Blog de carovidal

Experiencias audiovisuales que le apuestan a la paz y a la memoria

El pasado 9 de mayo, en el marco del ciclo de conferencias del proyecto La paz se toma la palabra, se realizó el panel “Luces, cámaras y acciones por la paz, un enfoque a los proyectos audiovisuales comunitarios”, un encuentro de varias experiencias audiovisuales y comunitarias del país. Compartimos la conferencia completa.

Las expresiones audiovisuales en Colombia apuntan a ser tan diversas como su propia diversidad geográfica y humana. Es por eso que las comunidades, a lo largo de muchos años, han encontrado en el audiovisual la posibilidad de construir sus propios relatos. Las herramientas de producción y las nuevas formas de circulación de los contenidos han hecho que estas formas de expresión lleguen a las regiones y periferias ciudadanas.

Desde el Caquetá, la Sierra Nevada de Santa Marta y la periferia bogotana llegaron tres colectivos de producción audiovisual a contarnos sobre sus  proyectos alternativos que han contribuido a la construcción social, cultural y política de la comunidad. Se trató de Alirio González, fundador y director de la Escuela Audiovisual Infantil de Belén de los Andaquíes (Caquetá), Amado Villafaña, comunicador del pueblo Arhuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta y Daniel Bejarano, fundador y director del Festival Ojo al sancocho de Ciudad Bolívar en Bogotá.

La moderación estuvo a cargo de Diego García, director y productor de cine y video, quien inició el panel resaltando el papel de estos colectivos que utilizan “la cámara como un elemento de escritura por la paz” y los invitó a contar las historias sobre los contextos de cada territorio en los que surgen estas propuestas audiovisuales y comunitarias.

Amado Villafaña, Colectivo Zhigoneshi (Sierra Nevada de Santa Marta)

 “Cuando fui declarado objetivo militar, un mamo me dijo: “nosotros no podemos responder con violencia porque en nuestros principios no está contemplada la violencia, lo único que podemos hacer es llevar el mensaje sobre lo que es la Sierra, nuestro pensamiento y territorio, ahí salió la idea de hacer una película (…) Luego me doy cuenta que la representación del indígena errónea y hasta burlesca, así que nos pusimos en la tarea de contar nuestra propia historia”.

 Alirio González, Escuela Audiovisual Infantil (Belén de los Andaquíes, Caquetá)

“Para mí el cómo nos contamos, el cómo nos miramos y el cómo hacemos se basa en un tema político, más alejado de lo que nos han contado y definido como “estética”. Así La Escuela Audiovisual Infantil es un laboratorio permanente de experimentación audiovisual”.

Daniel Bejarano, Ojo al sancocho

“Una de las razones por las que empezamos a hacer cine comunitario en Ciudad Bolívar fue para que la gente del común pudiera contar sus propias historias, actuar, dirigir, ver y mostrarle a la sociedad el poder de la comunicación para transformar paradigmas e imaginarios”.

Diego Bejarano también compartió un proyecto documental que realiza Ojo al sancocho, en conjunto con un grupo de niños jóvenes que también le apuestan lo audiovisual pero una periferia de Paris (Francia).

 Compartimos la conferencia completa“Luces, cámaras y acciones por la paz, un enfoque a los proyectos audiovisuales comunitarios”.

 

 

Image: 

Categoria: 

Fecha: 

Lunes, Junio 18, 2018

Ciudad: 

Bogotá

¡Somos guardianes del Atrato!

Guardianes del río Atrato

Iniciamos el ciclo de conferencias del proyecto La paz se toma la palabra en 2018 con la conferencia El Atrato: un río con derechos, que convocó a guardianes del Río Atrato para conversar sobre la sentencia de la Corte Constitucional que le dio derechos a uno de los ríos más caudalosos del país. Los guardianes hablaron sobre su relación con el río y sobre su labor en el cumplimiento de la sentencia. 

El Atrato: un río con derechos

La sentencia

En 2015 el Centro de Estudios para la Justicia Social Tierra digna, en representación de varios consejos comunitarios del Chocó, instauró una tutela contra la Presidencia de la República, siete ministerios, la Agencia Nacional de Minería y otras entidades del Gobierno para salvar el Atrato, que ha sido envenenado sistemáticamente a lo largo de muchos años. La tutela buscaba ponerle freno a la explotación que ocasionó esta crisis ambiental. 

El caso fue seleccionado por la Corte Constitucional donde el magistrado Jorge Iván Palacio decidió ponerle lupa a este tema.  Finalmente, en 2017, la Corte publicó una sentencia revolucionaria que ordenó proteger el Atrato como una entidad autónoma sujeta de derechos.

