Exposición

“En tempranos tiempos, Taikú elaboraba los utensilios de oro de los mamas. Él hizo canutillos de oro, pectorales… También fabricó trompetas doradas y carracas, asientos y casas ceremoniales de oro. Él creó todas estas cosas para que se pongan estas joyas de oro en el baile de la casa ceremonial para consagrar la cosecha, llamar la lluvia e invocar la sequía… Esto contaron los padres.”

Mitología kogui, Recopilada por Konrad Theodor Preuss, 1914.

En cuatro salas temáticas, el Museo del Oro Tairona - Casa de la Aduana invita a reflexionar y dialogar sobre la vida e historias de la gente de la Sierra Nevada de Santa Marta y el departamento del Magdalena en los últimos 2.000 años.

La sala de Sociedades prehispánicas presenta las sociedades que poblaron la Sierra Nevada durante los periodos Nahuange (200 a 900 d.C.) y Tairona (900 a 1600 d.C.): su cerámica y su orfebrería, sus formas de vida y de enterramiento, sus ceremonias y rituales develados por las investigaciones arqueológicas.

La sala de La gente del Magdalena hace un recorrido por el actual departamento del Magdalena y su gente. Dialoga con los indígenas koguis, wiwas, wíntukuas y kankuamos de la Sierra Nevada, con los ettes de las sabanas del Ariguaní, y con los pescadores de mar y de río. En ella se exaltan las distintas formas de ser samario así como los festivales del Hombre Caimán de Plato y del Caimán Cienaguero, y se degustan los sabores y saberes de nuestra diversidad cultural.

En la sala Historias desde la Casa de la Aduana las excavaciones arqueológicas y pesquisas en archivos históricos descubren la biografía de esta casa y aspectos de la vida de quienes en 300 años la han ocupado. Se cuenta sobre la fundación de la ciudad, sobre batallas y piratas, “castas” y costumbres sociales, y sobre los tiempos recientes del puerto, el ferrocarril, el banano y el turismo.

Bolívar estuvo aquí es la sala dedicada al Libertador de seis naciones, Simón Bolívar, quien murió en 1830 en Santa Marta y fue velado en el segundo piso de esta casa. Una cronología traza sus triunfos y derrotas, sus amores y desencuentros, en tanto que múltiples voces recogen la vigencia de su memoria. 

Sabías que... 

¿Los triángulos multicolores que dinamizan el diseño gráfico de la exposición tienen mucho sentido? Estos triángulos sugieren las montañas de la Sierra Nevada de Santa Marta y recuerdan que ella misma es un triángulo equilátero cuando se la ve en los mapas o se la descubre en la maqueta a escala de la sala de Sociedades Prehispánicas. Pero las filas de triángulos son además un motivo recurrente en el arte del periodo Tairona, donde /°\°/°\°/ representa la piel de una serpiente de cuya cabeza sale una lengua bífida.


“La Madre de todas nuestras semillas nos parió en el principio. Ella es la madre de todos los linajes.
Ella es la madre del trueno, de los ríos, de los árboles y de todas las cosas.
Ella es la madre de los cantos y las danzas.
Es la madre del mundo y de las piedras, de los hermanos mayores… de los utensilios de danza y de las casas ceremoniales.
Es la única madre que tenemos.”
Mitología kogui. Recopilada por Konrad Theodor Preuss, 1914.