Alfredo González: un explorador de la paz a través de las palabras

Alfredo González: un explorador de la paz a través de las palabras

Marzo 01, 2018

Alfredo González

Si de algo estamos seguros en el proyecto de La Paz se toma la palabra es que nuestra Red de Mediadores culturales en todo el país está llena de historias que nos motivan e inspiran a seguir creyendo en el poder que tienen las palabras para construir paz.

Una de esas historias es la de Alfredo González, mediador del proyecto y gestor cultural en Barranquilla, quien ha llevado a comunidades vulnerables en su ciudad y municipios cercanos, herramientas que evocan la imaginación, la creación y la conversación, en especial de temas relacionados con la paz, los derechos humanos y la reconciliación, entre otros.

Alfredo es licenciado en educación con especialidad en lenguas modernas de la Universidad del Atlántico y cursa la Maestría en educación de la Universidad Autónoma del Caribe. Como muchos apasionados por la educación, inició siendo maestro en algunas instituciones pero su instinto lo llevó a espacios diferentes como las calles y los parques, en los que sentía que, a partir de la cercanía con la comunidad, podía explorar relaciones más espontáneas.

Hace 8 años Alfredo fundó La Sombra del Matarratón, una fundación que desarrolla actividades relacionadas con construcción de paz y derechos humanos a través de la promoción de lectura en comunidades con presencia de violencia urbana. “Usamos los libros como puente para llegar a los niños y jóvenes. Para nosotros la cultura es una herramienta de la que echamos mano para construir paz”, afirma Alfredo.

En La Sombra del Matarratón los libros son un punto de encuentro. Sus actividades, basadas en la espontaneidad, permiten que los jóvenes encuentren en los cuentos una identificación con su entorno social, exploren realidades diferentes y reescriban sus historias. “Con la fundación desarrollamos El Jardín de las palabras, una actividad con la que llegamos a varias comunidades de la ciudad. Cada sesión tiene su “apellido”, por ejemplo: “El jardín de las palabras hablemos de paz”, o “el jardín de las palabras las diferencias nos unen”. Nos interesa conocer las necesidades de las comunidades que visitamos y encontrar puntos de encuentro entre sus realidades y las que presentan los libros que llevamos”, cuenta Alfredo.

Barlovento, El ferry y La chinita son algunos de los lugares a los que ha llegado Alfredo junto al equipo de La Sombra del Matarratón y otras organizaciones sociales de la ciudad.

Ser mediador

Alfredo González, mediador.

Como fiel usuario de la actividad cultural del Banco de la República en Barranquilla, Alfredo se enteró pronto de la Red de Mediadores Culturales La Paz se toma la palabra. ”Decidí ser parte de las Red de mediadores porque muchas de sus actividades y herramientas tienen intenciones similares a las de la Fundación: crear conversaciones y reflexiones sobre la paz alrededor de las palabras”.

En las actividades como mediador, Alfredo utiliza herramientas como Contando historias y Frente al Otro, que le permiten crear conversaciones sobre realidades e imaginarios, historias y hasta proyectos de vida. Estos encuentros, en los que participan niños entre 6 y 12 años, se han convertido en verdaderos laboratorios de paz, espacios donde a partir de las herramientas culturales se fomentan los ambientes de paz, convivencia y reconciliación.

“Ser un mediador me ha permitido aprender más de las necesidades de las comunidades en mi ciudad, en especial las que están en condiciones de vulnerabilidad. Me hace feliz poder aportar un poco más a la construcción de paz desde lo que hago como gestor y mediador cultural”.

Comentarios