Manos a la obra

Los niños piensan la paz

Los niños piensan la paz

 

Tras tres años de haber sido publicado, el libro Los niños piensan la paz sigue siendo una de las herramientas más usadas en las actividades de nuestra Red de Mediadores en todo el país. Este libro es el resultado de un proyecto de lectura y escritura que dedicó dos años a conversar con más de 900 niños en 23 ciudades de Colombia sobre lo que piensan del conflicto, la paz, la amistad y el amor, entre otros.

El trabajo se hizo desde las bibliotecas del Banco de la República y de la mano del poeta Javier Naranjo y la Corporación Rural Laboratorio del Espíritu, expertos en la promoción de la lectura como ejercicio de ciudadanía y pioneros en el ejercicio de captar la voz de niños y jóvenes.

Precisamente el escritor Javier Naranjo, especializado en literatura infantil y escritura creativa con niños, fue editor en 2009 del libro Casa de las estrellas, un diccionario construido a partir de definiciones hechas por niños en donde se hace evidente su trabajo como coordinador de talleres de estimulación poética para niños. De ahí nace su inquietud por la mediación. Más sobre Javier Naranjo.

Pensar la paz

Los niños piensan la paz es un proyecto de lectura y escritura liderado por la Subgerencia Cultural del Banco de la República, en el que, a través de juegos de palabras y ejercicios de producción de textos, se exploraron los sueños, imágenes y deseos que tienen los niños colombianos sobre la paz. Las conversaciones con más de 900 niños se dieron cuando el país conversaba sobre conflicto y un posible acuerdo de paz. Las opiniones recogidas en este proyecto mostraron que el país necesita saber lo que opinan los niños, que sus opiniones son necesarias para alimentar esta gran conversación.

Ilustración Power Paola

 Durante los talleres en 23 ciudades los niños fueron invitados, a través de la socialización de libros y textos breves, a abordar de diferentes maneras el tema de la paz, lo que provocó conversaciones, reflexiones y debates sobre cómo era esa paz que ellos imaginaban. ¿Qué es la paz?, ¿cómo sería un país en paz? y ¿cómo puedo estar yo mismo en paz? fueron algunas de las preguntas incluidas en estos ejercicios. 

¿Quieres saber más sobre mediación de lectura con niños y jóvenes? Escucha a Javier Naranjo en el episodio #7 de podcast La paz se cuenta, en el que comparte algunas estrategias. Escúchenlo aquí.

El resultado ya lo conocen. El libro Los niños piensan la paz reúne una selección de estas opiniones, anécdotas, experiencias, emociones, sentimientos, significados e historias permitiéndonos escuchar sus voces y sus opiniones sobre el mundo y el país que habitan. 

“Nos pareció que los niños tenían cosas muy importantes para decir y que su manera de habitar la realidad permitía que en sus palabras hubiera mucha revelación para nuestra manera de ver la paz, la guerra y toda la cantidad de emociones que rodean esas dos palabras”, Javier Naranjo.

 Algo importante es contarles que este libro, además fue ilustrado por la historietista PowerPaola, tiene en su prólogo algunas estrategias para replicar estos talleres y experiencias en sus aulas de clase o espacios de mediación. Si aún no tienen el libro recuerden que pueden descargarlo libremente en nuestra página web

Además de la selección presentada en el libro, el proyecto formó un archivo con todos los textos de los niños que está disponible para consulta de todo el público en la Biblioteca Luis Ángel Arango. Además, en la página web, tenemos un espacio para que nos escriban lo que sienten, piensan, quieran decir sobre la paz. Los invitamos a participar.

Fotos: lanzamiento del libro Los niños piensan la paz

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Lunes, Octubre 29, 2018

Ciudad: 

Bogotá

5 recomendados de la maleta viajera de paz para niños

Maleta viajera niños LPSTLP

La maleta viajera de La paz se toma la palabra para público infantil, una de las más utilizadas por los mediadores de la Red, hace parte de nuestro baúl de herramientas La Paz se toma la palabra. La maleta contiene una selección de libros para conversar sobre bien amistad, familia y reconciliación, entre otros temas. En esta nota Diedre Becerra, líder del nodo Bogotá, recomienda cinco libros de la Maleta viajera de la paz para niños.

Sobre la maleta viajera

La Maleta viajera es una selección de materiales de lectura que busca extender el servicio bibliotecario a comunidades con difícil acceso a las bibliotecas. Con estas maletas se busca promover la lectura en aquellos lugares cuya población tiene alguna dificultad de acceso al libro y a las actividades de promoción de lectura que hace parte de este servicio. 

Yo recomiendo 

Estos son los cinco libros recomendados por Diedre Becerra de la Maleta viajera de la paz para niños:

La abuela tejedora

Este libro de Uri Orlev e ilustrado por Tania Janco, nos cuenta la historia de una abuela tejedora que llega a una pequeña ciudad. Allí teje su casa con jardín y también teje un par de nietos. Cuando lleva a los niños de estambre a la escuela no todos están dispuestos a quererlos como ella. Ante los prejuicios de la gente la abuela debe decide tomar medidas drásticas.

