Blog de carovidal

El Atrato: un río con derechos

Robert West

Riveras del Río Atrato. Fotografía: Robert West. Colección Biblioteca Luis Ángel Arango. 

En el marco del ciclo de conferencias La Paz se toma la palabra y dando continuidad a las conversaciones para hacer las paces con la naturaleza, el próximo jueves 19 de abril al las 5:00 p.m. se realizará en la Biblioteca Luis Ángel Arango la conferencia El Atrato: un río con derechos, un espacio en el que los protagonistas del proceso social y comunitario que impulsó una sentencia histórica y emblemática para el país conversarán sobre la noción de derechos bioculturales  y aspectos importantes en la definición de las políticas económicas y ambientales que rigen nuestra sociedad.

Los invitados a esta conferencia serán los Guardianes del Atrato, quienes compartirán las memorias de su territorio, su cultura y de la relación especial que tienen con el río, del cual depende su vida, su presente y su futuro. La moderación estará a cargo de Ximena González, abogada del Centro de Estudios para la Justicia Social Tierra Digna. 

El Río Atrato en nuestra Biblioteca Virtual

El Atrato: un río con derechos

Del Occidente de la Cordillera de los Andes  hasta el Golfo del Urabá en el Mar Caribe, el Río Atrato extiende sus 750 kilómetros (de los cuales 500 son navegables)  por el Chocó, convirtiéndolo en una arteria fundamental de este departamento. El Atrato, además de ser el tercer río más navegable del país después de los Ríos Magdalena y Cauca y el más caudaloso de Colombia, es una de las principales vías de comunicación del Chocó y una extensión de su economía, sus tradiciones y su cultura.

Mucho se ha escrito sobre el Atrato, sobre las comunidades que han vivido históricamente alrededor de él, las tradiciones que sostiene, la minería ilegal y la catástrofe ecológica que sufre hace décadas. Pero el último año el Río Atrato se volvió portada y protagonista de buenas noticias, a razón de la histórica sentencia que le otorgó derechos a esta importante cuenca ubicada en el Chocó biogeográfico, una de las zonas con más biodiversidad del planeta.

Se dice que todo pasa por el río, que todos los procesos tienen que ver con él. Así lo aseguran las comunidades que se han asentado generación tras generación a orillas del Atrato, que han construido su vida alrededor de él y que, irónicamente, lo han visto transformarse a causa de la extracción minera, la explotación forestal, la escases de servicios de agua potable y, por lo tanto, la crisis ambiental, cambios que no solo han amenazado la vida del río mismo, sino el equilibrio natural de quienes lo rodean y lo habitan. 

Al ver la degradación progresiva de su río, comunidades del Atrato alzaron su voz para mostrar esta problemática y alertar sobre la urgencia de proteger y garantizar la vida digna, amenazada por la contaminación, la erosión, la acumulación de basuras, el vertimiento de residuos, la deforestación, el taponamiento de subcuentas y la pérdida de especies, todo eso, además, en medio de un escenario de conflicto armado.

Las lucha de las comunidades del Atrato 

Es así como en 2015 el Centro de Estudios para la Justicia Social Tierra digna, en representación de varios consejos comunitarios del Chocó, instauró una tutela contra la Presidencia de la República, siete ministerios, la Agencia Nacional de Minería y otras entidades del Gobierno para salvar el Atrato, que, a pesar de recibir más 15 ríos y 300 quebradas, ha sido envenenado sistemáticamente a lo largo de los años.

La tutela, que buscaba ponerle freno a la explotación que ocasionó esta crisis ambiental, se valió del derecho a la vida, a la salud, al agua, a la seguridad alimentaria, al medio ambiente sano, a la cultura y al territorio de las comunidades étnicas para solicitar medidas que permitieran dar solución ante la grave crisis socio-ambiental, ecológica y humanitaria que se vive en esta cuenca, sus afluentes y territorios aledaños.

