Los ciclos de la pasión La pasión grande

Durero enumeraba dos cosas por las que las artes pictóricas contaban con un valor superior: podían representar la Pasión de Cristo y conservaban el rostro humano más allá de la muerte. Solo en grabado desarrolló Durero por completo el tema de la Pasión.

Se le atribuyen hasta seis versiones, entre ellas la controvertida Pasión Verde de la que solo se conocen los dibujos, La Pasión Albertina —considerada obra de taller— y una Sagrada Cena que algunos autores creen que formaría parte de un nuevo ciclo no concluido.

Los tres libros de La Pasión de Cristo presentes en la exposición son los principales y demuestran hasta qué punto interesaba este tema a Durero.

Conocidos universalmente como La Pasión Grande, La Pasión Pequeña (xilográfica) y La Pasión Pequeña (en cobre) en función únicamente de su tamaño y técnica, presentan notables diferencias entre sí. La Pasión Grande, iniciada en 1498 y concluida en 1511, contiene grabados muy dispares: mientras los más antiguos reparten por igual el interés de la escena, los más modernos sintetizan las líneas para atraer la mirada del espectador hacia el asunto principal. La Pasión Pequeña xilográfica (1508–1510) desarrolla, a través de treinta y siete grabados, la narración al completo. Destinada a un público amplio llama la atención el esfuerzo por ilustrar de modo explícito el suceso desde El pecado original a La ascensión. La Pasión Pequeña en cobre (1507–1513) se editó también como libro, pero no llevó texto, lo que hace pensar que no estaba destinado estrictamente a la devoción. La obra plantea otro tipo de preocupaciones diferentes a su homónima sobre madera: mayor profundización psicológica en los rostros y actitudes de Cristo, atmósferas, calidades y composiciones complejas, segundos planos más cuidados y elección de cánones clásicos para las figuras.

LA PASIÓN GRANDE

La serie se compone de doce estampas (once escenas y portada). La mayor parte se realizaron en torno a 1498. En 1510 Durero añadió los cuatro que faltaban y el frontispicio. Se conocen pruebas anteriores a la única edición con texto. En el año 1511 se publican conjuntamente

Los Tres Grandes Libros: la edición latina del Apocalipsis, La vida de la Virgen y esta Pasión Grande con el título “Passio domini nostri Jesu.../ per fratem Chelidonius collecta; cum figuris Alberti Dureri Norici Pictoris”. En el colofón figura Alberto Durero como impresor: “Impressum Nurnberge: per Albertumm Durer pictorem, Anno Christiano 1511”. Después se han grabado xilografías sueltas sin texto durante el siglo XVI y XVII.

Durero solicitó al fraile agustino Benedictus Chelidonius (adaptación latina del apellido Schwalbe, “golondrina”) que escribiera para esta serie, para la Pasión Pequeña en madera y para La vida de la Virgen comentarios en verso.