La Bibliotecaria de Basora

Alia Muhammad Baker es una bibliotecaria de Basora (Iraq). Durante 14 años su biblioteca fue un lugar de encuentro para todos aquellos que aman los libros, así fue hasta que empezó la invasión de Iraq. Esta es una historia real sobre la lucha de una bibliotecaria por salvar el valioso fondo de la biblioteca, este relato nos recuerda a todos que, en el mundo entero, el amor por la literatura y el respeto por el conocimiento no conocen fronteras. Este libro de Jeanette Winter está basado en una historia real contada en el año 2003 por el periódico The New York Times.

Letras al carbón

En el pueblo de Palenque casi nadie sabe leer. El señor Velandia, dueño de la tienda, es uno de los pocos que sabe. Cuando Gina empieza a recibir cartas, su hermana menor decide aprender a leer para poder entender lo que contienen, decisión que, sin saberlo, transforma la historia de todo su pueblo.

“Este libro de Irene Vasco, e ilustrado por Juan Palomino nos acerca al proceso de alfabetización que, desde finales del siglo XX, viven algunos pueblos recónditos de Latinoamérica, reconfigurando el universo simbólico y las relaciones sociales de culturas que, hasta entonces, habían basado sus normas y tradiciones en la comunicación oral”, lacuentista.net

Camino a casa

Este libro álbum de Jairo Buitrago, ilustrado por Rafael Yockteng, combina la fantasía y la nostalgia para abordar un tema difícil: la ausencia. Una niña pequeña pide a un león que la acompañe en su vida diaria, y al hacerlo compartirá con ella sus tareas domésticas, el salir de la escuela, recoger a su hermanito de la guardería y su regreso a casa. 

El libro ganó el décimo primer concurso A la orilla del viento y como parte del premio ha sido editado por el Fondo de Cultura Económica.

Plantando los arboles de Kenia

Wangari Maathai, ganadora del Premio Nobel de la Paz de 2004 y fundadora del movimiento Cinturón Verde, creció en las tierras altas de Kenia donde las higueras ocultaban los cerros, los peces llenaban los arroyos y la gente cultivaba sus abundantes huertos. Pero año tras año, las tierras fueron deforestadas y el paisaje se transformó cada vez más. Cuando Wangari regresó después de sus estudios en Estados Unidos, solo encontró huertos secos, gente desnutrida y los árboles habían desaparecido del paisaje. 

Este libro de Claire A. Nivola, ilustrado con acuarelas, narra una historia de superación y esfuerzo de una mujer para cambiar la suerte de su tierra enseñando a cuidar de ella.

Para acceder al préstamo de las maletas viajeras de la Paz es necesario hacer parte de la Red de Mediadores Culturales. Si eres mediador y estás interesado en acceder a esta maleta ponte en contacto con el referente del Centro Cultural del Banco de la República más cercano. 

Image: 

Categoria: 

Fecha: 

Lunes, Octubre 29, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Cartas sin tiempo en Bogotá

Mujeres y narrativas de paz es un proyecto creado por el promotor de lectura bogotano Juan Felipe Torres, quien hace parte de la Red de mediadores culturales La Paz se toma la palabra. El proyecto está inspirado en la herramienta Frente al otro que hace parte de nuestro baúl de herramientas. Juan Felipe comparte en esta nota la metodología de sus talleres para que otros mediadores en diferentes lugares del país puedan multiplicar esta experiencia.

De mediador a mediador

Mujeres y narrativas de paz es un proyecto de promoción de lectura y escritura creado por el mediador Juan Felipe Torres quien durante un poco más de dos meses realizó un ciclo de talleres dedicados a la escritura epistolar con mujeres entre los 27 y los 65 años. Juan Felipe nos contó detalles de su experiencia con este grupo de madres comunitarias y mujeres de la casa de igualdad de oportunidades de Barrios Unidos, así como de la metodología desarrollada a partir de la herramienta Frente al otro.

Mujeres y narrativas de paz buscaba que, a través de la comunicación epistolar, las mujeres reconocieran sus experiencias de reparación y empezaran a tejer redes de sororidad”, cuenta Juan Felipe. 

Para tener en cuenta: 

  • Es importante que el mediador realice las actividades en dos lugares diferentes y lejanos, pueden ser barrios, localidades o veredas. En este caso fueron barrios muy lejanos en localidades diferentes: Barrios Unidos y Tunjuelito.
  • La actividad consiste en un ciclo de 3 talleres por cada grupo (en este caso de mujeres) y un encuentro final con los dos grupos. Cada taller debe tener una duración de 1 hora y media.
  • En lo posible se debe afianzar un grupo establecido, es decir que siempre asistan las mismas personas.
  • Se necesita: un espacio grande donde puedan estar en círculo y mirarse a los ojos, un libro por encuentro, la herramienta Frente al otro del baúl de herramientas La paz se toma la palabra, hojas blancas, mesas, esferos, lápices y, si es posible, sobres.

“Para la realización del ciclo de talleres propusimos un camino que voy a contar en 4 pasos y/o capítulos, cada uno cuenta a su vez la metodología de cada sesión del ciclo”

Sesión 1: Narrar la resistencia

Lo primero es abrir la herramienta Frente al otro, leemos lo que propone Cartas sin tiempo y hablamos del ayer y del pasado.