A pesar de todo, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca rechazó la Tutela y posteriormente el caso fue seleccionado por la Corte Constitucional donde finalmente llegó a las manos del ex magistrado Jorge Iván Palacio quien, antes de terminar su periodo en la entidad, sentó un precedente en la historia judicial del país al otorgarle derechos a un río, protección que en el mundo solo se había logrado en India y Nueva Zelanda.

La sentencia

La sentencia revolucionaria que ordenó proteger el Atrato como una entidad autónoma sujeta de derechos partió de la premisa que asegura que “La tierra no le pertenece al hombre sino, por el contrario, es el hombre quien pertenece a la tierra”.

La Corte Constitucional concluyó que el río es una entidad viviente que sostiene otras formas de vida y culturas, que es un sujeto especial de protección, que tiene derecho a la protección, conservación, mantenimiento y restauración y que, además, se requiere garantizar los derechos de las comunidades, es decir que, otorgarle derechos al Río Atrato es también proteger los derechos de las comunidades que lo habitan. Adicional, la Corte reconoció los derechos bioculturales del Atrato, lo que significa el derecho de las comunidades a administrar y ejercer tutela de manera autónoma sobre sus territorios y los recursos naturales que conforman su hábitat. ¿Exactamente que ordenó la Corte Constitucional?

Los Guardianes hablarán por el río

Con la sentencia se crearon también las figuras de guardianes del río. La Comisión de Guardianes está conformada por representantes de la institucionalidad y un grupo de 14 representantes de las comunidades que buscarán salvar el río, hacer pedagogía se la sentencia y asegurar el cumplimiento del fallo. Coplas a la sentencia del río Atrato. 

 

Más información

Links de interés

La minería en Chocó en clave de derechos

Somos Guardianes del Atrato

Majestuoso Atrato

Atrato, el río tiene la palabra. Especial Revista Semana

#TodosSomosGuardianesdelAtrato. Revista Arcadia

Un Salvavidas para el Atrato. El espectador.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Miércoles, Abril 4, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Maratón Contando historias

Hace unas semanas nuestra Red de mediadores culturales en todo el país decidió unir esfuerzos y palabras en una gran conversación sobre la paz. Con la idea principal de reunirse alrededor de una actividad a pesar de las distancias, los mediadores crearon la primera maratón del proyecto, esta  vez  en torno a la herramienta contando historias.

Esta primera maratón, que se realizó durante febrero y marzo de 2018, buscaba crear espacios simultáneos de mediación para reunir las voces que surgen en todo el país alrededor de la paz, su construcción, sus recuerdos y sus diferentes formas. La maratón estaba enfocada en las historias, por eso se utilizó la herramienta Contando historias en todas las actividades. 

Nota: Construyamos relatos colectivos

Para mostrar los resultados de la Maratón Contando historias decidimos crear este mapa en el que podrás explorar las diferentes actividades alrededor de la paz desde Riohacha hasta Leticia, en diferentes lugares del país. Aquí podrás ver más imágenes.

 

Image: 

Categoria: 

Fecha: 

Lunes, Marzo 26, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Hechos de paz: una línea de tiempo que seguimos construyendo

Hechos de paz

Dicen que quien olvida su historia está condenado a repetirla. Y es cierto. Construir memoria es uno de los objetivos principales de La paz se toma la  palabra, por eso nuestro inmenso interés en generar conversaciones en cada rincón del país. Conversar hasta llegar a puntos de encuentro que nos acerquen más a esa sociedad soñada. 

Hechos de paz

La historia de Colombia ha estado atravesada por los conflictos, cada década, desde el descubrimiento del continente americano hasta hoy, cada giro histórico de nuestra nación  ha estado marcado por una larga lista de guerras y enfrentamientos. Pero también allí donde ha existido conflicto ha habido voces y manos unidas para buscar salidas, para reivindicar soluciones y para pensar la paz. Con esta premisa decidimos crear Hechos de paz, una línea de tiempo que organiza cronológicamente los acontecimientos que han dado luces de paz a nuestra historia, desde 1879, con la solución de la Guerra de los Mil Días, hasta los eventos más recientes. 

