que trabajaron los metales en la costa pacífica y la serranía andina de Nariño en el pasado prehispánico está ampliamente documentada en el Museo del Oro Nariño.

Sus obras extraordinarias hablan de sociedades organizadas que tomaron el conocimiento de sus ancestros y de su entorno, lo adaptaron a sus necesidades y prácticas y con estos objetos de cultura material en cerámica, orfebrería, piedra, textiles y otros materiales llevaron una vida plena y respetuosa, en la misma región donde hoy vivimos nosotros.

Aunque la complejidad del legado arqueológico es tal que la ciencia arqueológica no tiene actualmente una hipótesis que dé cuenta de él con todo detalle, una visita al museo nos llenará de saberes e ideas sobre sus relaciones con la naturaleza, sus tradiciones artesanales, la minería y la orfebrería, el uso de la geometría, los rituales y ceremonias y lo que pasó ante la avanzada de los incas y luego la conquista europea.

Al final se hace un homenaje a las comunidades que luchan por mantener y recuperar sus valiosas culturas indígenas, parte de una diversidad que, como la de los afrocolombianos y los gitanos rom, hace rica y llena de oportunidades a nuestra región.

Vea Las sociedades prehispánicas de Nariño