¿Qué es el pasado?, ¿por qué el pasado se guarda en las cartas?, ¿qué es la resistencia?, y ¿para qué y para quién escribimos? son la preguntas que se proponen para iniciar la primera conversación del ejercicio. Entre las respuestas podremos obtener diferentes visiones sobre qué es la memoria, la resistencia y las cartas. Para esta conversación se destinan 20 minutos al inicio del encuentro.

Lectura: Al finalizar esta primera conversación se inicia la lectura, esta nos da la oportunidad de conocer otras voces sobre los temas principales de la discusión. “Para esta sesión recomiendo el libro “Breviario de la paz” que hace parte de la Colección Libro al viento. Allí podrán encontrar múltiples citas y frases alrededor de la paz, el libro está dividido en temas como memoria, pacifismo, reconciliación, entre otros. Para esta actividad en especial leímos las relacionadas con la reconciliación y la memoria ya que nos permitían hilar otra conversación.”, afirma el mediador.

Al terminar la lectura se entrega a cada participante una hoja en blanco para que escriban una carta a su pasado, pero con un elemento especial: narrando su resistencia, es decir, cómo a través de su historia han resistido a pesar de las adversidades. Al final de este ejercicio de escritura deben pedir a cada asistente que dediquen esta carta a alguien que la leerá en el segundo grupo. En el caso de Mujeres y narrativas de paz se pidió que dedicaran su carta a otra mujer. Al ejercicio de escritura se destinan 30 minutos del tiempo total de la sesión.

Ñapa: otra herramienta que puede ayudar a este ejercicio de escritura es el proyecto Cartas de la persistencia. 

*Repetimos el mismo ejercicio con el segundo grupo. 

Sesión 2: Narrar la infancia

ATENCIÓN, al iniciar la segunda sesión en cada grupo tienes una responsabilidad maravillosa ya que debes entregar las cartas al azar, a partir de ese momento se arman las parejas que inician su relación epistolar durante el resto del ciclo. Al final de esta primera sesión las participantes responden a las mujeres que les escribieron.”: Juan Felipe.

La segunda sesión del ciclo de talleres se inicia leyendo las cartas que se escribieron unas a otras, algunas de ellas comparten sus cartas con todas y las leen en voz alta. Después de la lectura se inicia una conversación sobre la niñez y se abre una conversación alrededor de preguntas como: ¿cómo vivimos la niñez?, ¿qué anécdotas tenemos de nuestra niñez? y ¿por qué la niñez se parece mucho al ejercicio de las cartas? 

“Aquí surge una reflexión muy bonita y es que cuando escribimos para otros en verdad nos estamos contando a nosotros mismos, nos reconocemos y recordamos quienes somos. Por eso este ejercicio es íntimo, así como lo propone la herramienta Frente al otro”.

Lectura: Para este ejercicio se recomienda la lectura en voz alta del cuento El día que terminó mi niñez del autor cubano Guillermo Cabrera Infante, que habla sobre el mito que se teje alrededor de la Navidad. Enseguida se conversa sobre sus experiencias concretas y de cómo las relacionan con el cuento. 

Ñapa: recomendamos consultar el análisis de la Obra Retrato del Niño cuervo de José Miguel Figueroa.

Al final se escribe una carta de nuevo. “Vamos a pedirles que narren su infancia a las mujeres del otro barrio, que les cuenten quienes fueron y qué pasó en ese ayer. En este momento del ejercicio podemos encontrar historias muy alegres y tiernas, así como historias muy tristes y dolorosas, esto nos permite ir creando vínculos mucho más fuertes entre los grupos.”

* Repetimos el mismo ejercicio con el segundo grupo.

Sesión 3: Narrar los recuerdos y aromas

Con esta sesión de recuerdos y aromas agregamos recetarios a nuestras epistolares.

Lectura: para esta sesión se trabaja con un recetario santafereño de Libro al viento. “Recomiendo que cada mediador busque un recetario propio de su cultura y gastronomía, recordemos que los recuerdos también se relacionan con nuestra identidad.”, afirma Juan Felipe.

En Mujeres y narrativas de paz se leyó la receta del ajiaco y del cocido boyacense, a partir de las lecturas se conversó sobre los aciertos y desaciertos que estaban en las recetas que proponía el libro. Cada mujer tenía un recuerdo de cómo lo preparaba su abuela o cómo se cocinaban estos platos en su casa.

“Después de eso hablamos sobre cómo los aromas y los sabores se tejen en los recuerdos de nuestra vida, entonces nos preguntamos ¿qué recuerdo con sabor y aroma queremos compartirles a las mujeres del segundo grupo?”

Segunda lectura: vamos a cerrar con el libro de Héctor Abad Faciolince “Tratado de culinaria mujeres tristes”, un texto increíble que propone postulados a modo de recetas de cocina.