“La tierra no le pertenece al hombre sino, por el contrario, es el hombre quien pertenece a la tierra”.

Con la sentencia se crearon también las figuras de guardianes del río. La Comisión de Guardianes está conformada por representantes de la institucionalidad y un grupo de 14 representantes de las comunidades que buscan salvar el río, hacer pedagogía se la sentencia y asegurar el cumplimiento del fallo.

Sentencia T-622 de 2016

Los guardianes en la BLAA

Ingris Asprilla, Alexander Rodríguez Mena y Nixon Chamorro, que hacen parte del grupo de guardianes del Atrato, llegaron desde sus comunidades ribereñas del Río Atrato hasta Bogotá para contar y conversar sobre esta sentencia y su papel como defensores del río y la sentencia. Ximena González, del Centro de Estudios para la Justicia Social Tierra Digna, y quien acompañó a las comunidades durante este proceso, se ocupó de la moderación de este conversatorio.

“Me llaman Atrato, me levanto en el frío de altas montañas, recorro una selva húmeda y cálida hasta descansar en un gran golfo donde mis aguas dulces se mezclan con la sal del mar… “, Así inició Ximena González de Tierra digna una reflexión sobre el proceso histórico que realizaron estas comunidades por defender su territorio. “Las chocoanas y chocoanos nos han dado un gran ejemplo por la lucha que han hecho desde su territorio”.

“Prácticas tradicionales como ir a pescar al río se han transformado. La tala indiscriminada, la minería y la contaminación han hecho que nuestra relación con el Río Atrato haya cambiado”: Ingris Asprilla, comunidad de Tagachí.

 Ingris Asprilla

“Nuestros principios están ligados a los derechos bioculturales. Este fue uno de los fundamentos para que la Corte Constitucional tomara esta decisión. Esperamos que con esta sentencia vuelvan a la vida las comunidades aledañas al Río Atrato, que vuelvan los que se fueron y que cambie la historia de nuestro departamento”: Alexander Rodríguez Mena, guardián del Atrato.

 Alexander Rodríguez Mena

“Siempre hemos sido Guardianes de nuestro territorio, esto no es nuevo para los pueblos indígenas. Hemos luchado siempre para que el Chocó siga rico en biodiversidad”: Nixon Chamorro, del prueblo indígena Embera Dodiba y representante de la Mesa Departamental Indígena.

 Nixon Chamorro

“Todas y todas somos guardianes del Atrato”, este fue el mensaje final de la conversación en la que los guardianes invitaron a apropiarnos la sentencia y ser testigos de su cumplimiento. Aquí la campaña que promueve Tierra Digna.

Vea aquí la conferencia completa:

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Jueves, Mayo 31, 2018

Ciudad: 

Bogotá

8 libros recomendados de la maleta viajera de paz para adultos

Como parte del proyecto La paz se toma la palabra creamos un baúl de herramientas físicas y digitales, para pensar y hablar sobre paz, a disposición de los mediadores culturales en todo el país. Estas herramientas buscan invitar a la conversación en bibliotecas, centros culturales, escuelas, barrios y hogares.

La maleta viajera

La maleta viajera es una selección de materiales de lectura que busca extender el servicio bibliotecario a comunidades con difícil acceso a las bibliotecas. Con estas maletas se busca promover la lectura en aquellos lugares cuya población tiene alguna dificultad de acceso al libro y a las actividades de promoción de lectura que hace parte de este servicio. 

Además de las maletas viajeras de la Red de Bibliotecas del Banco de la República, las maletas didácticas del taller del ahorro y el Museo del Oro, entre otras, se creó  La maleta viajera de la paz que hace parte del baúl de herramientas del proyecto La paz se toma la palabra. La idea con esta herramienta es fomentar la promoción de lectura en diferentes tipos de públicos (infantil, juvenil y adulto) alrededor del tema que nos une: la paz

El proyecto La paz se toma la palabra formuló diez palabras que se relacionan con la paz y enriquecen su concepto. Cada maleta está asociada a cuatro de estas palabras desde las cuales pueden propiciar conversaciones con los diferentes públicos: bien común, democracia, derechos, disenso, diversidad, justicia, memoria, paz, reconciliación y reparación.

