“Colombia será ejemplo mundial de cómo pasar de la guerra a la paz”: John Paul Lederach en Hablemos de Verdad

“Colombia será ejemplo mundial de cómo pasar de la guerra a la paz”: John Paul Lederach en Hablemos de Verdad

Diciembre 10, 2019

La última conferencia del ciclo Hablemos de Verdad, organizado por el proyecto La Paz se toma la palabra en alianza con la Comisión de la Verdad, realizada el pasado jueves 5 de diciembre, contó con la participación del experto en negociación de conflictos John Paul Lederach y el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad. El evento comenzó con las palabras de la comisionada Lucía González, quien hizo un llamado a la ciudadanía a contribuir a la construcción de una verdad alimentada por todas las voces. La comisionada resaltó la importancia del tema de la conferencia “Las verdades que conviven” debido a la situación por la que está atravesando el país en la que se hace necesaria la búsqueda de mecanismos y estrategias comunes que permitan imaginarnos dinámicas sociales en escenarios polarizados tendientes al fortalecimiento de la convivencia y lograr transformaciones de largo aliento.

 “Colombia será ejemplo mundial de cómo pasar de la guerra a la paz, de cómo construir una casa en la que quepamos todos y todas”, con estas palabras el académico estadounidense abrió su intervención en la que narró algunas de sus experiencias como negociador de conflictos en territorios polarizados como Tayikistán y Colombia. Lederach planteó que “para caminar hacia el horizonte de la verdad hay que abrir un camino de confianza”, puesto que, en su experiencia, la primera víctima de la guerra no es la verdad sino la confianza. Por lo tanto, para restaurar la confianza en escenarios de alta conflictividad, Lederach expresó que se hace necesario superar dos grandes desafíos: hablar con honestidad y cultivar la paciencia de la escucha. 

Lederach expuso tres dinámicas comunes que propician la polarización en las sociedades marcadas por el conflicto: juzgar antes de escuchar al otro, culpar como forma de limitar la responsabilidad colectiva y demonizar en lugar de humanizar: “En Colombia cohabitarán, y seguramente no desaparecerán, narrativas diferenciadas y excluyentes, por lo tanto, la pregunta es bajo qué condiciones será posible hablar con mayor honestidad, escuchar con mayor paciencia y aumentar una curiosidad creativa y colectiva para que verdades distintas logren convivir sin violencia”. Al respecto, el conferencista socializó unas experiencias comunitarias en el país que, por medio de reglas de honestidad y respeto establecidas de manera colectiva, se han podido lograr pactos de comportamiento y ejercicios de diálogo entre distintos actores que han redundado en la convivencia pacífica y que han impedido procesos de rearmamento de grupos. 

El doctor en Sociología presentó las dos grandes paradojas de los procesos de verdad, convivencia y no repetición de hechos victimizantes: “La primera es que lo que anhelas recibir de la otra persona tienes que ofrecérselo y la segunda es que casi siempre las personas que más han sufrido son quienes nos enseñan el camino para establecer relaciones no muy esperadas”. Estas paradojas se convierten en la oportunidad de abandonar actitudes que configuran la idea del enemigo a vencer y a asumir la responsabilidad de cada uno en propiciar las posibilidades del encuentro con el otro para transformar el conflicto. Al respecto, el padre Francisco de Roux expresó la urgencia de reconocer el dolor e indignación que el conflicto ha producido en todas las esferas sociales y en todos los territorios del país, lo que ha despertado sentimientos de venganza, e invitó a distanciarse de las voces provenientes de líderes políticos y de opinión que movilizan las emociones de la población e incitan a la polarización.

Comentarios