La carta de esta sesión se divide en dos: en la primera parte cada quien comparte su mejor recuerdo de aromas y sabores: la arepa que preparaba mamá antes de salir, el chocolate de la abuela, esa sopa de cuchuco que luego de enfermar mamá no pudo volver a preparar, etc. La segunda parte, que surge a partir del libro de Faciolince, consiste en escribir una receta a su compañera epistolar. De este ejercicio en Mujeres y narrativas de paz surgieron “recetas para perdonar”, “recetas para superar ausencias”, entre otras.

*Repetimos esta actividad en el segundo grupo.

Sesión 4: El encuentro

“Otra promesa que logramos cumplir fue el encuentro. Al final las participantes querían conocer quien les habían escrito cartas y quién había leído las suyas”, cuenta Juan Felipe.

En el marco de un encuentro de experiencias significativas de promoción de lectura se logró reunir a los dos grupos de Mujeres y narrativas de paz, quienes se reconocieron en palabras y abrazos. 

“Durante el encuentro hablaron de la experiencia sobre cómo fue escribir. Los talleres eran en la noche, muchas llegaban de trabajar directamente a las sesiones así que, de una u otra forma, el ejercicio de escritura hacía parte de su descanso, de liberar cargas. Un abrazo entre ellas fue para todos la conclusión más valiosa de este taller, como dice Eduardo Galeano: “Nosotros seguimos creyendo en los asombrosos poderes del abrazo humano."

Importante: se pidió autorización a las participantes para publicar sus cartas. Sacamos copias de quienes autorizaron y se entregaron las originales a cada participante. Al final se realizó una publicación con las memorias del ciclo de talleres.

“Espero que esta experiencia, a partir de la herramienta Frente al otro, pueda servir a que mediadores en todo el país repliquen esta metodología, esperamos que nos puedan compartir sus experiencias en el grupo de Facebook.”: Juan Felipe Torres.

 

Image: 

Categoria: 

Fecha: 

Lunes, Octubre 29, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Recibimos la Biblioteca del proceso de paz

Biblioteca del proceso de paz

El pasado 5 de septiembre llegó a la Biblioteca Luis Ángel la “Biblioteca del Proceso de Paz con las FARC-EP", once tomos, incluido el Acuerdo Final, que recogen las memorias de siete años de negociación entre los delegados del Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc. Un documento histórico que próximamente estará  disponible para todos los usuarios de la red.

La biblioteca, presentada el 25 de julio en el Teatro Colon, constituye un esfuerzo en la construcción de la memoria histórica de los siete años de conversaciones exploratorias y públicas entre delegados del Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc.

La colección contiene discursos, comunicados, actas, declaraciones, fotografías, datos y detalles de los dos años de conversaciones exploratorias, de los 51 ciclos de conversaciones, de las conversaciones tras el plebiscito, incluyendo las discusiones entre los voceros del SI y del NO. Además, información sobre los el tránsito a la legalidad de la organización armada de las Farc. Los 11 tomos están distribuidos de forma temática y cronológica.

Biblioteca del proceso de paz-2

Durante la entrega participaron Alberto Abello, director de la Biblioteca Luis Ángel Arango y la red de Bibliotecas del Banco de la República, Natalia Guarnizo, coordinadora del Proyecto La paz se toma la palabra, delegados de la Oficina del Alto Comisionado para la paz, entre otros.

Más imágenes.

 

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Domingo, Octubre 28, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Los nuevos Hechos de Paz

Foto tomada por: Efraín HerreraSistema Informativo del Gobierno.

“Paz es vivir en equilibrio y armonía  con todas las cosas vivas”, esta es la definición de paz de la gobernadora del pueblo indígena Misak Misak (sur de Colombia), una frase que refleja el propósito de la línea de tiempo Hechos de paz, una lista de hitos históricos que hace parte de nuestro baúl de herramientas. En esta línea de tiempo mostramos los actos que persistieron en la idea de paz a pesar del conflicto y que nos han permitido avanzar hacia una sociedad más justa, armónica y en equilibrio. A propósito del Día Internacional de la Paz, actualizamos esta línea de tiempo con hechos que ocurrieron durante el último año, entre las novedades están loa hitos relacionados con “Hacer las paces con la naturaleza”. 

Hechos de paz es una línea de tiempo que organiza cronológicamente los acontecimientos que han dado luces de paz a nuestra historia, desde 1879, con la solución de la Guerra de los Mil Días, hasta los eventos más recientes.  

La escogencia de estos hechos va más allá de una selección de acontecimientos, lo que busca es generar un contexto a través de hechos específicos para entender nuestra historia y nuestro papel como ciudadanos en el posconflicto. La Línea de tiempo tiene varias categorías. Están los actos promovidos por la sociedad civil, los de las instituciones estatales y los diálogos con organizaciones alzadas en armas. También tiene un capítulo dedicado a referentes latinoamericanos.

Nuevos hechos de paz

Esta herramienta, que además tiene una versión física que se presenta en los diferentes Centros Culturales del Banco de la República, universidades, y bibliotecas del país, fue pensada como una línea de tiempo viva, es por eso que decidimos actualizarla con los hechos de paz que han sucedido en el último año. 