#Recomendamos

Diedre Becerra, mediadora cultural del proyecto en Bogotá, hizo una lista con 8 libros recomendados de la Maleta viajera para la paz – adultos. La compartimos: 

1. Cómo construir sociedades,  Oscar  Guardiola: "La tesis de este libro inspirador es simple: debemos aprender de figuras ejemplares como John F. Kennedy, Martin Luther King y Salvador Allende, quienes con firmeza se rehusaron a ceder ante la tentación de la violencia desatada. Pero también de quienes, como los caribeños Frantz Fanon y Gabriel García Márquez o Julio Cortázar, nos enseñan que allí donde persiste la injusticia la lucha por realizar la justicia continúa."

2. La noche de Tlatelolco, Elena Poniatowska: “No bastaba una sola voz, por dolida y sincera que fuese, para dar el sonido, la significación, la dimensión misma de los trágicos días vividos por muchos mexicanos en octubre de 1968. Elena Poniatowska se dedicó, pues, a oír las múltiples voces de los protagonistas -indiferentes, solidarias, quejumbrosas o airadas- y compuso este enorme testimonio colectivo, que, a la manera de un coro plural, da la relación de los hechos. Desde cualquier punto de vista o posición que adopte ante lo sucedido en esos días, el lector sentirá que esta obra de algún modo le concierne y lo reclama. Estudiantes, obreros, padres y madres de familia, profesores, empleados, soldados y hombres de Estado, en fin, diversos componentes de la sociedad mexicana, aportan su modo de ver, sentir y considerar los acontecimientos. No se trata de emitir un juicio general, sino de recoger la experiencia misma y su reflejo en la memoria de muchos”.

3. Los ojos del hermano eterno, Stefan Zweig: "Está escrito como una leyenda oriental situada mucho antes de los tiempos de Buda. Narra la historia de Virata, hombre justo y virtuoso, el juez más célebre del reino, que después de vivir voluntariamente en sus propias carnes la condena a las tinieblas destinada a los asesinos más sanguinarios, descubre el valor absoluto de la vida y reconoce en los ojos del hermano eterno la imposibilidad intrínseca de todo acto judicativo. Virata llega a ser, después de su renuncia, un hombre anónimo a quien le espera, una vez muerto, un olvido todavía más perenne, el de la historia que sigue su curso prescindiendo del hombre más justo de todos los tiempos."

4.  Procesos de integración como factor de paz, Universidad Externado: “con ocasión del IX Seminario Anual Internacional de la Cátedra Jean Monnet de la Universidad Externado de Colombia, expertos en procesos de integración presentan sus reflexiones en torno a  procesos de integración como factor de paz”. 

5. ¡Descansen armas! Ensayo sobre la guerra y la paz de un ex guerrillero de las FARC: “ensayo que busca transformarse en un alegato contra la guerra, escrito por un ex intregrante del movimiento guerrillero de las FARC, vinculado al movimiento guerrillero desde 1984. Fue capturado por el ejército colombiano y pasódiez años en prisión, luego de ser liberado se dedicó a trabajar por la paz y la reconciliación en Colombia”.

6. La infancia recuperada, Fernando Savater: “es un conjuro literario para evocar la huella gozosa dejada en la memoria del escritor por los relatos que animaron su adolescencia y primera juventud. Un proyecto que Fernando Savater continuaría desarrollando más adelante en Criaturas del aire. Porque las hermosas historias inventadas por Robert L. Stevenson, Julio Verne, Zane Grey, Jack London, H.G. Wells, Karl May y Conan Doyle, las heroicas hazañas de Sandokan o las divertidas aventuras de Guillermo forman parte de un universo mítico situado por encima de las modas y de las edades”.

7. Desterrados, Alfredo Molano: “cuando mataron a Jaime Garzón admití que no podía regresar pronto, conseguí una mesa de trabajo grande, alé la pluma, y comencé a escribir este libro. Al terminarlo comprendí -agachando la cabeza en señal de profundo respeto- que el drama de mi exilio, a pesar de sus dolores, es un pálido reflejo de la auténtica tragedia que viven a diario millones de colombianos desterrados, exiliados en su propio país. Creo, con ellos, que sólo un acuerdo político profundo permitirá echar las bases de una verdadera democracia; la guerra no tendía resultado distinto a la dictadura de los vencedores". 

8. Reencuentro, Fred Uhlman: “Estamos en la Alemania de 1933, y, tras el ascenso de Hitler al poder, Konradin entra a formar parte de la fuerzas armadas nazis mientras Hans parte hacia el exilio. Tan sólo muchos años después, instalados ya en Estados Unidos, donde intenta olvidar el siniestro episodio que los separó amargamente, y en principio para siempre, «reencuentra» Hans, en cierto modo, al amigo perdido”.

