Historias desde la Casa de la Aduana

A partir de la historia de la casa misma, recuperada gracias a las excavaciones arqueológicas y los archivos, se desarrolla una historia del departamento del Magdalena. Mejor aún, la sala se divide en distintas épocas que representan a la vez diferentes enfoques de la disciplina histórica.

Un enfoque inicia con las primeras exploraciones europeas del Caribe colombiano, a partir de 1492, y describe la conquista, la fundación de Santa Marta, la difícil relación entre los europeos y los indígenas de la Sierra y las llanuras: es una historia de batallas, y a la vez que menciona al fundador Rodrigo de Bastidas destaca al cacique Cuchacique, líder de la resistencia indígena. Asimismo se da testimonio de la llegada de los negros africanos, esclavizados, para contar sobre sus palenques, y de los ataques de piratas, contra quienes se construyeron fortalezas.

Sigue una historia urbana, atenta al lento desenvolvimiento de la ciudad de Santa Marta en sus difíciles primeros 300 años. 

El tono cambia hacia una historia social al describir la sociedad samaria en los siglos XVIII y XIX, heredera del sistema de castas: españoles, criollos, indígenas, mestizos, esclavos, mulatos, zambos y pardos. El género, la edad y la capacidad económica definían también los comportamientos, relaciones y actividades permitidos a un individuo en vida cotidiana, al menos en la apariencia. 

En 1660 Santa Marta se imaginó protegida por murallas. Anónimo, 1660. España, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del gobierno de España, Archivo General de Indias, Sevilla.En 1660 Santa Marta se imaginó protegida por murallas. Anónimo, 1660. España, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del gobierno de España, Archivo General de Indias, Sevilla.
Puerto de Santa Marta en 1843. Acuarela. Edward Walhouse Mark. Puerto de Santa Marta en 1843. Acuarela. Edward Walhouse Mark. Colección de Arte, Banco de la República, Bogotá.

Los últimos siglos se cuentan desde una historia económica, pues gracias a su puerto marítimo Santa Marta llegó a liderar el intercambio comercial y cultural y entre 1840 y 1870 se convirtió en el principal puerto importador de la Nueva Granada. Empresarios extranjeros y criollos que tenían grandes haciendas y plantaciones invirtieron en la navegación a vapor y el ferrocarril, éste último vinculado a la exportación de banano. La canción de Carlos Vives denomina a esta época “los buenos tiempos”, cuando Santa Marta creció en habitantes, en calles y en casas bellamente adornadas, tanto de los dirigentes como de los trabajadores de las bananeras, pero el progreso contrasta duramente con la represión de la gran huelga bananera. La economía de hoy está representada por el carbón y el turismo, en una región que redescubre la Sierra Nevada y sus riquezas naturales para orientarse hacia el ecoturismo.

Sabías que…

¿En el siglo XVI ni los españoles ni los indígenas estaban dispuestos a aceptar la convivencia con personas o sociedades diferentes? Mucha sangre y vidas se perdieron por este motivo. Conocer la historia es importante para no repetirla.

¿Los taironas combatieron por 75 años a los europeos? Con una violencia extrema, las sociedades indígenas fueron finalmente desmembradas por los colonizadores, pero estos decidieron no ocupar la Sierra Nevada sino apenas marginalmente. Muchos indígenas se integraron a la vida de Santa Marta, en tanto que otros permanecieron la Sierra, construyendo sus culturas propias, y hoy conforman cuatro grupos.

¿Los chimilas fueron guerreros? Estos grupos defendieron por siglos su territorio y dificultaron con sus asaltos el paso por el río Magdalena o por las llanuras hacia Santafé de Bogotá y el interior del país. Hoy el pueblo ette, sus descendientes, transmite un mensaje de paz, de convivencia entre las distintas formas de ser. Es que el mundo ya no puede ser tan violento como era en el siglo XVI.

¿Los esclavos que eran traídos a América desde África eran capturados allá por otros africanos de poderosos reinos esclavistas que los vendían a los portugueses y españoles a cambio de armas, principalmente? Descubre toda una historia (que sirve para pensar el presente) cuando visites el Museo del Oro Tairona – Casa de la Aduana.