La selección de estos hechos es más que una selección de tratados y conversaciones para poner fin a la larga lista de guerras y conflictos de nuestra historia. Lo que busca es generar un contexto a través de hechos específicos que ayuden a entender nuestra historia y nuestro papel como ciudadanos en el posconflicto.

La línea de tiempo está organizada en tres categorías: actos promovidos por la sociedad civil, actos  de instituciones estatales, diálogos con organizaciones alzadas en armas y, finalmente, personajes que son referentes latinoamericanos de la búsqueda de cambios que se han traducido en acciones de paz. 

Esta herramienta ha sido creada con la idea de que sea una línea de tiempo viva, con la que se pueda dialogar, recordar, preguntar y proponer, una construcción cotidiana de todos. Por eso mismo incluimos un formulario en el que cualquiera puede compartir su hecho de paz, acontecimientos, cotidianos o históricos, que nos invitan a entender nuestra historia de conflicto y nuestro papel en la construcción de paz.

La herramienta

Hechos de paz es también una de las herramientas de la maleta que utilizan los mediadores culturales de nuestra red para su ejercicio de mediación. El objetivo de esta herramienta es crear tres líneas de tiempo de hechos de paz: una línea de tiempo personal, una del entorno, y una colectiva en la que los participantes seleccionan un hecho significativo. La herramienta nos invita a recordar hechos positivos desde lo personal hasta lo colectivo.

La línea de tiempo Hechos de paz también hace parte de los espacios físicos de la Red de Bibliotecas del Banco de la República donde permanece expuesta en las salas de lectura. 

Exposición Hechos de paz en la Universidad de Antioquia

Mediador si ya has utilizado esta herramienta y tienes, fotografías, comentarios, anécdotas y/o historias para contarnos, nos dudes en compartirlas a través del grupo en Facebook Red de Mediadores culturales “La paz se toma la palabra”.

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Jueves, Marzo 22, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Javier Naranjo: conversaciones epistolares entre niños en torno a la paz

Javier Naranjo

Para quienes conocen el proyecto La paz se toma la palabra, y específicamente Los niños Piensan la paz, han escuchado el nombre de Javier Naranjo, poeta, escritor, gestor cultural, docente, promotor de lectura y viejo amigo del proyecto. Javier es el invitado al episodio #7 de La Paz se cuenta, un podcast que resalta el valor de la palabra en la construcción de la paz en Colombia.

Conversaciones epistolares

“Conversaciones epistolares entre niños en torno a la paz” es el título de este episodio en el que Javier Naranjo explora su trabajo con niños y jóvenes en diferentes regiones del país y ofrece a los oyentes algunas herramientas claves a la hora de establecer conversaciones más cercanas y sinceras con los niños y comparte la importancia de la escucha en la construcción de esta interlocución. Durante el episodio, en medio de la conversación con Ángela Pérez, podrán escuchar reveladoras relaciones epistolares entre niños de diferentes edades y territorios de Colombia.

Desde La casa de las estrellas, Javier Naranjo inició su trabajo de conversación con niños y jóvenes del país, un trabajo que continuó con Los niños piensan la paz y que luego llevó, con algunas transformaciones, a otros países del continente. Cuando Ángela Pérez, subgerente cultural del Banco de la República, pregunta sobre su capacidad de conversar con ellos de sus emociones: dudas, miedos, alegrías y tristezas, Javier Naranjo cuenta: “Empecé como profesor y al pasar los años fui encontrando una conversación tranquila con ellos, alejado de la condescendencia que a veces adoptamos los adultos con ellos. Les hablo de tú a tú, los respeto profundamente y siento que lo que tienen para decirnos es tan importante que debe ser escuchado. Los niños aún no tienen las palabras para expresar lo que sienten, están aprendiendo el lenguaje y eso a veces lo despreciamos los adultos. Aun así, en esa zona de aprendizaje, los niños dicen cosas muy valiosas”. 