Para acceder al préstamo de las maletas viajeras de la Paz es necesario hacer parte de la Red de Mediadores Culturales. Si eres mediador y estás interesado en acceder a esta maleta ponte en contacto con el referente del Centro Cultural del Banco de la República más cercano.  

VIDEO: Maletas viajeras

Image: 

Categoria: 

Fecha: 

Martes, Mayo 29, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Un glosario de paz a través de Twitter

Señas para la paz

Muchas veces hemos escuchado palabras como desarraigo, memoria, mediación, posconflicto y cultura de paz, entre otras, durante los últimos años. Pero ¿qué tanto podríamos definirlas? Señas para la paz reúne 57 palabras para conversar sobre paz, así que aprovechamos esta herramienta para lanzar un curso en Twitter dedicado a compartir cada una de las palabras que contiene este glosario.

VIDEO: lanzamiento Señas para la paz

La idea de crear Señas para la paz nació durante 2016 durante un programa dirigido a personas sordas en la Biblioteca Luis Ángel Arango. Durante los encuentros, en los que se conversaba sobre violencia, conflicto armado y acuerdo de paz, se evidenció la necesidad de construir un glosario de conceptos para dialogar sobre paz en lengua de señas colombiana, una herramienta que, además de brindar a la comunidad sorda la posibilidad de generar un diálogo colectivo sobre la paz, también brinda a todos la oportunidad de comprender, a través de estas 57 palabras, el contexto de Colombia alrededor de la paz.

VIDEO: Colombia's deaf devise new way to discuss peace deal.  Al Jazeera

Señas para la paz es, además, una publicación multimedia. 57 videos en lengua de señas colombiana, divididos en cuatro capítulos: “El conflicto”, “Lo que deja el conflicto”, “El proceso de negociación” y “Lo que sigue”.

Si usted hace parte de la comunidad sorda, si conoce a alguien que lo sea, si está interesado en encontrar un significado a alguna(s) de estas 57 palabras, si usted quiere construir diálogos y reflexiones alrededor de la paz o si usted es un curioso por la lengua de señas y el contexto colombiano, lo invitamos a explorar esta herramienta.

Cómo dibujar Señas de paz

En marzo, con el ánimo de compartir Señas de paz, decidimos realizar el curso de #SeñasParaLaPaz  a través de la cuenta en Twitter Banrepcultural. Si se lo perdieron aquí compartimos un recuento de lo que fue:

 

Image: 

Categoria: 

Fecha: 

Lunes, Mayo 28, 2018

Ciudad: 

Bogotá

El aula se hizo montaña

Taller Hagamos las paces con la naturaleza

Estudiantes de ingeniería ambiental del Tecnológico de Antioquia se reunieron el pasado 7 y 8 de mayo en la vereda La Palma, corregimiento San Cristóbal en Medellín, para realizar el taller Hagamos las paces con la naturaleza liderado por la Juan Fernando Sánchez y Jairo Nicolás Álvarez Corporación Cacique Candela y Juan David Rodríguez, docente del Tecnológico de Antioquia. La actividad reunió a 50 jóvenes  para conversar sobre cómo hacer las paces con nuestro entorno.

El aula se hizo montaña y la cotidianidad de la universidad se trasladó a la ruralidad de un corregimiento de Medellín donde 50 jóvenes provenientes de Córdoba, Tumaco (Nariño) y Manrique (Antioquia) y estudiantes Tecnológico de Antioquia decidieron tener un encuentro con la vida y crear conversaciones alrededor de lo que pasaba en su entorno. “No sabían ni de lo que antecedía, ni de lo que seguía, de modo que guardaron silencio. Se dejaron llevar a lo lejos en medio de las montañas, haciéndose protagonistas del fluir del agua, al compás de un carnaval de hojas desprendidas de las copas de los árboles, pájaros, mariposas, libélulas, yarumos, sietecueros, dragos, caciques candela y colibríes”, cuenta Juan Fernando Sánchez, mediador cultural del proyecto La paz se toma la palabra en la capital antioqueña. 

La actividad inició con la lectura de un fragmento del libro La poética del espacio de Gastón Bachelard, con el que se resaltó la importancia de la casa entendida como el todo. “Luego de este primer ejercicio, realizamos un “café mundial”, una metodología para crear diálogos colaborativos. Entonces, cada mesa tenía como brújula un libro, al que se invitó a explorar, elegir un párrafo y/o una frase, para luego construir una pregunta que daría como resultado el diálogo en cada mesa. Los libros con los que trabajamos no pretendían mantener una estructura temática, sino generar un espacio de diálogo dinámico y espontáneo”, agrega Juan Fernando.

