Cronología

La reconstrucción de los eventos sobre la vida de Leo Matiz se ha prestado para múltiples interpretaciones, generando confusiones y contradicciones que alteran la apreciación de su obra y de su práctica de la fotografía. La presente cronología se hizo a partir de la revisión crítica de las líneas de tiempo publicadas sobre el fotógrafo. Tanto la importancia como la incoherencia de algunos acontecimientos se referencian aquí bibliográficamente.

1917. Leonet Matiz Espinosa nace el 1º de abril en Aracataca (Magdalena), en el hogar de Tulio Matiz y Eva Espinosa, quien “lo tuvo que parir en el lomo de una yegua en pleno galope”1.

1932. Hace su primer viaje a Bogotá para iniciar sus estudios en un colegio de la comunidad marista. Sin embargo, regresa con sus padres luego de su fracaso por ser considerado un alumno “irrespetuoso” e “indisciplinado”2 .

1933. Publica caricaturas en la revista Civilización de Barranquilla y realiza una exposición en la Confitería y Café Excélsior, de Santa Marta3 .

1935. Su formación académica resulta difícil de reconstruir debido a las diversas versiones existentes. Algunos autores señalan que ingresó en 1935 a la Escuela de Mecánica de Aviación en Madrid (Cundinamarca)4 , cuando otros sugieren que estudió ingeniería en 19365  o dactiloscopia hacia 19386 . Una versión reciente plantea su ingreso a la Escuela de Bellas Artes de Bogotá7 .

1938. El periódico El Tiempo publica desde el mes de marzo sus caricaturas en “Cosas del Día” y “Segunda Sección”. Adquiere su primera cámara y se inicia en la fotografía por consejo del periodista Enrique Santos Montejo, Calibán8 . Al respecto, se dice que Santos le dio una suma de dinero para comprar su primera cámara de fuelle9 , una Voigtländer Bessa10 . Según cuenta el propio Matiz, recibió una cámara como contraprestación por un fotorreportaje sobre el río Magdalena que hizo para Estampa11 , revista en la que aparece por primera vez su famosa fotografía “La red”, el 8 de abril de 1939. Del comienzo de esta “jira [sic] artística por todo el país” se da cuenta en la prensa12 .

En cuanto a su formación como fotógrafo no hay consenso. Una versión señala que Calibán lo remitió al fotógrafo de sociedad J.N. Gómez13 y que Daniel Rodríguez fue quien le enseñó a revelar14 . Otra versión sostiene que quienes lo formaron serían los fotógrafos Cipriano Osorio15  y luego el reconocido Luis B. Ramos16 .

1939. Establece junto al artista Julio Abril un taller de artes gráficas y comerciales llamado Arcom, en el edificio del Bazar Veracruz.

1940. El 20 de agosto sale del país con rumbo a Panamá. Luego atraviesa Centroamérica, pasando por Costa Rica y El Salvador, donde hace dos exposiciones junto al pintor costarricense Francisco Amighetti: la primera en diciembre para la legación de Colombia y la segunda al año siguiente, en el Casino Salvadoreño17 . Contrae matrimonio con su primera esposa, Celia Nichols, quien le regala una cámara Rolleiflex. Al respecto, señala Matiz: “Fue la primera máquina fotográfica que me regalaron en la vida”18 

1941. Llega a Ciudad de México y participa en la “Exposición de pintura, escultura y grabado de artistas colombianos residentes en México”, celebrada en el Palacio de Bellas Artes e inaugurada el 20 de julio, con motivo de la celebración de la Independencia de Colombia. Se exhibieron obras de Julio Abril, Luis Alberto Acuña, Juan Sanz de Santamaría, Rómulo Rozo.

1941-1945. Trabaja como reportero gráfico para las revistas Así, Hoy y Nosotros. Uno de los fotorreportajes más destacados es “Vengo de la isla de los desesperados. Islas Marías”.

1942-1947 Trabaja como stillman o fotofija19  para las películas El circo y El puente del castigo del director Miguel M. Delgado, La virgen que forjó una patria de Julio Bracho, Lo que va de ayer a hoy de Juan Bustillo Oro, Nuestros maridos de Víctor Urruchúa, Las cinco advertencias de Satanás de Julián Soler, Devoradora de Fernando de Fuentes y Fiesta brava de Richard Thorpe, en la que Matiz actúa como fotógrafo de prensa20 .

1944. Viaja a Estados Unidos, donde presenta una exposición de acuarelas y dibujos en el Advertising Club of New York.

1945. David Alfaro Siqueiros lo contrata para producir “esbozos fotográficos”, destinados a proyectos artísticos. Con la dirección de Alfaro Siqueiros, el fotógrafo realiza al menos dos sesiones, según se puede evidenciar en las fotografías que se conocen. Otra serie documenta el contexto de la realización del mural Cuauhtémoc contra el mito.

