La paz se cuenta y se canta: una conversación con Francisco Zumaqué

La paz se cuenta y se canta: una conversación con Francisco Zumaqué

Diciembre 26, 2018

Fotografía: Bibiana Rojas

En 2018 el Banco de la República realizó el lanzamiento de tres nuevas producciones discográficas dedicadas a compositores colombianos, entre ellos Francisco Zumaqué, autor del célebre estribillo “sí, sí Colombia, sí, sí Caribe”. Zumaqué es el invitado al episodio #10 del podcast La paz se cuenta, en el que habla de su música, especialmente la que ha dedicado a la paz y a la naturaleza.

El maestro Zumaqué es lo que puede considerarse un intelectual público: un músico que además de componer, ha salido al mundo y se ha conectado de manera muy especial con su público y sus territorios. Su trabajo refleja su sensibilidad frente a las circunstancias vitales del país, el dolor de sus coterráneos, los problemas de la región y las tragedias que han atravesado la historia de Colombia. Desde hace más de cuarenta años, ha sido un personaje principal en el mundo de la música académica colombiana y su obra ha trascendido hacia la música popular.

“Nutrido por experiencias de la música popular, moldeado en la academia de vanguardia y con sonidos eclécticos y divergentes.”

Francisco Zumaqué nació en Cereté (Córdoba) y desde ese momento su vida estuvo marcada por la música: “supongo que levanté la cabeza, vi esa rumba tan sabrosa y dije esto es lo mío, aquí voy a permanecer, seré músico”. Luego de graduarse como mejor alumno del Conservatorio de Música de la Universidad Nacional, fue becado para estudiar en París en donde fue alumno de Nadia Boulanger, considerada “la mejor maestra de música de todos los tiempos”.

“Toda su enseñanza la concentraban en la fidelidad a uno mismo, en buscar ahí la expresión más profunda. Ella hablaba de autenticidad.”

Con eso en la cabeza, Zumaqué se convenció de la idea de que conocerse a uno mismo le permitiría conocer al otro, conocer su entorno y otras culturas más lejanas a su Costa Caribe natal: la música llanera, los sonidos del pacífico…

Preocupado por el país y la trágica historia de Colombia, el compositor cordobés ha escrito para la paz. En el Gobierno de Belisario Betancur, por ejemplo, trabajó por la cultura y la música como herramientas para la construcción de un nuevo país. En ese contexto escribió el “Oratorio para la paz” y “La ópera Simón”, obras que han tenido el objetivo concreto de reflexionar sobre lo que sucede en el país.

“Debemos tomar la responsabilidad de saber quiénes somos y la razón por la que estamos parados en el planeta tierra. Quién soy yo y cómo puedo contribuir como ciudadano y como artista. Somos espejos de una época.” 

Hacer las paces con la naturaleza

En este podcast, Zumaqué nos habla de cómo se ha puesto en la tarea de retratar las búsquedas de cada hombre, sus exploraciones interiores y sus formas de conocer al otro, a las tradiciones y a los conocimientos culturales que lo rodean.

“Elegía de la anaconda”, una de las obras incluidas en el disco monográfico que editó el Banco, utiliza la anaconda como símbolo del Río Amazonas. “Esta obra la escribí por la impresión que me causa el desplazamiento de los indígenas y el maltrato de la naturaleza para apropiarse de las riquezas del Amazonas.”

Su interés por la cultura indígena: sus cantos, su forma de pensar y de vivir, lo inspiró para escribir obras en esa dirección, que hablen de vivir en armonía, de balance y de respeto con la naturaleza.

“Sé que la fe, la determinación, la curiosidad y el deseo de comunicar te mantienen vivo.”

Como lo dice Ángela Pérez, subgerente cultural del Banco de la República, al finalizar esta conversación: “Muchas gracias a Francisco Zumaqué por su música, que nos permite ser más auténticos y, por lo tanto, más universales. Compartimos este capítulo, lo invitamos a escucharlo, a compartirlo y a utilizarlo en sus espacios de mediación. 

Comentarios