El río Atrato sujeto de Derechos, una sentencia pionera a nivel mundial

Río Atrato. Foto: Wikimedia Commons

Categoría hecho de paz: 

  • Voces de la sociedad civil

Fecha: 

2016

Una acción de tutela fue interpuesta por el Foro Interétnico Solidaridad Chocó (FISHC) y los Consejos Comunitarios Mayores de la cuenca del Río Atrato (Consejo Comunitario Mayor de la Organización Popular y Campesina del Alto Atrato-COCOMOPOCA, el Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Integral del Atrato-COCOMACIA y la Asociación de Consejos Comunitarios del Bajo Atrato (ASCOBA), con el apoyo y representación del Centro para la Justicia Social Tierra Digna. La acción de tutela demandaba a 26 entidades del Estado buscando garantías para los derechos fundamentales de las comunidades asentadas en las riberas del río y su entorno. La tutela se valió del derecho a la vida, a la salud, al agua, a la seguridad alimentaria, al medio ambiente sano, a la cultura y al territorio de las comunidades étnicas para solicitar medidas que permitieran dar solución ante la grave crisis socio-ambiental, ecológica y humanitaria que se vive en esta cuenca, sus afluentes y territorios aledaños.

El caso fue seleccionado por la Corte Constitucional donde llegó a las manos del ex magistrado Jorge Iván Palacios quien profirió el fallo de la Sentencia T-622 de 2016 el 10 de noviembre de 2016 que le otorgaba derechos al río Atrato. 

El documento ordenó proteger el Atrato como una entidad autónoma sujeta de derechos partiendo de la premisa que asegura que “La tierra no le pertenece al hombre sino, por el contrario, es el hombre quien pertenece a la tierra”.

Este tipo de sentencia fue revolucionaria no solo en Colombia, también en el continente. En el mundo solo se había logrado una decisión así en India y Nueva Zelanda.

 

Río Atrato. Foto: Wikimedia Commons