Blog de itobonre

II Encuentro Nacional Red de Mediadores


Por segunda ocasión mediadores culturales que hacen parte de la Red La Paz se toma la palabra se encontraron en Bogotá para compartir experiencias, buenas prácticas y capacitarse en dinámicas de mediación. El pasado 3 y 4 de diciembre se realizó el II Encuentro Nacional de la Red de Mediadores Culturales, evento en que participaron más de 80 mediadores de todo el país.

“Seguir tejiendo red” fue uno de los mensajes principales del primer encuentro nacional realizado en noviembre de 2017, un evento en el que pudimos conocernos e iniciar esta tarea.  El grupo de asistentes,  conformado por líderes culturales con vocación y talento para crear espacios de diálogo, intercambio y aprendizaje, tuvo la oportunidad de compartir sus experiencias en torno al uso de las herramientas del baúl. Durante varias sesiones y mesas de trabajo se exploraron las diferentes formas de utilizarlas y aprovecharlas. En el último momento del encuentro y junto al escritor Javier Naranjo dialogaron sobre las dificultades y retos de la labor del mediador cultural. 

II Encuentro Nacional

Más de 80 mediadores se reunieron este año con un objetivo claro: seguir fortaleciendo la red. Durante la primera jornada de este encuentro fueron los propios mediadores quienes compartieron sus experiencias exitosas alrededor de la mediación con público infantil, Hacer las paces con la naturaleza y la Maleta viajera de paz. 

En el primer panel, conformado por mediadores de Leticia, Girardot y Bogotá, pudimos escuchar los diferentes proyectos e iniciativas que se gestan en estas ciudades alrededor de la mediación con público infantil.

Durante el segundo panel, escuchamos la experiencia de Diana Hoyos, mediadora de Ibagué quien a través de su estrategia "Titiribiblioteca Comunitaria" ha aportado en la recuperación de una microcuenca en el sector Hato de la virgen de su comunidad. También escuchamos a  Juan Fernando Sánchez, mediador de Medellín quien, gracias a sus estrategias de acercamiento a la naturaleza ha logrado que la comunidad se sienta más cercana a su entorno y procure una relación armoniosa con la naturaleza que rodea su ciudad, todas buenas prácticas en las que la “hacer las paces con la naturaleza” es protagonista.  

Finalizamos esta primera jornada con las historias detrás de la Maleta viajera de paz, una colección bibliográfica creada a partir de ocho palabras clave en el proyecto: disenso, justicia, bien común, paz, reconciliación, memoria, derechos y reparación, que viaja por todo el país y que hacen del libro una herramienta fundamental en la generación de conversaciones y culturas de paz. 

En su intervenció, Ángela Pérez, subgerente cultural del Banco de la República y líder de este proyecto, planteó varias reflexiones sobre el trabajo realizado durante estos dos años.  ¿Qué impactos ha generado la red?, ¿qué hemos aprendido? y ¿hacia dónde vamos? Fueron algunas de las preguntas que se plantearon. 

“Uno de las señales de que un proyecto está funcionando es cuando las personas te sorprenden y generan resultados que no esperabas, esa es la clave del trabajo en red, del trabajo colaborativo. Ese es uno de los grandes aprendizajes de este proyecto”, Ángela Pérez.

“Hay que actuar localmente, conectarnos regionalmente y pensar globalmente. Ese es el secreto de esta red, si logramos mantener estas tres interacciones vamos a mantener viva y pertinente”: Ángela Pérez.

Durante esta primera jornada continuamos con las mesas de trabajo, allí los mediadores de diferentes nodos tuvieron la oportunidad de compartir, de manera más directa, alrededor de las nociones de culturas de paz y el papel del mediador cultural. Entre otras conclusiones destacamos el papel fundamental que tienen nuestras tradiciones orales para el trabajo de mediación, así como nuestro deber de conservación.