Acontecimientos como la creación de la Jurisdicción Especial para la paz (JEP), la presentación de “Fragmentos”, la obra realizada por Doris Salcedo con las armas entregadas tras el acuerdo de paz con las Farc, o la velatón por la paz son algunos de los nuevos hechos que desde ahora conforman esta línea de tiempo. Entre las novedades de esta línea de tiempo, está la introducción de nuevos hitos relacionados con “Hacer las paces con la naturaleza”, una de las líneas temáticas del proyecto”. 

 Algunos de estos hechos, que hacen referencia a acciones de paz con la naturaleza,  son por ejemplo la sentencia que reconoce los derechos del Río Atrato  o la declaratoria de los derechos de la Amazonía. Estos hechos, resultado de movilizaciones ciudadanas a favor  de la justicia ambiental, son considerados hechos de paz porque promueven relaciones de paz entre la sociedad y el medio ambiente. 

Te invitamos a consultarla y compartirla. Línea de tiempo Hechos de paz

La paz es una construcción cotidiana y de todos, por eso los invitamos a compartir los hechos de paz que consideren deben estar en esta línea de tiempo. Solo deben completar el siguiente formulario.

 

Image: 

Categoria: 

Fecha: 

Viernes, Septiembre 21, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Puentes para encontrarnos

El pasado 23 de agosto se realizó en el Centro cultural del Banco de la República en Neiva el primer encuentro de la iniciativa “Puentes para encontrarnos”, un espacio dedicado a la promoción y divulgación del baúl de herramientas del proyecto La paz se toma la palabra.

Taller LPSTLP Neiva

El propósito de esta actividad fue promover y difundir las herramientas del proyecto para generar espacios de diálogo y cultura de paz. Al encuentro asistieron 17 personas entre docentes, trabajadores sociales, padres de familia y agentes culturales. 

Taller LPSTLP Neiva

En la primera parte del taller se abordaron las herramientas digitales, luego se presentó la herramienta “Hechos de paz” con la que los asistentes pudieron construir su línea de tiempo.   La idea es que por medio de la experimentación y la apropiación de estas herramientas se puedan generar nuevas estrategias y contenidos que potencien los procesos que desarrollan los asistentes en sus comunidades propiciando espacios de conversación.

Taller LPSTLP Neiva

 

Fotografías por: Lubeth Peralta Rojas

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Lunes, Agosto 27, 2018

Ciudad: 

Neiva

“De toda la gente” y “Pütchipü’ü” retoman su viaje por el país

El segundo semestre de 2018 inicia con la gira de algunas exposiciones temporales por los Centros Culturales del Banco de la República en el país. Esta vez las exposiciones De toda la gente. 25 años de la Asamblea Nacional Constituyente y Pütchipü’ü, el oficio de la palabra entre los wayuu, enmarcadas en el proyecto La Paz se toma la palabra, viajarán a ciudades como Bucaramanga, Popayán, Tunja y Valledupar.

Pütchipü’ü llega a Tunja y Valledupar

Esta exposición es un homenaje al oficio tradicional de los palabreros wayuu, destacado por la UNESCO como un patrimonio inmaterial de la humanidad entera. Los pütchipü’ü o palabreros son el mecanismo legítimo de intermediación reconocido por todos para dirimir los conflictos y mantener la armonía social entre los clanes matrilineales.  

Pütchipü’ü en Neiva

La exposición es el resultado de una investigación de Weildler Guerra Curvelo, antropólogo y miembro del clan Uliana de los wayuu y recorre aspectos determinantes de este oficio, desde la concepción particular que tienen los indígenas wayuu sobre los conflictos y las compensaciones, su sistema normativo, la formación del palabrero, las cualidades de su aprendizaje, la indumentaria que utilizan, así como aspectos generales de la historia y la cosmovisión del pueblo wayuu.

La muestra, que nació como una exposición temporal del Museo del Oro del Banco de la República, ha viajado a varias ciudades de Colombia y países como Madrid, Aruba y cuba.

Durante el primer semestre de 2018 visitó durante algunos meses las ciudades de Quibdó y Neiva. Gracias a su gran acogida, la exposición alargará su itinerancia en Neiva hasta enero de 2019. En n esta última se realizaron talleres y actividades con niños, jóvenes y madres comunitarias alrededor de los palabreros y la historia del pueblo wayuu. "A propósito de la exposición creamos una imitación de las rancherías, allí los visitantes hacen un juego de roles sobre las costumbres Wayú. Durante las actividades se presenta un conflicto que se debe mediar a través de la figura del Pütchipü’ü o palabrero", cuenta Lubeth Peralta, analista de asunto culturales del Centro Cultural del Banco de la República en Neiva.

Como preámbulo a esta exposición, que llegará a Tunja y Valledupar el 29 de agosto, los invitamos a escuchar el segundo episodio del podcast La paz se cuenta, en el que Weildler Guerra relata el origen mítico del pájaro Utta, el primer palabrero y mediador Wayuu

De toda la Gente visitará Bucaramanga y Popayán

Luego de más 25 años de la Asamblea Nacional Constituyente, se presentó “De toda la gente, 25 años de la Asamblea Nacional Constituyente” una selección del archivo de la Asamblea Nacional Constituyente que reposa en la Biblioteca Luis Ángel Arango. La muestra bibliográfica  exhibió documentos impresos, en audio y video, entre ellos las ponencias de los constituyentes ante las comisiones y las plenarias, la transcripción de los debates y las propuestas de los ciudadanos, resultado de las mesas de trabajo de todo el país, entre otros.