Taller Hagamos las paces con la naturaleza Taller Hagamos las paces con la naturaleza

Los niños piensan la paz,  del proyecto La Paz se toma la palabra, Agua: Un patrimonio que corre de mano en mano, y Pedagogía de la tierra de Moacir Gadotti, fueron los libros utilizados en este ejercicio. Entre los párrafos o frases escogidas entre los estudiantes, encontramos las siguientes reflexiones y preguntas:  

“Morir: fue un día que mi hermana mayor estaba embarazada y de repente un día tenia control con el médico, y de repente cuando salió de revisarla mi hermana se sentó y sintió un dolor muy grande. Así fue que el niño murió, se lo infartaron, después otras semanas mi hermana le dijo a mi mamá que no sentía el bebé, así que fue otra vez al médico y le dijeron que el niño tenía 3 días de muerto, así fue el dolor que sentí", el libro Los niños piensan la paz.

Este libro dejó como pregunta, ¿podemos llegar a perdonar como perdonan los niños?, ¿por qué amar para los niños es la paz?, ¿si pensáramos como niños llegaríamos a la paz? 

"Al ver los pensamientos de los niños, tan sueltos de prejuicios, los estudiantes se sintieron motivados en hacerse más preguntas, entre ellas muchas que aplicaban a sentimientos muy profundos como el porqué de tanta indiferencia", cuenta Juan Fernando. 

Del libro Agua: un patrimonio que corre de mano en mano la frase “uno no es rio para no devolverse”, salieron preguntas como: ¿cuántos litros de agua crees que se son utilizados para producir una hoja de papel tamaño carta? ¿por qué la indiferencia del hombre no lo deja ver sus necesidades? ¿Cuántos mundos necesita tu vida? "Las preguntas dejaron ver que somos eso que pensamos, que nos duele, que nos encuentra en el otro, en sus afectos, en sus alegrías".

“En el marco de Hagamos  las paces con la naturaleza tenemos la idea es construir con niños materos con-sentidos para la paz,  con pinturas y textos de niños y jóvenes”.

Juan Fernando Sánchez es sociólogo y hace parte de Corporación Cacique Candela, al igual que otros profesionales quienes decidieron caminar el corregimiento para conocer sus problemáticas y paisajes. “Decidí ser parte de la Red de Mediadores culturales por la simpatía que tengo con los temas culturales y ambientales. Actualmente, en la sede de la corporación, realizamos talleres y encuentros con los ciudadanos alrededor de acciones ambientales y culturales”.

Taller Hagamos las paces con la naturaleza

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Taller Hagamos las paces con la naturaleza. Juan Fernando Sánchez
Taller Hagamos las paces con la naturaleza. Juan Fernando Sánchez
Taller Hagamos las paces con la naturaleza. Juan Fernando Sánchez

Fecha: 

Viernes, Mayo 25, 2018

Ciudad: 

Medellín

La palabra conquistó El Valle del Sol en Girardot

Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot

Nayive Palacio, auxiliar de asuntos culturales en el Centro Cultural del Banco de la República en Girardot, junto a un grupo de mediadores culturales, unieron esfuerzos para llevar las herramientas del La paz se toma la palabra a la comunidad Valle del Sol. En esta nota nos cuenta detalles de esta experiencia.

El trabajo en El Valle del Sol comenzó en noviembre de 2017 y como en la mayoría de los procesos de posconflicto, los líderes de la comunidad cobraron una relevancia inesperada.  En este caso fue Jorge Oliveros, líder de la comunidad Valle del Sol, ubicada al nororiente de Girardot, en la que viven sobrevivientes del conflicto armado en Colombia. 

Jorge, hoy mediador de lectura y escritura, fue la persona que facilitó nuestro acercamiento a los habitantes, quienes en un principio podían ver en nosotros unos intrusos que llegaban a arrebatarles su tranquilidad. Para nosotros trabajar con ellos se convirtió en un reto, pues la idea de generar en la comunidad cambios sociales era utópico, pero en este caso específico, uniendo fuerzas y mirando hacia un objetivo preciso lo utópico terminó materializándose.

Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot

25 niños y niñas y una cantidad importante de adultos se involucraron de forma espontánea y confiada a contribuir en la construcción de un Laboratorio de paz.  Aquí cobró importancia el Baúl de Herramientas del proyecto La paz se toma la palabra, el cual llega con actividades y materiales lúdicos que pretenden acercarnos al tema de la paz desde una perspectiva cotidiana, crítica y creativa y que son de libre acceso a todo tipo de público.  Este recurso invaluable dio como resultado las primeras semillas, cuyo objetivo principal es la implementación de una cultura de paz en nuestra región y país. 

En total 8 personas se interesaron en el proyecto de La paz se toma Valle del sol y están inscritos en la Red de mediadores del proyecto, sumado a algunos estudiantes del Colegio de La Presentación y el Semillero de investigación Sabia, ambos en la ciudad de Girardot.

Todos en franca construcción de una cultura de paz, que les permitiera a las víctimas una visión diferente y positiva de su realidad como parte fundamental de un país llamado Colombia.

Así funciona el baúl de herramientas

Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot

Como preámbulo de la actividad quisimos conocer la opinión de las niñas y los niños, víctimas del conflicto armado, partiendo de varios juegos que contiene el Baúl de Herramientas. Escogimos diferentes alternativas lúdicas y, a través de ellas, logramos conocer sus gustos y predilecciones.

Algo verdaderamente creativo y que generó afecto, fue la creación del Buzoncito de la paz, que consistió en el relato de historias contadas por los vecinos como resultado del concepto que tenían de la guerra y de la paz. Los relatos fueron entregados a los Carteritos de la paz, como se llamó a cada uno de los niños y niñas involucrados.

Lo anterior permitió comprobar cómo a través de la escritura se pueden generar procesos de reconciliación al tener la oportunidad de expresar las experiencias y sentimientos vividos en la guerra. 

Así, el Centro Cultural del Banco de la República en Girardot se une a la creación de una cultura de paz logrando que un sector de la juventud se preocupe por la realidad de los sobrevivientes del conflicto armado, uniendo sus fuerzas para ofrecerles un espacio especial en el que puedan hablar de paz. Seguimos trabajando con los estudiantes del Colegio La Presentación, el semillero Sabia y los 8 mediadores de la red, con quienes seguiremos realizando experimentos en la construcción del laboratorio de paz, que busca implementar una cultura de paz en nuestra región. 

Texto y fotografías: Nayive Palacio, auxiliar de asuntos culturales en Girardot

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot
Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot
Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot

Fecha: 

Jueves, Mayo 17, 2018

Ciudad: 

Girardot

Luces, cámaras y acciones por la paz

 

En el marco del proyecto nacional La paz se toma la palabra, el próximo miércoles 9 de mayo se realizará una panel con experiencias de cuatro colectivos de producción audiovisual comunitaria del  país, en su mayoría conformados por jóvenes y niños.

Luces, cámaras y acciones por la paz, un enfoque a los proyectos audiovisuales comunitarios

Las expresiones audiovisuales en Colombia apuntan a ser tan diversas como su propia diversidad geográfica y humana. Es por eso que las comunidades, a lo largo de muchos años, han encontrado en el audiovisual la posibilidad de construir sus propios relatos. Las herramientas de producción y las nuevas formas de circulación de los contenidos han hecho que estas formas de expresión lleguen a las regiones y periferias ciudadanas.

Las cámaras, los celulares, los computadores, el internet y las redes han llegado a los más “alejados” territorios en épocas de conflicto y han sido utilizados desde hace más de una década como herramientas eficaces, ya sea para la denuncia, para  el mantenimiento  de la memoria colectiva y la sabiduría ancestral, para hacer visibles  la prácticas  particulares de la cotidianidad, o como herramienta de creación y vehículo de sus propias fantasías.

En este panel del próximo miércoles 9 de mayo en la Biblioteca Luis Ángel Arango escucharemos las experiencias de cuatro colectivos de producción audiovisual del país que continuamente experimentan con formas alternativas de distribución y exhibición.

Daniela Candesano, directora del Festival Nacional de Cine y Video Comunitario del Distrito de Aguablanca; Alirio González, fundador y director de la Escuela Audiovisual Infantil de Belén de los Andaquiés; Amado Villafaña, comunicador del pueblo Arhuaco de la Sierra Nevada de Santa Marta y Daniel Bejarano, fundador y director del Festival Ojo al Sancocho de Ciudad Bolívar en Bogotá, serán los invitados a esta conversación. El panel será moderado por Diego García, director y productor de cine y video.

