“Literatura para aprender a hacer las paces”. La labor de Ana María Arenas, del nodo Pereira

“Literatura para aprender a hacer las paces”. La labor de Ana María Arenas, del nodo Pereira

Abril 20, 2020

Desde la ciudad de Pereira nos llega la historia de Ana María Arenas Mejía, mediadora cultural e integrante del colectivo Nanas lectoras. Desde hace 5 años, este grupo viene realizando el programa radial “Literatura para cultivar el alma, literatura para aprender a hacer las paces”, transmitido en la en la Emisora Ecos 1360 en el espacio matutino “Buenos días por la mañana”. Esta franja se ha convertido en una oportunidad para promover el amor por la literatura a niños por medio de arrullos, canciones, cuentos e historias, muchas de ellas de la maleta viajera del proyecto La paz se toma la palabra. Al respecto, Ana María comenta: “Entramos a los hogares de Pereira y sus alrededores con una gota de ensoñación, de cobijo literario, de abrigo simbólico para descubrir historias, personajes, tonos, formas de dirimir conflictos, de relacionarnos, de enamorarnos de la vida”. Durante este tiempo al aire, han sido leído más de dos mil cuentos de autores indígenas colombianos, latinoamericanos, y de distintas partes del mundo.

Ana María y su grupo, las Nanas lectoras, creen en la construcción de las paces, en plural, como una certeza de que es posible aprender a generar relaciones respetuosas y constructivas desde cada uno de los ámbitos de la vida cotidiana y en los distintos contextos de interacción con el otro. Por eso, además del programa radial, desde el nodo Pereira se lleva a cabo el espacio de formación Nichos de aprendizaje, dirigido a maestros y animadores de lectura para profundizar en el valor de la literatura y enriquecer las experiencias de mediación lectora en familia, en las escuelas y en la comunidad.

“Fortalecidas en el poder de la conversación salimos a la calle, a los parques, las veredas, los bares, los cafés, donde encontramos niños, niñas, jóvenes, adultos y mayores con ganas de abrir el mundo de los libros y cruzar miradas y diálogos propiciados por las historias de papel y también por las historias vitales”, expresa Ana María. Así son las Nanas lectoras, seres que madrugan a leer desde un nosotros, para otros y con otros, y así hacer que la paz se tome la palabra en Pereira y sus alrededores.

Comentarios