La red se mueve

Únete a las actividades de La Paz se toma la palabra disponibles en las plataformas virtuales

 

Las actividades del proyecto La Paz se toma la palabra no se detienen. La coyuntura del aislamiento social nos ha fortalecido en la generación de actividades y contenidos para continuar con la promoción de culturas de paz, ahora, desde los recursos que las nuevas tecnologías y las redes sociales nos ofrecen. Conoce y súmate desde casa a las actividades que los diferentes nodos de nuestra red tienen para ti durante el mes de mayo: 

15 y 29 de mayo. 5:00 pm. Plataforma Facebook Live. 

El nodo Manizales nos tiene preparado un taller para aprender más acerca de cuáles son las reglas del juego que hemos construido y que nos permiten vivir en comunidad. Esto como parte del ciclo La Paz se toma la web.

https://www.banrepcultural.org/medellin/actividad/parteria-saber-ancestr...

19 de mayo y 26 de mayo. 10:00 am y 3:00 pm. Plataformas Zoom y Webex

Los nodos Tunja y Medellín nos ofrecen visitas guiadas virtuales de Partería: saber ancestral y práctica viva, a partir de los contenidos digitales asociados a esta exposición. Las visitas virtuales están dirigidas a jóvenes, docentes, profesionales en salud, trabajo social, y gestores culturales, estudiantes de trabajo social, ciencias sociales, historia y afines. Ingresa al siguiente enlace para reservar tu visita: 

https://www.banrepcultural.org/tunja/actividad/visita-guiada-virtual-exp...

19 de mayo. 10:00 am. Plataforma Google Meet

¿Quieres saber más de la revolución cultural en el campo colombiano que significó el proyecto Radio Sutatenza, desarrollado por Acción Cultural Popular? Programa una visita guiada virtual con el nodo Ibagué para conocer cómo inició y cuál fue el impacto de esta apuesta innovadora que involucró la tecnología de la época con contenidos pedagógicos para disminuir las brechas de acceso a la educación en la población rural del país. Inscríbete enviando un mensaje al correo: vcastiju@banrep.gov.co

https://admin.banrepcultural.org/en-linea/actividad/visita-virtual-por-l...

19 de mayo. 10:00 am y 3:00 pm. Plataformas Webex y Facebook Iive

El nodo Neiva nos trae la conferencia Estrategias y Herramientas que ofrece la literatura para la construcción de paz. En esta conferencia conocerás más acerca del Proyecto La Paz se toma la palabra. Igualmente, aprenderás a identificar herramientas derivadas de la literatura para que niños, jóvenes y adultos puedan contribuir a la construcción de ambientes favorables para la paz. Solicita el enlace para conectarte a la reunión de Webex al correo Lperalro@banrep.gov.co o sigue la transmisión en vivo desde la página de Facebook Banrepcultural Neiva. 

23 de mayo. 10:00 am. Plataforma Facebook live

El nodo Pasto se suma a la programación virtual asociada al proyecto LPSTLP con la conferencia La vía más idónea para transitar de violencias destructivas a acuerdos sociales y políticos para la resolución pacífica de los conflictos. La conferencista invitada es Esperanza Hernández Delgado, Doctora en paz, conflictos y democracia de la Universidad de Granada (España). Hernández posee experiencia en investigación para la paz, además es consultora y docente en temáticas de construcción de paz, tales como iniciativas de paz de base social, experiencias de resistencia no violenta, mediaciones en el conflicto armado colombiano, interculturalidad, enfoque de paz imperfecta y procesos de paz y reconciliación. También ha trabajado en mediación de conflictividades generadas en el proceso de restitución de tierras y como facilitadora para la construcción de escenarios de reconciliación desde el diálogo constructivo. No te pierdas la transmisión vía Facebook Live en la página Banrepcultural Pasto. 

Síguenos en nuestro grupo de Facebook para que te mantengas al día de las novedades del proyecto y las actividades que constantemente tenemos para ti. 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

actividades virtuales de La Paz se toma la palabra

actividades virtuales, La Paz se toma la palabra, Medellín, Pasto, Ibagué, Tunja, Manizales.

Fecha: 

Lunes, Mayo 18, 2020

Ciudad: 

Manizales, Tunja, Medellín, Ibagué, Pasto.

“Nuestra motivación es el amor por lo que hacemos y por quienes lo hacemos”

 

Las artes y la cultura son claves para transformar conflictos porque abren nuevas posibilidades para escuchar, ver, participar y crear juntos. Estas van más allá de los sentidos, emociones y pensamientos puramente racionales y nos permiten experimentar, reflexionar profundamente y conectarnos con realidades complejas. Además, desde distintos sectores, en los últimos tiempos han estado siendo utilizadas como herramientas valiosas que llaman la atención sobre preocupaciones urgentes, hablan y dan testimonio de voces acalladas, conmemoran el pasado, dignifican a la humanidad, resisten ante la opresión y cultivan la empatía y la confianza entre antiguos enemigos.