Durante la conversación pueden escuchar algunas de sus experiencias sobre cómo hablar y establecer conversaciones sobre  temas difíciles y/ tabú. “Me ha impresionado su capacidad de ofrecer esperanza. Es impresionante que, si bien son historias dolorosas, no las eluden y son capaces de dar consuelo y abrazarse desde el dolor (…)  hablan seriamente y dicen las cosas de forma aguda y certera, entonces me pone a pensar como a veces les negamos esa posibilidad de hablar entre ellos… “.  

Pero ¿cómo despojarnos de las expectativas de adultos para construir esas conversaciones? Javier Naranjo ofrece en este episodio herramientas valiosas que ha utilizado a los largo de años en sus talleres para crear espacios en los que niños y jóvenes puedan contar lo que piensan, conversar entre ellos y hablar de sus temores, sus alegrías, sus miedos y  sus duda. 

“Con estos encuentros aprendimos que es mucho más compleja la concepción de los niños sobre el país de lo que pensábamos”.

Sobre Javier Naranjo

Javier Naranjo es poeta, escritor, gestor cultural, docente y promotor de lectura especializado en en las áreas de escritura creativa con niños y literatura infantil. Entre sus libros de poesía se encuentran: Orvalho (con Carlos Enrique Ortiz y Gabriel Jaime Caro), Silabario, Lugar de cuerpo ciego, A la sombra animal, y De parte del aire. Ha sido Coordinador de diversos proyectos de escritura creativa y de algunas versiones de La Escuela de Poesía en el Festival Internacional de Poesía de Medellín. En 2009 fue editor del libro Casa de las estrellas, un diccionario construido a partir de definiciones hechas por niños, en donde se hace evidente su arduo trabajo como coordinador de talleres de estimulación poética para niños. De casa en las estrellas nace la inquietud de ser mediador con niños. Otro proyecto donde desarrolla su trabajo de talleres y con literatura infantil son las cartillas El Diario de Mammo y El Diario de… escritas para el MAMM (Museo de arte Moderno de Medellín), las cuales tienen como fin el acercamiento de los niños al arte. 

Los niños piensan la paz

Hace cuatro años, en el contexto del proyecto Los niños piensan la paz, Naranjo realizó talleres en diferentes sucursales del Banco de la República alrededor de todo el país en los que buscaba descubrir el valor de la lectura y la escritura para representar la paz. A través de juegos de palabras y ejercicios de producción de textos, exploró los sueños, imágenes y deseos que tienen los niños colombianos sobre la paz. 

El resultado, una recopilación de los testimonios de 900 niños: sus ideas, dolores y miedos sobre la paz, se encuentra en el libro Los niños piensan la paz, el cual pueden descargar en nuestra Biblioteca virtual. Además, el libro hace parte de la bolsa de actividades que utiliza nuestra Red de mediadores culturales, quienes pueden utilizar los talleres y adaptarlos en sus actividades. Talleres Los niños piensan la paz.

Javier Naranjo y su trabajo en el Laboratorio del Espíritu, Retiro (Antioquia).

“Invito a los mediadores a que “se dejen estar” en ese trabajo con los niños y jóvenes. Que sea un trabajo fluido y no solo vaciar un contenido. A que conversen parejo con ellos, de tú a tú”: Javier Naranjo.

 

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Jueves, Marzo 22, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Lanzamos el curso de Señas para la paz por Twitter

Curso Señas para la paz

Con el hashtag #SeñasParaLaPaz, los seguidores de Banrepcultural en Twitter podrán seguir el curso de lengua de señas para conversar sobre paz. Todos los días, a partir del próximo 20 de marzo, compartiremos a través de Twitter un video de este glosario multimedia, cada video explica una  de las 57 palabras que contiene la herramienta.