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Martes, Mayo 8, 2018

Ciudad: 

Bogotá

El viaje de Frente al Otro por el país

Frente Al otro Montería

Desde febrero de 2018 la exposición Frente al otro: dibujos en el posconflicto viaja por algunos de los Centros Culturales del Banco de la República. La muestra, que expone el resultado del proyecto que unió a artistas y personas en reintegración alrededor del dibujo, ha sido centro de conversaciones y actividades en diferentes ciudades del país.

Sobre Frente al otro

En 2013, 12 artistas gráficos se sentaron frente a 130 personas en proceso de reintegración en más de 12 ciudades del país como Montería Cúcuta, Valledupar y Florencia, entre otras, para explorar a través del dibujo un encuentro con los testimonios de la otra Colombia. El resultado de estos encuentros está plasmado en la exposición Frente al otro: dibujos en el posconflicto, una muestra que recoge las obras que crearon los artistas convocados al finalizar los talleres.  La exposición Frente al otro: dibujos en el posconflicto estará hasta el 23 de julio en Sincelejo, Manizales, Villavicencio, Montería, Pasto y Popayán.

Alrededor de Frente al otro, algunas ciudades han realizado actividades en las se utiliza “el dibujo como una herramienta para acercarse al otro” y como punto de encuentro para conversar sobre una sociedad más alla del conflicto armado.

Frente al otro Pasto

Actividad de la exposición Frente al Otro en el Centro Cultural de Pasto

“En Sincelejo se han realizado visitas guiadas a la exposición en las que, a partir de una explicación creativa donde se comparten puntos de vistas con los visitantes,  hemos podido establecer “…la importancia de comprender el valor que tiene este proceso (de paz) para las personas que lo vivieron directamente”, como lo manifestó una de nuestras visitantes”, asegura Kelly del Castillo, auxiliar de asuntos culturales en el Centro Cultural de Sincelejo. “Estos recorridos fueron sin duda una oportunidad para que los visitantes plasmaran en las mesas de dibujo su realidad y pudieran expresar libremente sus sentimientos sobre los conflictos que sufrieron en las diferentes regiones del país”, cuenta Del Castillo.

 “Es una exposición sanadora. A través de ella puedes sacar el dolor, traumas y frustraciones causados por la violencia en nuestro país, ya que las personas que vivimos la violencia nos sumergimos en un silencio doloroso, difícil de expresar con palabras, figuras y saber llegar al corazón de las personas dolientes es todo un proceso”, Lina Chávez

Así mismo, en Montería la exposición ha sido el centro de diferentes actividades. "Entender y ponerse en los zapatos del otro es la invitación que hace la exposición Frente al Otro: dibujos en el posconflicto, en la que los asistentes no solo aprenden sobre diferentes formas de ver y hacer arte,  también aprenden sobre la importancia de construir paz a partir del arte, la historia y las palabras": Diana Carmona, jefe del área cultural en Montería.

"Como parte de las actividades que se realizan en las visitas guiadas de la exposición Frente al Otro, en Montería hemos utilizado las herramientas en la bolsa de juegos del proyecto La paz se toma la palabra. Una de las herramientas utilizadas es Los niños piensa la paz, un proyecto de lectura y escritura que a través de juegos de palabras y ejercicios de producción de textos, los niños plasman los deseos que tienen sobre la paz. Es así como  quisimos que todos los asistentes nos contaran su definición de paz, perdón y amor. Nos ha sorprendido el gran interés de los asistentes en plasmar sus mensajes", cuenta Diana.

Frente al otro Montería

Exposición Frente Al otro en el Centro Cultural en Montería

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Jueves, Abril 26, 2018

Ciudad: 

Sincelejo

El Río Atrato en nuestra Biblioteca Virtual

En las últimas semanas recibimos la noticia de que la Corte Suprema de Justicia declaró al Amazonas, al igual que al Río Atrato, como sujeto de derechos, una decisión que busca proteger de manera urgente este territorio de la deforestación. La buena noticia se da justo cuando la Biblioteca Luis Ángel Arango, en el marco del proyecto nacional La Paz se toma la palabra, recibe a tres de los guardianes del Atrato, encargados  hacer pedagogía de la sentencia y asegurar el cumplimiento del fallo. La conferencia Atrato: un río con derechos será el jueves 19 de abril a partir de las 5:00 p.m. 