El reportaje “El pulque: envilecedor de nuestro pueblo”, publicado en la revista Nosotros en julio del año anterior, lo hace merecedor del premio otorgado por la prensa mexicana como mejor reportero gráfico de México21  .

Conoce al director de cine español Luis Buñuel y le muestra su trabajo fotográfico sobre los marginados de la Ciudad de México. Según algunas interpretaciones, este material inspira a Buñuel para su película Los olvidados (1950)22 .

1947. Se vincula a la revista Selecciones del Reader’s Digest, que lo lleva a trabajar en varios países de Latinoamérica. Después de visitar una exposición de David Alfaro Siqueiros en el Palacio de Bellas Artes, Leo Matiz acusa de plagio al artista en la Revista de América, en el mes de noviembre. El litigio revela un malentendido alrededor del papel de la fotografía en el método muralista. Debido a la amplitud del escándalo ocasionado por su denuncia y tras el incendio de su estudio, Matiz decide irse de México23  .

1948. En abril viaja a Bogotá para cubrir la IX Conferencia Panamericana, donde había acordado entrevistarse con el líder liberal Jorge Eliécer Gaitán, quien, según el fotógrafo, le debía presentar a su vez al cubano Fidel Castro24 . Durante la insurrección, Matiz recibe una bala en la pierna izquierda y lo despojan de todos los equipos y rollos que había usado para cubrir el evento. Llevado a la Clínica Central, donde se encontraba también el cuerpo de Gaitán, el fotógrafo recuerda al periodista Miguel Ángel Pérez Sarmiento, quien le facilita una cámara con la cual toma fotografías de la trepanación del líder asesinado, imágenes inéditas hasta el día de hoy25 .

En mayo se aprueba la creación del Organismo de las Naciones Unidas para la Vigilancia de la Tregua, encargado de supervisar el cese al fuego en el marco de la guerra entre el recién creado Estado de Israel y Palestina. Leo Matiz, que llega en agosto invitado como observador26 , resulta nuevamente herido por bala y sale indemne de una caída en un pozo petrolero en llamas27 . En septiembre presencia la muerte del conde Folke Bernadotte, mediador en jefe de la misión, y toma fotografías del suceso, desconocidas hoy en día.

1951. Se establece en Bogotá y adquiere las Galerías de Arte S.A., donde monta su taller. Remodela el espacio y luego lo abre con el nombre Galería Leo Matiz S.A.28 . Allí se realizan exposiciones de su propia obra (8 de agosto de 1951), las primeras de Fernando Botero (1º de junio de 1951 y 2 de mayo de 1952), y “El Salón de los Rechazados” (agosto de 1952).

1952. Inicia una serie de trabajos en Venezuela, un periodo poco conocido en su obra. Se destaca por el cubrimiento de acontecimientos significativos, como la X Conferencia Panamericana (1954) o la caída del dictador Marcos Pérez Jiménez (1958). Participa en diferentes publicaciones, como Así es Caracas (1951), Aquí estuvo el Libertador (1976) y una publicación póstuma: Palacio de Miraflores: visión histórica de Leo Matiz (2013).

Se vinculó a Lámpara, publicación de la empresa norteamericana Standard Oil (ESSO) en Colombia, donde entabló amistad con el editor de la revista, el escritor Álvaro Mutis.

1966. Hace la fotografía para la publicación institucional Bavaria: 1889-1966, una tradición de prestigio y calidad. Con esta participación, el fotógrafo reanuda la práctica del color en su obra.

1972-1974. Trabaja para la Galería de Arte Nacional de Venezuela.

1978. Víctima de un violento asalto en Bogotá, pierde el ojo izquierdo y abandona el ejercicio de la fotografía. Matiz cuenta este suceso en varias entrevistas como la realización de una premonición que había tenido años antes en un sueño.

Matiz se retira a una finca en Fusagasugá (Cundinamarca). Prueba suerte en diferentes negocios asociados al campo, sin éxito29 .

1988. El Museo de Arte Moderno de Bogotá organiza la primera gran exposición retrospectiva de la obra de Leo Matiz.

1997. Se publica Los hombres del campo, una recopilación de imágenes en la que Matiz retrataba al campesino mexicano de mediados de los años cuarenta y noventa.

1998. Muere el 24 de octubre en Bogotá, a la edad de 81 años.

2011. Exposición París eterno: fuegos de la libertad, en la galería Ideobox Artspace, en Miami. La muestra presenta por primera vez fotografías inéditas de fuegos artificiales, exhibidas como un registro de la celebración de la liberación de la capital francesa de la ocupación nazi, el 25 de agosto de 1944.