El segundo día del encuentro estuvo dedicado a capacitarnos sobre dinámicas de mediación junto a invitados como la artista María Buenaventura, la escritora y promotora de lectura Irene Vasco, el curador Andrés Arias y el mediador cultural Juan Felipe Torres, quienes pudieron establecer un espacio de exploración y aprendizaje  sobre cómo contar historias para la paz, cómo mediar a través de la naturaleza, y cómo la lectura es herramienta de cultura de paz y creación.

En su taller, María Buenaventura exploró las conexiones que tenemos con nuestra memoria a través de la naturaleza, los alimentos y los sentidos. “El taller con María, responde a una manera bastante interesante de hacer las paces con la naturaleza. Por un lado nos presentó de manera ilustrada el lugar en el que se conecta la investigación ambiental y artística, con la posibilidad de develar la misma naturaleza de los sentidos, de la vida, de los humanos con su entorno… Su trabajo es provocador, alienta otras formas de leerse en el entorno, a través de los sentidos. Nos invita a elaborarlo, a la alquimia del juego orgánico de sabores y sobre todo abre una ruta para entender nuestra relación espacial y temporal con nuestras historias y memorias del gusto y el olfato, para atreverse, para correr el velo y desnudar la mirada en otras formas del paisaje”, cuenta Juan Fernando Sánchez.

Escuche acá el podcast #9 de La paz se cuenta a cargo de María Buenaventura.

Por su parte, Juan Felipe Torres, promotor y mediador de la red utilizó un texto teatral para introducirnos en la memoria. Claudia Villegas, líder del nodo de la red en Medellín nos contó algunas impresiones sobre este espacio de exploración y creación: “Resulta inspirador encontrar que nuestros mediadores son comprometidos, entusiastas, dinámicos, creativos, y que están bien coordinados en esta Red. Resultó conmovedor y contundente ese viaje a las memorias personales para construir relatos personales con los elementos y objetos cotidianos que le dan vida a los recuerdos, y que ofrece Felipe a través de sus “cajas de la memoria”. Así mismo, fue muy inspirador el ejercicio de la lectura dramática del texto “Guadalupe años sin cuenta”, aún tan vigente en la actualidad”. 

Otro grupo de mediadores se reunió con Andrés Arias para hablar de Hechos de paz, que es, además, una de las herramientas más usadas por la red. Durante el taller los mediadores construyeron sus propias líneas de tiempo. Liseth Valencia Galván del nodo Bucaramanga contó: “Este taller nos generó conciencia sobre la paz como hecho colectivo y no meramente individual. Por otro lado, nos permitió reconocer nuestro camino, nuestros propios hechos de paz, los que hemos desarrollado y los inconclusos. Reconocer esto nos hizo concluir que para hablar de paz primero hay que construir una cultura de paz individual que se proyecte en los demás. Finalmente, nos pusimos a soñar con una línea del tiempo de lo que quisiéramos que sucediera en nuestra Colombia. Este ejercicio en definitiva se quedará en nuestros corazones y mentes para poder replicar lo en nuestro territorio”

La reconocida escritora y promotora de lectura colombiana Irene Vasco estuvo a cargo del taller “Leer y contar historias para la paz”, en el que leyó su libro “Letras al carbón” y compartió con los mediadores algunas de sus experiencias leyendo y llevando libros a los lugares más apartados del país. “La presentación de  Irene Vasco, que incluyó la lectura de uno de sus libros y el contexto en el que fue escrito, y que contenía, además, relatos conmovedores de cada una de las zonas visitadas, las características de las personas asistentes a sus sesiones y la lectura del entorno, daban la seguridad de que estábamos ante una titánica mujer, con una riqueza humana, literaria, cultural y política. Saber que los mediadores de paz contábamos con una maravillosa mujer como esta, me llenó de mucha alegría y de confianza en la justeza de la actividad que estamos desarrollando”, contó Luis Alberto Posada del nodo Guajira.

La jornada de estos dos días finalizó con la presentación de Fernando Barona sobre los resultados de la línea investigativa que adelanta el proyecto (ver video).

Este II Encuentro Nacional Red de Mediadores La Paz se toma la palabra hizo de esta red un grupo más fortalecido y más comprometido en la creación de conversaciones y culturas de paz en nuestro país, esperamos haber sembrado inspiración en cada uno de los asistentes para buscar formas de seguir tejiendo red.