La constitución redactada en 1991 marcó un precedente histórico en el país al reconocer la diversidad política, la territorial, la ética, la religiosa y la de género, lo que abrió caminos para la participación democrática y la promesa explícita de igualdad.  Conoce detalles de esta exposición.

De toda la Gente. La asamblea nacional constituyente 1991-2016 se presentó en el primero semestre del año en los Centros culturales de Leticia, Santa Marta e Ipiales. Así fue su viaje por estas ciudades del país.

La exposición llegará a Bucaramanga y Popayán el próximo 28 de agosto. Invitamos a los mediadores en esas ciudades que utilicen esta exposición como una herramienta más para construir conversaciones sobre nuestros derechos y deberes alrededor de la paz. Les compartimos algunos consejos para utilizar la herramienta Las reglas del juego en el marco de esta exposición.

Frente al otro continúa en Montería

Gracias a la gran acogida de la exposición Frente al otro en el Centro Cultural del Banco de la República en Montería continuará la itinerancia en esta ciudad hasta diciembre de 2018.

Frente al Otro en Montería

"Entender y ponerse en los zapatos del otro es la invitación que hace la exposición Frente al Otro: dibujos en el posconflicto, en la que los asistentes no solo aprenden sobre diferentes formas de ver y hacer arte,  también aprenden sobre la importancia de construir paz a partir del arte, la historia y las palabras": Diana Carmona, jefe del área cultural en Montería.

El viaje de Frente al otro por el país.

Sobre Frente al Otro

En 2013, 12 artistas gráficos se sentaron frente a 130 personas en proceso de reintegración en más de 12 ciudades del país como Montería Cúcuta, Valledupar y Florencia, entre otras, para explorar a través del dibujo un encuentro con los testimonios de la otra Colombia. El resultado de estos encuentros está plasmado en la exposición Frente al otro: dibujos en el posconflicto (http://proyectos.banrepcultural.org/proyecto-paz/frente-al-otro) , una muestra que recoge las obras que crearon los artistas convocados al finalizar los talleres. 

“El dibujo como herramienta para acercarse al otro”

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Jueves, Agosto 2, 2018

Ciudad: 

Colombia

5 libros recomendados de la Maleta Viajera de paz para jóvenes

Ilustración Maleta viajera

 

El baúl de herramientas físicas y digitales del proyecto La paz se toma la palabra, a disposición de los mediadores culturales en todo el país, ha sido creado para pensar, hablar y crear conversaciones alrededor de  paz en bibliotecas, centros culturales, escuelas, barrios y hogares. La maleta viajera de La Paz para público juvenil, que hace parte de este baúl, contiene una selección de libros para conversar sobre bien común, memoria, y reconciliación, entre otros temas. En esta nota recomendamos cinco libros de la Maleta viajera de la paz para público juvenil.

La maleta viajera

La maleta viajera es una selección de materiales de lectura que busca extender el servicio bibliotecario a comunidades con difícil acceso a las bibliotecas. Con estas maletas se busca promover la lectura en aquellos lugares cuya población tiene alguna dificultad de acceso al libro y a las actividades de promoción de lectura que hace parte de este servicio. 

Además de las maletas viajeras de la Red de Bibliotecas del Banco de la República, las maletas didácticas del taller del ahorro y el Museo del Oro, entre otras, se creó  La maleta viajera de la paz que hace parte del baúl de herramientas del proyecto La paz se toma la palabra. La idea con esta herramienta es fomentar la promoción de lectura en diferentes tipos de públicos (infantil, juvenil y adulto) alrededor del tema que nos une: la paz. 

Cada maleta viajera de la paz está asociada a cuatro de estas palabras desde las cuales pueden propiciar conversaciones con los diferentes públicos: bien común, democracia, derechos, disenso, diversidad, justicia, memoria, paz, reconciliación y reparación.

5 libros recomendados

Diedre Becerra, mediadora cultural del proyecto en Bogotá, hizo una selección de 5 libros recomendados de la Maleta viajera juvenil de la paz. La compartimos: 

Una botella al mar de Gaza, de Valerie Zenatti

“Hay sólo 73 kilómetros entre Jerusalem y Gaza, Zenatti parte de esta realidad para cuestionarse cómo un grupo de personas puede vivir tan cerca de otro, y al mismo tiempo, tan lejos. ¿Cómo cruzar esa frontera?, ¿cómo lograr comprender al que está del otro lado? Después de los atentados terroristas en los que mueren jóvenes de su edad, Tal Levine, una chica israelí, escribe una carta y la introduce en una botella con la esperanza de que algún joven palestino la encuentre y le responda”.

Este es un fragmento de la carta:

"Quizá rompas esta carta y las páginas que la preceden. Quizá sólo sientes odio al oír la palabra Israel. Tal vez te rías de mí y quizá simplemente no existes; pero si esta carta tiene la suerte de encontrarte, si tienes la paciencia de leerme hasta el final, si como yo piensas que debemos aprender a conocernos por mil buenas razones –comenzando por nuestras propias vidas, que queremos construir en paz, porque somos jóvenes– entonces respóndeme".

