“El agua es como nuestra sangre” - Jenifer Zulima, 8 años

“El agua es como nuestra sangre” - Jenifer Zulima, 8 años

Junio 02, 2017

http://proyectos.banrepcultural.org/proyecto-paz/sites/default/files/blog/whatsapp_image_2017-05-16_at_7.08.42_pm.jpeg

¿Qué relación han tenido los indígenas Quimbayas con la naturaleza? Esta fue la pregunta que motivó el taller "Hagamos las paces con la naturaleza", liderado por Ana María Guevara, mediadora cultural de “La paz se toma la palabra”.

El sábado 13 de mayo, Ana María, líder regional de Armenia del proyecto cultural “La paz se toma la palabra” convocó a alrededor de 90 niños y niñas entre los 6 y 12 años del consorcio Confuturo, instituto que protege los derechos de los niños bajo las ordenes de ICBF, para realizar un taller de siete estaciones en la sala infantil y en las salas del Museo de Oro Quimbaya de Armenia.

Las siete estaciones del taller

Niños y niñas exploraron siete estaciones con varias actividades a partir de la colección del Museo, libros y juegos del baúl de herramientas de “La paz se toma la palabra”.

“En las estaciones los niños escucharon atentos las historias, opinaron,  dibujaron, escribieron, construyeron juntos pequeñas historias, se acercaron al agua, a la tierra, a las semillas, se miraron entre sí, y se reconocieron como agentes transformadores”, cuenta Ana María.

Foto por: Ana María Guevara. Centro Cultural Parque Museo de Oro Quimbaya del Banco de la República en Armenia

En el museo, los participantes conocieron la relación de los indígenas Quimbayas con la naturaleza, mientras que en la sala infantil y los corredores, construyeron un mural de mensajes de paz con la naturaleza; crearon un tendedero de la paz; escribieron historias con la herramienta Contando historias de la bolsa de juegos; exploraron libros relacionadas con el cuidado del agua como El Hombre de agua y Para el Señor Genaro, con nuestros mejores deseos, éste último, de la Maleta Viajera; sembraron semillas y conocieron la sana alimentación.

“Esta actividad fue una animación pedagógica en la que los niños conocieron la relación que los indígenas tenían con la naturaleza en cuanto al sembrado en las terrazas, cómo aprovechaban el agua, cómo solicitaban el permiso a la tierra para extraer los vegetales, cómo agradecían a la madre tierra todos los alimentos y sobre el uso necesario de los recursos”, relata Ana María.

Foto por: Ana María Guevara. “Hagamos las paces con la naturaleza” en el Centro Cultural Parque Museo de Oro Quimbaya del Banco de la República en Armenia

Otras temáticas que se abordaron en el taller fueron el bien común, la justicia y la reconciliación desde una mirada sencilla y cotidiana. “Con los niños trabajamos el bien común a partir de las dinámicas de la casa: ¿Qué es común en la casa? ¿qué es de quién? y ¿cómo lo cuidamos? y nos apoyamos en libro Las reglas de verano, de Shaun Tan, que nos da una luz sobre lo que debemos y no debemos hacer en comunidad”, cuenta Ana María. Este libro también hace parte de la colección de la Maleta Viajera de “La paz se toma la palabra”.

Foto por: Ana María Guevara. Libros de la Maleta Viajera de "La paz se toma la palabra"

“Que los niños estén inmersos en una dinámica en pro de hacer las paces con la naturaleza significa ayudarlos a comprender que somos parte de ella, y que la necesitamos para sobrevivir”, agrega Ana María. Porque como escribe uno de los niños participantes del taller sobre el agua y su uso sagrado. “El agua corre por las montañas como el amor en el corazón”.

 

 

 

Comentarios