Señas para la paz, que hace parte del proyecto La Paz se toma la palabra, nació a partir de la necesidad de un lenguaje común que permitiera a la comunidad sorda participar en el diálogo colectivo sobre la construcción de paz, el conflicto y la reconciliación. Esta publicación multimedia está integrada por 57 videos en lengua de señas (LSC) organizados en cuatro capítulos: “El conflicto”, “Lo que deja el conflicto”, “El proceso de negociación” y “Lo que sigue”. Cada video nos muestra una palabra y su significado: conflicto, impunidad, mediación, memoria, entre otras.

Cómo dibujar señas para la paz .

¿En qué consiste el curso?

Todos los días a las 9:30 a.m. la cuenta de @Banrepcultural publicará un tweet con una de los videos que contiene Señas para la paz. Cada video explica una de las 57 palabras que contiene la herramienta.

Para quienes quieran unirse a este curso solo deben seguir la cuenta en twitter  y estar atentos de las publicaciones diarias. También pueden revisar el hashtag #SeñasParaLaPaz, donde podrán encontrar todas las publicaciones del curso.

Recuerda: Señas para la paz es una herramienta creada por la comunidad sorda y dirigida a todos los interesados en conocer el contexto de Colombia alrededor de la paz y a través de la lengua de señas.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Miércoles, Marzo 7, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Tres exposiciones llegan a 10 ciudades del país

En 2018 La paz se toma la palabra y se toma los espacios culturales del Banco de la República en 10 ciudades del país. Desde este 28 de febrero  y hasta el 23 de julio de 2018, las exposiciones Frente al otro, De toda la gente y Pütchipü’ü  visitarán ciudades como Neiva, Santa Marta, Manizales y Pasto, entre otras. Estas muestras tratan temas relacionados con la paz, la reconciliación, la importancia de la palabra y la construcción de memoria.

Frente al otro

Frente al otro

En 2013, 12 artistas gráficos se sentaron frente a 130 personas en proceso de reintegración en más de 12 ciudades del país como Montería Cúcuta, Valledupar y Florencia, entre otras, para explorar a través del dibujo un encuentro con los testimonios de la otra Colombia

Durante los talleres, el dibujo fue el ingrediente principal para romper el hielo, explorar sentimientos y emociones, así como representarse, representar su realidad y enfrentarse a la de otros. El proceso, según los relatos de los participantes, estuvo lleno de certezas e incertidumbres que llevaron a dar sentido y forma a la experiencia compartida.

El resultado de estos encuentros está plasmado en la exposición Frente al otro: dibujos en el posconflicto, una muestra que recoge las obras que crearon los artistas convocados al finalizar los talleres. Frente al otro es también una invitación a recorrer Colombia y un intento por trabajar en una sociedad más allá del conflicto armado, a través de estos dibujos y palabras, testigos de lo que sucede cuando nos sentamos frente al otro. 

La exposición Frente al otro: dibujos en el posconflicto estará hasta el 23 de julio en Barranquilla, Manizales, Villavicencio, Montería, Pasto y Popayán.

De toda la Gente. 25 años de la asamblea nacional constituyente 1991-2016

De toda la gente

La Carta de Derechos redactada en 1991 marcó un precedente histórico en el país al reconocer la diversidad política, la territorial, la ética, la religiosa y la de género, lo que abrió caminos para la participación democrática y la promesa explícita de igualdad. Luego de 25 años se presenta “De toda la gente, 25 años de la Asamblea Nacional Constituyente” una selección del archivo de la Asamblea Nacional Constituyente que reposa en la Biblioteca Luis Ángel Arango. 

La muestra bibliográfica exhibe documentos impresos, en audio y video, entre ellos las ponencias de los constituyentes ante las comisiones y las plenarias, la transcripción de los debates y las propuestas de los ciudadanos, resultado de las mesas de trabajo de todo el país, entre otros.

De toda la Gente. La asamblea nacional constituyente 1991-2016 estará hasta el 23 de julio en los Centros culturales de Leticia, Santa Marta e Ipiales.

Pütchipü’ü, el oficio de la palabra entre los wayuu

Esta exposición es un homenaje al oficio tradicional de los palabreros wayuu, destacado por la UNESCO como un patrimonio inmaterial de la humanidad entera.

