Voces de las parteras

“Todos los partos que yo he asistido me dan alegría. Se reúnen las mujeres de la familia, la mamá, la suegra, las hermanas y a veces el marido y así acompañadito llega el recién nacido.” (Parteras Tradicionales y Plantas Medicinales en el Pacífico Colombiano. Editorial ACUA. Bogotá 2013. Partera Ermenejilda Riazcos Riazcos. Buenaventura) “es una relación que hay en el entorno, lo uno se liga con lo otro y está asociado al mismo territorio” (Voz de partera, 2014).

 «Desde el vientre, ya uno como partera lo trae sabiendo que va a nacer porque hay que conversar con él, hay que cantarle al niño, hay que ponerle musiquita al niño, y como él viene con un interés de nacer, de ver la luz, entonces él está escuchando» (Voz de partera, 2014).

“Conmigo saben que van a la fija, ellas conmigo no sufren. Aquí vienen solo las mujeres negras que se sienten negras, ellas familias que se sienten orgullosas de su color y por eso no se les olvida su pasado. No ese de la esclavitud, sino el pasado de cómo vivían nuestros antepasados africanos. Además, yo también soy muy cariñosa con las parturientas, entre mujeres nos tenemos que apoyar. Muchas otras prefieren con una es por el trato, cantidades de cosas que dice los médicos que una mujer dando a luz la hacen sufrir” (Voz de partera, 2014, p. 86).

[...] yo me encomiendo a San Benito y a la Virgen del Carmen. Yo rezo oraciones normales y me encomiendo a la virgencita, y a San Benito, porque yo oía a mi abuela, que ella decía que siempre cuando estaba en embarazo se encomendaba a San Benito. Ella rezaba, ella decía “que lo que libre a uno de todo mal y de todo peligro”, y que a la hora de su parto que lo guarde y que sea su día de uno y que cuando se está aluzando se le pide que estén con nosotros. Se le pide de todo corazón a San Benito, a uno, le reza que lo libre de los malos espíritus, así se le pide. (Voz de partera en Bedoya, 2012, p.281)

“una parte de la sociedad desconoce nuestra profesión y no reconoce la sabiduría que tenemos porque somos mujeres pobres, negras y analfabetas” (Voz de partera).

“Es necesario cuidar a las parteras tradicionales, pues pocas personas concentran al mismo tiempo tradición, salud, vida, comunidad y diversidad cultural; las parteras son realmente un patrimonio intangible de la humanidad” (Voz de partera, Asoparupa).