Como preámbulo a esta conferencia, que moderará  Ximena González, abogada del Centro de Estudios para la Justicia Social Tierra Digna, compartimos algunos de los contenidos de nuestra actividad cultural, catálogo y Biblioteca Virtual sobre el Río Atrato. Entre los siguientes enlaces encontrarás mapas conferencias y texto sobre el Atrato, el primer río con derechos de nuestro continente:

Vista del Río Atrato, cerca de Tebada. Autor: José María Gutiérrez de Alba.  "Grandes ríos con las viviendas de sus orillas y el aspecto y tipo de sus moradores. La navegación del río San Juan y la del Atrato, en la región aurífera del Chocó, tienen todo el carácter de aquel encantado paraíso, vedado a la codicia europea por su mortífero clima… “. 

Vista del Río Atrato, cerca de Tebada.

Mapa: Plan que manifiesta las Costas de la Mar del norte y Sur, y Terrens que intermedia entre los Ríos Sinú, y Atrato (…). Autor: Autor de la Torre y Miranda.

Mapa: Plan que manifiesta las Costas de la Mar del norte y Sur

Mapa del Chocó resaltando el relieve del departamento. “Hace parte de un estudio realizado por De la Roche para la construcción de un canal interoceánico aprovechando el Río Atrato”. 

Mapa Choco Relieve

Trazado de la línea de cable Bolombolo-Bahía Solano. Autor: Enrique Esteban White Uribe. “Este mapa que representa parte de los Municipios de Bahía Solano, Quibdó y Medio Atrato así como el norte de Municipio de Baudó… “

Trazado de la línea de cable Bolombolo-Bahía Solano

Croquis de las tierras situadas entre Río Sucio y el Atrato por donde pasa el camino nacional a Murindó, en la provincia de Antioquia (1840). Autor: Carlos Segismundo de Greiff. Este mapa hace parte de un informe presentado por el subdirector de Caminos Carlos Segismundo de Greiff al Gobernador de la provincia J.M Martínez el 8 de Agosto de 1840

Croquis de las tierras situadas entre Río sucio y el atrato por donde pasa el camino nacional que va a Murindó, en la provincia de Antioqui

Der Alto Chocó (Kolumbien). Autor: Joh Kunst. Mapa del Alto Chocó que para el año de 1912 hacia parte de la Intendencia del Chocó, contiene información de relieve, hidrografía y cartela con convenciones. 

 Der Alto Chocó (Kolumbien): 1912

Como parte del Programa Colecciones que inspiran, la Biblioteca Luis Ángel Arango presentó una selección de mapas antiguos del Chocó. Durante esta conferencia a cargo de Martha Jeanet Sierra Díaz se da una mirada a la historia del Chocó, su geografía y su cultura a través de mapas antiguos.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Lunes, Abril 16, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Pazearte, un encuentro en Barranquilla por la mediación y la paz

Pazearte Barranquilla

Cerca de 130 mediadores de lectura participaron en el segundo Encuentro de Pazearte, un proyecto liderado por el Centro Cultural del Banco de la República en Barranquilla. Durante el encuentro, realizado en ComBarranquilla, se compartieron logros, retos y desafíos del ejercicio de mediación.

Desde los municipios Baranoa, Sabanagrande, Santo Tomás, Soledad, Malambo y Galapa (Atlántico), así como de barrios vulnerables en Barranquilla, llegaron los mediadores culturales a un encuentro dedicado a conversar y reflexionar sobre las estrategias para la mediación con diferentes comunidades.

Heidy Mejía, quien guió este encuentro,  habló con los mediadores sobre  los retos y desafíos de organizar y conducir clubes de lectura para jóvenes, población en condición de discapacidad y grupos étnicos. Los mediadores conversaron también sobre las herramientas del Proyecto Nacional La Paz se toma la palabra: Hagamos las paces con la naturaleza, señas para la paz y La paz se cuenta (podcast), entre otras. Herramientas que han logrado apoyar las actividades que realizan en sus comunidades y generar conversaciones alrededor de la construcción cotidiana de paz.

“Llamó la atención la asistencia de niños que quieren dirigir sus propios clubes de lectura y que ya participan de manera activa en los semilleros de sus comunidades. Valerie y Julio del barrio Calamarí, quienes leyeron en voz alta el cuento “El pollito en la pared”, reflexionaron frente a todos sobre la importancia de la paz y el valor de los niños en esta construcción”: Katherine Castillo Rolong, jefe del área cultural, Centro Cultural en Barranquilla.

Esta fue una jornada productiva para intercambiar ideas y planear desafíos de transformación a través de estrategias que logren consolidar una gran Red de Mediadores en el Atlántico, que fortalezca la lectura como herramienta de paz.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Martes, Abril 10, 2018

Ciudad: 

Barranquilla

Páginas

Suscribirse a RSS - Blog de carovidal

Comentarios