Los pütchipü’ü o palabreros son el mecanismo legítimo de intermediación reconocido por todos para dirimir los conflictos y mantener la armonía social entre los clanes matrilineales.  

 “Pütchipü’ü: el oficio de la palabra” recorre aspectos determinantes de este oficio, desde la concepción particular que tienen los indígenas wayuu sobre los conflictos y las compensaciones, su sistema normativo, la formación del palabrero, las cualidades de su aprendizaje, la indumentaria que utilizan, así como aspectos generales de la historia y la cosmovisión del pueblo wayuu.

La exposición, una investigación de Weildler Guerra Curvelo, antropólogo y miembro del clan Uliana de los wayuu, es una muestra temporal del Museo del Oro del Banco de la República que ha viajado a varias ciudades de Colombia y países como Aruba y cuba.

Pütchipü’ü: el oficio de la palabra estará hasta el 23 de julio en Neiva

 

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Miércoles, Marzo 7, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Cómo dibujar señas de paz

Cómo dibujar señas de paz

En 2017, como parte del proyecto La paz se toma la palabra, lanzamos la herramienta Señas para la paz, un glosario en lengua de señas para conversar sobre paz, propiciar la reflexión y el dialogo sobre la construcción de un nuevo país. Alrededor de la herramienta Señas de paz se ha desarrollado una programación especial para socializar y explorar esta herramienta creada por personas sordas y dirigida a todos los interesados las conversaciones que surgen a partir de paz.

El pasado miércoles 14 de febrero el Club de dibujo de la Biblioteca Luis Ángel Arango dedicó una de sus sesiones a conocer “Señas de paz” y poner en práctica la expresión de la ira, el conflicto y la violencia, términos que hacen parte de la herramienta, a través del dibujo. Cerca de 40 personas acudieron a la cita, entre ellos 11 estudiantes sordos de la Universidad Pedagógica Nacional.

La sesión inició con la revisión y discusión de conceptos planteados en la herramienta: ira, enojo, furia, entre otros. “En la conversación motivamos a la reflexión sobre cómo los conflictos hacen parte de la cotidianidad y cómo con el acuerdo de paz no desaparecen los conflictos, de ahí que surjan nuevas miradas sobre cada situación”, cuenta María Isabel González.

Video Señas para la paz: conflicto.

 Del diálogo al dibujo

Sesión Club de dibujo - Señas para la paz

Luego de la reflexión los asistentes evocaron recuerdos para plasmar su punto de vista en el papel. “No es necesario ser dibujantes prolíficos para participar de este ejercicio, lo valioso del encuentro es la reflexión compartida, encontrar puntos de encuentro en el arte”. Esta sesión estuvo a cargo del ilustrador Juan Manuel Ramírez, quien realizó las ilustracionesde Señas para la paz.

La próxima sesión de Cómo dibujar señas de paz será el miércoles 11 de abril a las 3:oo p.m. en este encuentro abordarán el concepto de paz.

Los invitamos a conocer la herramienta Señas para la paz, una publicación multimedia con 57 videos en lengua de señas colombiana (LSC) para conversar sobre paz.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Viernes, Marzo 2, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Alfredo González: un explorador de la paz a través de las palabras

Alfredo González

Si de algo estamos seguros en el proyecto de La Paz se toma la palabra es que nuestra Red de Mediadores culturales en todo el país está llena de historias que nos motivan e inspiran a seguir creyendo en el poder que tienen las palabras para construir paz.

Una de esas historias es la de Alfredo González, mediador del proyecto y gestor cultural en Barranquilla, quien ha llevado a comunidades vulnerables en su ciudad y municipios cercanos, herramientas que evocan la imaginación, la creación y la conversación, en especial de temas relacionados con la paz, los derechos humanos y la reconciliación, entre otros.

