Semanario El Campesino: “un periódico al servicio y en defensa del mundo rural colombiano”

El semanario El Campesino, editado por ACPO entre 1958 y 1990, circuló por Colombia a través de más de 900 parroquias católicas. Su línea editorial se transformó constantemente en más de treinta años de existencia, aunque siempre mantuvo un eje central: orientar e informar a los campesinos y consolidar una opinión pública sobre los problemas del mundo rural. A través de artículos, reportajes gráficos y columnas de opinión —y con un cuidado visual innovador para su época— el semanario fue una plataforma para la discusión sobre los problemas del campesinado y para la visibilización de sus realizaciones y organización social.

A través de sus páginas los lectores estaban al tanto de las novedades en la programación de Radio Sutatenza y se informaban sobre los cupos en los institutos de liderazgo, la llegada de nuevos aparatos radiales a su región, entre otras novedades. Además, accedían a noticias sobre eventos de la actualidad política, económica y social, y disfrutaban de secciones de entretenimiento y correspondencia, en donde se hacían concursos coordinados con la programación radial y se publicaban crucigramas, caricaturas, letras de canciones, partituras, cartas, afiches coleccionables, coplas enviadas por los mismos campesinos y los mosaicos de los graduandos de los institutos de liderazgo.