2013. Exposición Leo Matiz: mirando el infinito, en el Museo Nacional de Colombia, como parte del programa de Homenajes Nacionales.

2017. En el marco del natalicio de Leo Matiz, se presentan las muestras Leo Matiz, el muralista de la lente. Siqueiros en perspectiva, en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México, y Leo Matiz, el muralista de la lente. A cien años de su nacimiento, 1917-2017, en el Colegio de San Ildefonso de la misma ciudad.

Referencias 

1 Miguel Ángel Flórez Góngora, “Leo Matiz, el último gitano de Macondo”, Macondo visto por Leo Matiz. Bogotá: Fundación Leo Matiz, Semana Libros, 2015, p. 18. . Volver arriba

2 Miguel Ángel Flórez Góngora, Leo Matiz. la metáfora del ojo. Bogotá: Ministerio de Cultura, 1998, p. 139. . Volver arriba

3 Matiz realizaría una nueva exposición en el mismo lugar en el año 1936. Luis-Martín Lozano, “México en la obra de Leo Matiz. Itinerario artístico y estético”, en Luis-Martín Lozano (coord.), El México de Leo Matiz. México, D.F.: Equilibrista, 2008, p. 19. . Volver arriba

4 Leo Matiz. Bogotá: Museo de Arte Moderno de Bogotá - Unión Gráfica, 1988, p. 13. . Volver arriba

Álvaro Medina, “Leo Matiz”, Poéticas visuales del Caribe colombiano al promediar el siglo XX. Bogotá: Molina Velásquez, 2008, p. 25. . Volver arriba

6 Flórez, Leo Matiz. la metáfora del ojo, op. cit., p. 121. . Volver arriba

7 Macondo visto por Leo Matiz. Bogotá: Fundación Leo Matiz, Semana Libros, 2015, p. 176. . Volver arriba

8 Varias publicaciones hacen referencia a “una cámara alemana Roylander (sic)”. Por ejemplo, Flórez, Leo Matiz. la metáfora del ojo, op. cit., p. 121. . Volver arriba

Flórez, ibíd., p. 160. . Volver arriba

10 Ernesto Peñaloza, “Leo Matiz: mirando el infinito”, Leo Matiz: mirando el infinito, Colombia, Diego Samper Ediciones, 2013, p.8 . Volver arriba

11 Susanna Francalanci, Leo Matiz, fotógrafo. Milán: Il Museo della Scienza e della Tecnica di Milano, 1995. . Volver arriba

12 “Leo Matiz”. El Tiempo, 27 de diciembre de 1938, p. 7. . Volver arriba

13 Flórez, Leo Matiz. la metáfora del ojo, op. cit., pp. 145 y 160. . Volver arriba

14 Ibíd., p. 164. . Volver arriba

15 Peñaloza, op. cit., p. 10. . Volver arriba

16 Leo Matiz: el muralista de la lente. A cien años de su nacimiento. México, D.F.: Fundación Leo Matiz, 2017, pp. 102-103. . Volver arriba

17 Lozano, op. cit., pp. 25-28. . Volver arriba

18 Flórez, “Leo Matiz, el último gitano de Macondo”, op. cit., p. 24. . Volver arriba

19 Se trata de un fotógrafo encargado de hacer un registro del proceso de grabación. El material que se obtiene se emplea con fines publicitarios. . Volver arriba

20 Leo Matiz: mirando el infinito. Bogotá: Museo Nacional de Colombia, 2013, p. 102. . Volver arriba

21 Leo Matiz: el muralista de la lente. Siqueiros en perspectiva. México, D.F.: Instituto Nacional de Bellas Artes, 2017, p. 36. . Volver arriba

22 Leo Matiz: mirando el infinito, op. cit., p. 102. . Volver arriba

23 Macondo visto por Leo Matiz, op. cit., p. 179. . Volver arriba

24 Flórez, Leo Matiz, la metáfora del ojo, p. 169. . Volver arriba

25 Cara a cara: periodismo de frente en televisión. Entrevista a Leo Matiz. Dirección Darío Arizmendi. Bogotá: Caracol Televisión, 1995 (aprox.). . Volver arriba

26 Germán Arciniegas, “De la vida de Leo Matiz”, Leo Matiz: mirando el infinito. op. cit., p. 102. . Volver arriba

27 José Font Castro, “Las siete vidas de Leo Matiz”, El tercer ojo de Leo Matiz = The third eye of Leo Matiz. Bogotá: Ediciones Gamma, 1994, p. 24. . Volver arriba

28 Julián Camilo Serna, “El valor del arte. Historia de las primeras galerías de arte de Colombia (1948-1957)”. Ensayos. Historia y teoría del arte, n. º 17, pp. 74-75. . Volver arriba

29 Cara a cara: periodismo de frente en televisión. op. cit. . Volver arriba