Alfredo es licenciado en educación con especialidad en lenguas modernas de la Universidad del Atlántico y cursa la Maestría en educación de la Universidad Autónoma del Caribe. Como muchos apasionados por la educación, inició siendo maestro en algunas instituciones pero su instinto lo llevó a espacios diferentes como las calles y los parques, en los que sentía que, a partir de la cercanía con la comunidad, podía explorar relaciones más espontáneas.

Hace 8 años Alfredo fundó La Sombra del Matarratón, una fundación que desarrolla actividades relacionadas con construcción de paz y derechos humanos a través de la promoción de lectura en comunidades con presencia de violencia urbana. “Usamos los libros como puente para llegar a los niños y jóvenes. Para nosotros la cultura es una herramienta de la que echamos mano para construir paz”, afirma Alfredo.

En La Sombra del Matarratón los libros son un punto de encuentro. Sus actividades, basadas en la espontaneidad, permiten que los jóvenes encuentren en los cuentos una identificación con su entorno social, exploren realidades diferentes y reescriban sus historias. “Con la fundación desarrollamos El Jardín de las palabras, una actividad con la que llegamos a varias comunidades de la ciudad. Cada sesión tiene su “apellido”, por ejemplo: “El jardín de las palabras hablemos de paz”, o “el jardín de las palabras las diferencias nos unen”. Nos interesa conocer las necesidades de las comunidades que visitamos y encontrar puntos de encuentro entre sus realidades y las que presentan los libros que llevamos”, cuenta Alfredo.

Barlovento, El ferry y La chinita son algunos de los lugares a los que ha llegado Alfredo junto al equipo de La Sombra del Matarratón y otras organizaciones sociales de la ciudad.

Ser mediador

Alfredo González, mediador.

Como fiel usuario de la actividad cultural del Banco de la República en Barranquilla, Alfredo se enteró pronto de la Red de Mediadores Culturales La Paz se toma la palabra. ”Decidí ser parte de las Red de mediadores porque muchas de sus actividades y herramientas tienen intenciones similares a las de la Fundación: crear conversaciones y reflexiones sobre la paz alrededor de las palabras”.

En las actividades como mediador, Alfredo utiliza herramientas como Contando historias y Frente al Otro, que le permiten crear conversaciones sobre realidades e imaginarios, historias y hasta proyectos de vida. Estos encuentros, en los que participan niños entre 6 y 12 años, se han convertido en verdaderos laboratorios de paz, espacios donde a partir de las herramientas culturales se fomentan los ambientes de paz, convivencia y reconciliación.

“Ser un mediador me ha permitido aprender más de las necesidades de las comunidades en mi ciudad, en especial las que están en condiciones de vulnerabilidad. Me hace feliz poder aportar un poco más a la construcción de paz desde lo que hago como gestor y mediador cultural”.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Jueves, Marzo 1, 2018

Ciudad: 

Barranquilla

Construyamos relatos colectivos

Contando historias

Desde siempre contar historias ha sido una de las mejores formas de comunicarnos, educar, y hacer memoria, entre otros. Es por eso que en la construcción de conversaciones y culturas de paz, las historias cobran un valor tan importante.

Este proyecto, que resalta el valor de las palabras, ha sido la oportunidad perfecta para conocer las historias de la paz y la guerra en todo el país, relatos que han ayudado a esa construcción colectiva de culturas de paz, uno de los propósitos principales del proyecto La paz se toma la palabra.

Por todo lo anterior, era imposible pensar en una bolsa de actividades sin Contando historias, una herramienta que nos impulsa a crear y escribir historias, y que nos lleva a explorar sensaciones y recuerdos de paz y de guerra a través de las palabras. 

Contando tiene como objetivo compartir vivencias, pensamientos y percepciones. Al construir historias de manera colectiva, abrimos las puertas a la imaginación y descubrimos nuestra realidad de formas nuevas y creativas.