Al sur de la alameda: Diario de una toma, de Lola Larra

“Un pequeño colegio está ocupado por los estudiantes y desde entonces todo parece haber cambiado: las aulas, el patio y hasta los mismos alumnos, entre ellos Nicolás –el mejor portero del equipo de fútbol–, que escribe en su cuaderno un diario de la toma. Esta novela ilustrada se desarrolla en los comienzos de la Revolución pingüina, como fue conocida la revuelta estudiantil chilena del año 2006.”

Al sur de la alameda recibió el Premio a la Edición de la Cámara Chilena del Libro en 2014, el premio a mejor novela juvenil de 2014 por Babelia y fue incluida como una de las mejores del Banco del Libro en 2015. Además está en la lista de honor IBBY desde 2018.

No comas renacuajos, de Francisco Montaña

“No es fácil encontrar una novela que aborde de manera tan sincera, valiente y profunda un tema como el abandono, el descuido y el desprecio sufrido por tantos niños y jóvenes en Colombia, un país en el que la soledad, el maltrato, la violencia y el dolor se acompañan de la indiferencia y el desprecio cotidianos. Es menos común que la aproximación a esta penosa realidad alcance tal grado de sensibilidad y poesía como las que se logran en No comas renacuajos. Francisco Montaña Ibáñez recupera una imagen: un niño que dispara y dispara con la pistola imaginaria que es su mano.”

La historia de Erika, de Ruth Vander Zee 

 “Este bello libro álbum con ilustraciones de Roberto Innocenti evidencia la importancia de mantener viva la memoria para que hechos como el Holocausto no vuelvan a suceder. El libro  narra la historia de Erika, una niña que nació en 1944 y cuando apenas tenía unos meses se salvó de morir en los campos de exterminio.  Sus padres en un acto de amor infinito, la lanzaron de uno de los vagones del tren que los conducía a la muerte.”

“En su camino hacia la muerte, mi madre me lanzó a la vida”.

Los once

“Esta novela gráfica vuelve sobre uno de los episodios más dolorosos de la historia reciente de Colombia, acercándonos a su plano más íntimo y privado. Por medio de la ficción, nos muestra las horas de espera, angustia y esperanza vividas por la familia de uno de los once desaparecidos de la toma del Palacio, y, simultáneamente, presenta lo que ocurre al interior del edificio durante el enfrentamiento armado.”

OceComic en Facebook

Para acceder al préstamo de las maletas viajeras de la Paz es necesario hacer parte de la Red de Mediadores Culturales. Si eres mediador y estás interesado en acceder a esta maleta ponte en contacto con el referente del Centro Cultural del Banco de la República más cercano.  

VIDEO: Maletas viajeras

 

Image: 

Categoria: 

Fecha: 

Jueves, Agosto 2, 2018

Ciudad: 

Bogotá

El viaje de “De toda la gente” por el país

De toda la gente - exposición

La Asamblea Nacional Constituyente estableció, hace más de 25 años, las “reglas del juego” de la sociedad colombiana, un conjunto de normas y deberes que buscan la construcción de una nación justa y en paz. Así nació la  Constitución de 1991 que mantenemos luego de décadas. “De toda la gente, 25 años de la Asamblea Nacional Constituyente”, una selección del archivo de la Asamblea Nacional Constituyente que reposa en la Biblioteca Luis Ángel Arango y se inauguró en este mismo espacio durante 2016, viaja por los centros culturales del Banco de la República en el país.

La muestra bibliográfica exhibió en la Biblioteca Luis Ángel Arango documentos impresos, en audio y en video, entre ellos las ponencias de los constituyentes ante las comisiones y las plenarias, la transcripción de los debates y las propuestas de los ciudadanos, resultado de las mesas de trabajo de todo el país, entre otros.

Luego de su paso por la BLAA, "De toda la gente, 25 años de la Asamblea Nacional Constituyente” viaja por varias ciudades del país. Desde febrero la exposición visita Leticia, Santa Marta e Ipiales donde estará hasta el próximo 23 de julio. De toda la gente también tiene una página web donde todos pueden acceder a algunos de los contenidos de la muestra: textos del catálogo, un álbum de la constituyente con retratos hechos por la maestra Beatriz González y la definición de conceptos clave en la construcción de la nueva constitución como: participación, diversidad e igualdad.

Hablemos de las reglas del juego

En la constitución encontramos las normas o “reglas del juego”  que establecen los derechos y garantías que tenemos los colombianos para poder construir un país mejor, como por ejemplo los derechos de los niños a la vida, la salud, la educación y la cultura.

Ahora bien, así como la Constitución brinda estos derechos, también establece ciertos deberes y obligaciones que debemos cumplir. Algunas de esas obligaciones son por ejemplo: respetar los derechos ajenos, participar en la vida política del país, proteger los recursos naturales y culturales, colaborar con la justicia y, por supuesto, ayudar con el mantenimiento de la paz.