[VIDEO] Aquí encontrarás las conferencias completas.

[EN IMÁGENES] . Compartimos una galería fotografía del encuentro.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Jueves, Diciembre 27, 2018

Ciudad: 

Bogotá

La paz se cuenta y se canta: una conversación con Francisco Zumaqué

Fotografía: Bibiana Rojas

En 2018 el Banco de la República realizó el lanzamiento de tres nuevas producciones discográficas dedicadas a compositores colombianos, entre ellos Francisco Zumaqué, autor del célebre estribillo “sí, sí Colombia, sí, sí Caribe”. Zumaqué es el invitado al episodio #10 del podcast La paz se cuenta, en el que habla de su música, especialmente la que ha dedicado a la paz y a la naturaleza.

El maestro Zumaqué es lo que puede considerarse un intelectual público: un músico que además de componer, ha salido al mundo y se ha conectado de manera muy especial con su público y sus territorios. Su trabajo refleja su sensibilidad frente a las circunstancias vitales del país, el dolor de sus coterráneos, los problemas de la región y las tragedias que han atravesado la historia de Colombia. Desde hace más de cuarenta años, ha sido un personaje principal en el mundo de la música académica colombiana y su obra ha trascendido hacia la música popular.

“Nutrido por experiencias de la música popular, moldeado en la academia de vanguardia y con sonidos eclécticos y divergentes.”

Francisco Zumaqué nació en Cereté (Córdoba) y desde ese momento su vida estuvo marcada por la música: “supongo que levanté la cabeza, vi esa rumba tan sabrosa y dije esto es lo mío, aquí voy a permanecer, seré músico”. Luego de graduarse como mejor alumno del Conservatorio de Música de la Universidad Nacional, fue becado para estudiar en París en donde fue alumno de Nadia Boulanger, considerada “la mejor maestra de música de todos los tiempos”.

“Toda su enseñanza la concentraban en la fidelidad a uno mismo, en buscar ahí la expresión más profunda. Ella hablaba de autenticidad.”

Con eso en la cabeza, Zumaqué se convenció de la idea de que conocerse a uno mismo le permitiría conocer al otro, conocer su entorno y otras culturas más lejanas a su Costa Caribe natal: la música llanera, los sonidos del pacífico…

Preocupado por el país y la trágica historia de Colombia, el compositor cordobés ha escrito para la paz. En el Gobierno de Belisario Betancur, por ejemplo, trabajó por la cultura y la música como herramientas para la construcción de un nuevo país. En ese contexto escribió el “Oratorio para la paz” y “La ópera Simón”, obras que han tenido el objetivo concreto de reflexionar sobre lo que sucede en el país.

“Debemos tomar la responsabilidad de saber quiénes somos y la razón por la que estamos parados en el planeta tierra. Quién soy yo y cómo puedo contribuir como ciudadano y como artista. Somos espejos de una época.” 

Hacer las paces con la naturaleza

En este podcast, Zumaqué nos habla de cómo se ha puesto en la tarea de retratar las búsquedas de cada hombre, sus exploraciones interiores y sus formas de conocer al otro, a las tradiciones y a los conocimientos culturales que lo rodean.

“Elegía de la anaconda”, una de las obras incluidas en el disco monográfico que editó el Banco, utiliza la anaconda como símbolo del Río Amazonas. “Esta obra la escribí por la impresión que me causa el desplazamiento de los indígenas y el maltrato de la naturaleza para apropiarse de las riquezas del Amazonas.”

Su interés por la cultura indígena: sus cantos, su forma de pensar y de vivir, lo inspiró para escribir obras en esa dirección, que hablen de vivir en armonía, de balance y de respeto con la naturaleza.

“Sé que la fe, la determinación, la curiosidad y el deseo de comunicar te mantienen vivo.”

