Hagamos las paces con la naturaleza

Hagamos las paces con la naturaleza

¿Qué significa ecosistema? ¿Qué camino recorre el agua?

¿Cuál es la relación entre una bolsa de plástico y la vida de un río?

Aquí encontrarás herramientas  que te ayudarán a tomar conciencia sobre el impacto ambiental que genera nuestro modo de vida y la necesidad de conocer, respetar y conservar nuestro patrimonio natural. Colombia es uno de los países con mayor diversidad de especies de plantas y animales del mundo y esta gran biodiversidad es nuestro más valioso patrimonio.

Herramientas

El agua que nos refresca, el colibrí que visita el balcón y las frutas del jugo que más nos gusta, están relacionados con la biodiversidad. Por su ubicación geográfica y condiciones de relieve, Colombia cuenta con diversidad de climas, especies y ecosistemas. Por esto, con solo el 0,7% de la superficie terrestre somos uno de los países más ricos y biodiversos.

Esta biodiversidad se manifiesta en las diferentes formas de vida en el planeta (plantas, animales, hongos y microorganismos) y las interrelaciones entre ellas (ecosistemas), incluyendo las que se generan entre la naturaleza y la sociedad. Así, la biodiversidad está presente en todo lo que hacemos o conocemos; suministra innumerables beneficios (servicios ecosistémicos) de los cuales depende el bienestar de la humanidad.

La Subgerencia Cultural del Banco de la República realizó durante los años 2011 y 2012 el proyecto cultural Agua, un patrimonio que circula de mano en mano, con el cual se buscó crear conciencia sobre la importancia de este recurso y las múltiples maneras y dimensiones en que atraviesa la vida de todos.

El proyecto, que se encuentra disponible en línea, pretende divulgar buenas prácticas de uso y conservación del agua a partir de la apropiación del lema: yo vivo, yo habito, yo afecto un entorno.

BCB No. 91: Las aves: un patrimonio natural y cultural

Abrimos el Boletín núm. 91 con un texto de Daniel Uribe Restrepo, quien hace una difícil labor en la selección de algunas de las aves más emblemáticas del Eje Cafetero a partir de criterios de conservación, como eje principal de reconocimiento, que hace posible entender el gran valor de las aves en nuestro patrimonio y que con sus extraordinarias fotografías nos facilita apreciar la belleza y variedad de las especies en peligro de extinción.

A lo largo de la edición hay un canto al unísono: el reconocimiento de las aves, la importancia de su estudio y la urgencia por conservarlas.