Las reglas del juego, herramienta del proyecto La Paz se toma la palabra, propone resolver algunos dilemas éticos y morales en grupo y alrededor de la Constitución, así que si vas a visitar la exposición también puedes utilizar la herramienta para prolongar las reflexiones que se produzcan con el grupo de mediación. 

La idea es generar conversaciones en torno a estos dilemas promoviendo la lectura de la constitución como guía para construir las respuestas colectivamente.

Compartimos algunas ideas y sugerencias para utilizar Las reglas del juego en una actividad de mediación.

Otros recursos que pueden encontrar son archivos audiovisuales de las ponencias durante la Asamblea Nacional Constituyente. Compartimos algunos:

Asamblea Nacional Constituyente: DIVERSIDAD

Asamblea Nacional Constituyente: IGUALDAD

Un video sobre el Fondo de Archivos Constitucionales de la Biblioteca Luis Ángel Arango

Les recordamos que este será el último mes de la exposición en Leticia, Santa Marta e Ipiales. En agosto la exposición llegará a Honda, Bucaramanga y Popayán.

10 datos que debes saber sobre la Asamblea Nacional Constituyente

 

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Viernes, Julio 6, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Construyamos un tendedero de paz

Hechos de paz

Si como mediador te interesa plantear una reflexión individual y colectiva sobre los hechos que han contribuido a crear ambientes de paz en un grupo o comunidad, Hechos de paz se convierte en la herramienta perfecta. En esta nota te daremos algunos detalles y consejos para utilizarla y sacarle el mayor provecho. ¡Manos a la obra!

La paz también se construye en los actos cotidianos, en las relaciones que tenemos, en los lugares que habitamos. Las pequeñas acciones que suceden en la casa, en el colegio o en el barrio pueden ser también Hechos de paz.

El objetivo de esta herramienta, que hace parte de la bolsa de actividades es construir líneas de tiempo que nos ayuden a conversar sobre los acontecimientos o situaciones que nos hacen sentir en paz.  Con Hechos de paz se pueden generar espacios de reflexión sobre el pasado que permitan resaltar aquellos momentos que hayan marcado las historias individuales de los participantes, la historia de la comunidad y la historia del país. 

Aquí 5 consejos para utilizar Hechos de paz:

1. Al iniciar la actividad el mediador puede abrir un espacio de reflexión a partir, por ejemplo, de la lectura de dos noticias en el periódico o en la web.  La primera noticia puede ser un “Hecho de guerra” como una masacre o un enfrentamiento y la segunda noticia puede ser “Un hecho de paz” como la entrega de las armas por parte de las FARC. A partir de estas dos lecturas se puede abrir la discusión entre todos los participantes para llegar a una definición conjunta de un Hecho de Paz. 

2. Igualmente se puede llegar a una definición conjunta de Línea de Tiempo.  Podemos decir que la historia que nos hemos contado sobre el país suele estar llena de hechos de guerra, pero desde que hay conflicto han existido también innumerables esfuerzos por construir paz. Esfuerzos institucionales y políticos pero también esfuerzos desde la sociedad civil, desde las comunidades, desde el campo y desde la ciudad que podemos ubicar en una línea de tiempo. 

Al interior de la herramienta se encuentran 4 “librillos”. El primero (color naranja), será clave  en esta etapa de conversación pues da algunas pistas para definir los conceptos claves de esta actividad: hechos de Paz y línea de tiempo. 

3. Dependiendo del tiempo con el que se cuente para la actividad se puede decidir trabajar solo  una de las líneas de tiempo que propone la herramienta o las tres: una línea de tiempo personal “Mi Línea de tiempo” (librillo  azul), una línea de tiempo del entorno del participante “La línea de tiempo de mi entorno” (librillo fucsia) y una línea de tiempo colectiva “El tendedero de la paz” (librillo verde).

4. Con Mi línea de tiempo los participantes deben dibujar una silueta de su propio cuerpo y ubicar en él hechos o acontecimientos su vida que asocien con el sentimiento de paz. 

Con  La línea de mi entorno los participantes realizan individualmente una línea de tiempo de hechos de paz de su comunidad. Cada participante elije si va a trabajar sobre su familia, su colegio, su barrio, etc. 

5.Finalmente con El tendedero de la paz se trabaja de manera colectiva.  Entre todos escogerán el tema de la línea de tiempo: el colegio, la biblioteca, el barrio, el municipio, etc. Cada participante deberá escoger un hecho de paz que quiera compartir con el grupo. Entre todos conversarán y llegarán a consensos para construir un tendedero que refleje los hechos de paz de ese colectivo. 

6. No sobra recordar que para esta actividad se necesita un espacio amplio y materiales como cartulinas, marcadores, tijeras y por supuesto, cuerda y pinzas para el tendedero.

Por último, sugerimos consultar   la línea de tiempo que tenemos en la página web del proyecto. como una manera de ampliar la reflexión al finalizar la actividad.

También queremos recordarles que tenemos un espacio en la página web en el que pueden compartir con nosotros los hechos de paz que consideren deben estar en esta línea de tiempo, al fin y al cabo la paz es una construcción cotidiana y de todos. ¡Participa!

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Jueves, Julio 5, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Páginas

Suscribirse a Manos a la obra