Como lo dice Ángela Pérez, subgerente cultural del Banco de la República, al finalizar esta conversación: “Muchas gracias a Francisco Zumaqué por su música, que nos permite ser más auténticos y, por lo tanto, más universales. Compartimos este capítulo, lo invitamos a escucharlo, a compartirlo y a utilizarlo en sus espacios de mediación. 

Image: 

Categoria: 

Fecha: 

Miércoles, Diciembre 26, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Más de 1200 personas conectadas para lanzar la red de mediadores

De izquierda a derecha: Yolanda Reyes, Ángela Pérez, Velia Vidal

"Dime qué lees y te diré quién eres", fue el título de un libro que inspiró a Velia Vidal, promotora de lectura de Bahía Solano, a ser mediadora cultural en el Chocó, mientras que Yolanda Reyes, escritora y educadora, quiso entender cómo y por qué los más ávidos lectores eran los que no habían pasado por la escuela.

Velia y Yolanda se reunieron en la Luis Ángel Arango para lanzar la red de mediadores culturales del Banco de la República y también para contarnos sus historias de cómo empezaron su camino en la promoción de lectura, qué barreras superaron en la mediación cultural con niños y adultos y de la importancia de los símbolos para nombrar e imaginar nuestra realidad.

“En este momento es muy importante contarnos las historias de la vida. Contarnos lo que nos ha pasado y lo que queremos que nos siga pasando”, dijo Yolanda Reyes, a propósito de la importancia de los símbolos a partir de la lectura para imaginar y nombrar la paz.

Los 29 centros culturales del Banco de la República mandaron preguntas así como el público del auditorio de Bogotá que se interesó por el papel del mediador,  las estrategias para hacer promoción de lectura con adultos, comunidades indígenas y poblaciones vulnerables.

La cita con Yolanda y Velia no alcanzó para responder a todas las preguntas que recibimos durante el evento, así que decidimos poner algunas de las respuestas que dio Yolanda Reyes a una selección de preguntas que llegaron desde Sincelejo, Bucaramanga, Santa Marta y Florencia.

Sincelejo: Me gustaría saber, ¿qué estrategias han utilizado ustedes como mediadores para que las personas y en especial los niños se enamoren de la lectura? 

Lanzamiento de la red de mediadores culturales, biblioteca Luis Ángel Arango, Bogotá

Yolanda Reyes: Yo creo que la estrategia fundamental es leer con los niños y con los adultos. Poner los libros al alcance de todas las estaturas y de todos los tamaños, tanto de adultos como de niños. Yo digo que hay que hacer tres cosas: dejar que los libros estén a disposición, que la gente los toque, que los pueda ojear, etc., leer con ellos y, también, como dije en la conferencia, hay que leer a los otros. Qué libro están esperando, qué libro puede ser interesante, leer por lo que están pasando e ir poniendo los libros al alcance de las manos de cada lector. Cada lector va encontrando su propio camino de lectura. Pero básicamente eso implica conocer los libros y quererlos, haberlos leído antes, seleccionarlos y ponerlos al alcance de los adultos y los niños, no importa la edad.

Bucaramanga: ¿Cuál puede ser la literatura más apropiada para una cultura del postconflicto?

Yolanda Reyes: La literatura más apropiada para un momento de postconflicto yo diría que la literatura. No hay unos libros específicos aunque por supuesto los libros que tienen que ver con situaciones difíciles pueden ayudar a muchos lectores a encontrar y mirar cómo en otros lugares han sucedido cosas y cómo las han podido resolver. Pero pienso que en general, la literatura por ser un discurso sobre la particularidad humana, sobre las emociones, sobre las tristezas, sobre cómo nombrar las emociones y cómo mirarse ahí en lo simbólico. Entonces yo diría que toda la literatura. Podemos buscar listas de libros recomendados y en una caja de herramientas del Banco de la República y en las colecciones del Banco de la República. Sin duda ha habido esa selección, lo mismo que en las bibliotecas públicas. Sin embargo, no hay que restringirse sólo a los libros que hablen sobre situaciones difíciles o dolorosas porque simbólicamente la literatura hace unos acercamientos y el lector es el que construye, el que busca sentido en los libros, el que depronto encuentra una ventana que no había sospechado que fuera esa la que quería mirar. 