La dinámica del juego de Contando historias está basada en la actividad del cadáver exquisito, un juego de palabras que permite al grupo explorar historias particulares y transformarlas en relatos colectivos. Compartimos algunos consejos para activar esta herramienta: 

  • Para empezar los participantes pueden ubicarse en un círculo o alrededor de una mesa. La idea es encontrar la manera más cómoda para conversar.
  • Puedes basar tu actividad en la dinámica de cadáver exquisito o en el juego “De la habana viene un barco cargado de…”.
  • Para la dinámica de cadáver exquisito es importante escoger una de las frases y/o preguntas iniciales que plantea la herramienta y escribirla en la hoja. Con ayuda de los dados elige al primer participante para que responda la pregunta con una historia breve de máximo dos líneas.
  • Cada participante debe responder la pregunta y pasar la hoja en dirección de las manecillas del reloj. 
  • Es importante que cada uno de los participantes cubra la frase que escribió y solo deje visible la última palabra para que el siguiente pueda continuar la historia con la última palabra.
  • Al finalizar la ronda se leerá la historia completa.
  • A partir de esta nueva historia podrán reflexionar sobre la actividad y el relato colectivo que surgió. 
  • Recuerda que esta actividad está basada en la espontaneidad, así que debes recordar a los participantes que no tomen mucho tiempo escribiendo su frase. 
  • Recomendamos registrar la historia final, puedes tomarle una fotografía o grabarla para luego compartir el resultado de la actividad.

Esta herramienta es una apuesta a la creatividad y la escritura que logra motivar a los participantes a leer, escribir e inventar historias con finales diferentes que siempre nos van a sorprender. ¿Ya la utilizaste?

Si  descubriste otras formas de utilizar Contando historias o quieres contarnos los resultados de tu experiencia te invitamos a compartirlas con el resto de mediadores culturales del país a través de nuestro Grupo en Facebook.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Miércoles, Febrero 14, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Humedales: cunas de biodiversidad

Hace unos días celebramos el Día Internacional de los Humedales (2 de febrero), una fecha que nos recuerda cada año el valor de los humedales para la humanidad y el planeta. Este año, en el marco del programa Humedales: cunas de la biodiversidad, y con el apoyo del proyecto La Paz se toma la palabra, hemos creado un ciclo de actividades dedicadas a conversar y crear alrededor de la idea de “Hacer las paces con la naturaleza”.

Las actividades, que inician el próximo viernes 9 de febrero y se extenderán a lo largo del 2018, incluyen talleres de promoción de lectura, escritura de crónica y reportaje, fotoreportaje, visitas a humedales, y charlas con especialistas invitados que nos acercarán a temas como la cultura de paz y construcción de relaciones entre la naturaleza y la sociedad. La idea es que los asistentes puedan, además, producir sus propias crónicas ilustradas y reportajes gráficos a lo largo del año.

En este primer taller del ciclo de promoción de lectura, a cargo de Alejandro Torres Cárdenas, leeremos y conversaremos sobre obras de autores como Mariana Escribano, José Rozo Gauta y Miguel Triana. Finalmente, para apoyar algunas de las dudas puntuales tomaremos como referencia el diccionario de Gramática Chibcha Muisca del Instituto Caro y Cuervo. Julián Isaza Niño, periodista y escritor; Gabriel Linares, periodista y fotógrafo y Jorge Emmanuel Escobar Moreno, director de la Fundación Humedales Bogotá, hacen parte del grupo de talleristas que nos acompañarán en este ciclo de actividades durante todo el año.

Día Internacional de los Humedales

Las actividades se realizarán en la Sala de audiovisuales, Biblioteca Luis Ángel Arango. Consulta aquí la programación.

Inscripción previa en zzaballe@banrep.gov.co

El cupo a estas actividades es limitado.

*Tendremos disponibles las memorias de las sesiones y compartiremos las lecturas sugeridas en la página web del proyecto La paz se toma la palabra.

Próxima sesión:

Taller: El agua y la fauna de los humedales. Viernes 2 de marzo.

 

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Martes, Febrero 6, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Páginas

Suscribirse a RSS - Blog de carovidal

Comentarios