Tendedero de la paz, lanzamiento de la red de mediadores culturales en Neiva

Santa Marta: ¿Cuáles son las tres principales características para ser un mediador cultural efectivo?  

Yolanda Reyes: Yo creo que no se puede reducir a tres las características esenciales de un mediador, creo que hay una inmensa complejidad en los seres humanos pero si hubiera que decir tres características esenciales yo diría que leer, que le guste los libros, y por supuesto leer con los otros, leerle a los otros y leer a los otros. 

Florencia: ¿Qué están haciendo los escritores para que el rol de los mediadores sea reconocido? 

Formulario de inscripción de los mediadores - Neiva

Yolanda Reyes: No es que los escritores no estemos haciendo nada para que el trabajo del mediador sea reconocido. Me parece que el trabajo del escritor es escribir, escribir lo mejor que pueda, escribir lo más honesto y lo más emotivamente y disfrutar eso. Y el trabajo de los mediares es descubrir a los escritores, hacer que lleguen a los públicos y servir de puente entre un libro y un escritor.

Florencia: ¿Qué tipo de experiencias han tenido en promoción de lectura con desmovilizados? 

Yolanda Reyes: Hemos trabajado con desmovilizados específicamente en talleres en los que ha habido desmovilizados y otro tipo de públicos y siempre me parece que leer, dejarlos hablar, reconocer en cada sujeto, por más difícil que haya sido su experiencia, a un ser humano con una historia que merece ser contada, que merece ser escuchada y que quizá encuentra en los libros historias similares.

 

Vea aquí el evento de lanzamiento

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Tendedero de la paz, lanzamiento de la red de mediadores culturales en Neiva

Tendedero de la paz, lanzamiento de la red de mediadores culturales en Neiva

Formulario de inscripción de los mediadores - Neiva

Formulario de inscripción de los mediadores - Neiva

De izquierda a derecha: Yolanda Reyes, Ángela Pérez, Velia Vidal

De izquierda a derecha: Yolanda Reyes, Ángela Pérez, Velia Vidal

De izquierda a derecha: Yolanda Reyes, Ángela Pérez, Velia Vidal

De izquierda a derecha: Yolanda Reyes, Ángela Pérez, Velia Vidal

De izquierda a derecha: Yolanda Reyes, Ángela Pérez, Velia Vidal

De izquierda a derecha: Yolanda Reyes, Ángela Pérez, Velia Vidal

Fecha: 

Jueves, Marzo 30, 2017

Ciudad: 

Nacional

Presentamos el vídeo de la Paz se toma la palabra

Creemos que la lectura, la escritura, el arte y la conversación son medios muy poderosos para interpretar nuestra realidad de manera crítica. Leer un libro o crear imágenes son actividades que nos permiten abrir un espacio común para encontrarnos con el otro, nombrar e imaginar la realidad de nuestro entorno y crear dinámicas de paz en nuestra comunidad. Video sobre la red de mediadores cuturales

Entendemos al mediador cultural como una persona que tiene la vocación y el talento para animar espacios de diálogo, de intercambio y de aprendizaje en su comunidad. La red de mediadores culturales del Banco de la República es una plataforma de diálogo y formación que apoya su trabajo en todo el país.

Presentamos nuestra red de mediadores culturales, en este video podrán descubrir mucho más

“Conscientes que la paz no se trata sólo de la ausencia de violencia y del conflicto, nos proponemos hablar de confianza, de justicia, de memoria, de las reglas del juego que debemos cumplir para vivir en paz, de nuestra responsabilidad con la naturaleza, de nuestros deberes hacia nuestra comunidad, de nuestras diferencias y de nuestros conflictos íntimos. Queremos forjar actos de paz que incidan en nuestra vida cotidiana.” Explica Ángela Pérez Mejía, subgerente cultural del Banco de la República.

 

Image: 

Categoria: 

Fecha: 

Viernes, Marzo 17, 2017

Ciudad: 

Nacional
Suscribirse a RSS - Blog de itobonre

Comentarios