Colombia se ha convertido en escenario privilegiado para la exploración y emergencia de alternativas orientadas a la mediación y superación de conflictos y a la recuperación del tejido social a partir del uso de las artes y la cultura. Por tal motivo, el proyecto La Paz se toma la palabra convocó a organizaciones, colectivos e instituciones de diferentes puntos de la geografía nacional que desarrollan procesos desde el campo de las artes y la cultura tendientes a construir un mundo más justo, más vibrante y menos violento, por medio de estrategias diversas que pasan por la organización de festivales, el diseño de políticas, la documentación de prácticas comunitarias y el desarrollo de conceptos y teorías, que activan comunidades y construyen puentes que acerquen las diferencias. Valentina Zapata, de la corporación cultural 5ta con 5ta crew, de Bucaramanga, expresa:

“Los ejercicios que realizamos nos invitaron a reflexionar desde lo individual desde nuestros cuerpos nuestras emociones y fortalezas, pero también desde nuestros miedos para luego pensarnos desde lo colectivo y evaluar nuestros logros, desafíos y aprendizajes. Nos encontramos con tantas barreras y vemos que nada cambia a lo grande y eso puedo llegar a frustrarnos, pero luego me encuentro con gente de todos los rincones del país que están haciendo cambios pequeños desde lo local y lo regional, pero todos juntos estamos haciendo impactos grandes desde lo pequeño”.

Colombia le apuesta a la paz desde las artes

Los participantes al encuentro coinciden en que Colombia encuentra en las artes una herramienta para la transformación social debido a su riqueza en diversidad cultural. Las múltiples y muy variadas expresiones culturales en las regiones las hacen únicas; las organizaciones han sabido aprovechar esos lenguajes particulares para llegar a sus comunidades e incentivar amor, sentido de pertenencia y cuidado hacia ellos mismos y hacia el territorio. Adriana Cardona, de la Fundación Nacional Batuta, expresa:

“Colombia le apuesta al arte porque los participantes de los procesos disfrutan las actividades que las organizaciones realizan puesto que les permite identificar, descubrir y potenciar habilidades que estaban dormidas, expresar lo que sienten y piensan y ser escuchados, valorados y cuidados. Es una posibilidad de expresar lo que sentimos y que a veces por medio de las palabras resulta más difícil; nos permite generar otras pautas de interacción mucho más armoniosas, colaborativas, reconocedoras de la diferencia y por eso nos funciona tan bien para aprender otras prácticas de paz en nuestros territorios”.

“Estamos seguros de que en las comunidades que han padecido hechos victimizantes o que han sido llevadas a la precarización de sus condiciones de vida vive un enorme talento que clama ser explotado, y que los detiene es la falta de condiciones para que esas habilidades florezcan y se desarrollen; por eso es que buscamos democratizar el acceso a la cultura desde muy temprana edad y a partir de allí ofrecer otros caminos diferentes a los que las condiciones del conflicto, pero también las decisiones del gobierno o las dinámicas del capitalismo salvaje, les han impuesto”. 

El amor, declaran de manera casi unánime, es la principal motivación que impulsa los procesos adelantados por estas organizaciones. El amor por las personas, por la tierra y por el arte y la creencia en que un mundo mejor es posible permiten sortear las dificultades y desafíos que implica trabajar por la paz en este país. Al respecto, Valentina Zapata, de 5ta con 5ta Crew, comenta:

“El ADN de quien le apuesta a la transformación social, desde el arte o cualquier otra práctica, es el amor, por lo que hace, por el barrio, por la comunidad y eso se va expandiendo. El amor es lo que permite que nos levantemos todos los días a pesar de que pasen cosas malas y volvamos a empezar, a creer y a confiar”. Pablo Quintero, de la iniciativa La montaña que piensa, del municipio de Itagüí, concluye:

Es maravilloso encontrarse a personas, instituciones y organizaciones que le ponen el alma, el corazón y el empeño por motivar el cambio y contribuir a la transformación social, hemos sido muy aporreados por la violencia y aquí estamos varios que queremos ayudar a sanar a nuestra gente. Nosotros buscamos llevar una alternativa diferente a las balas para que aquello que nos divide sea superado por lo que nos junta y eso es el arte. El arte nos permite proponer un lenguaje diferente al del miedo, por el lenguaje del amor y la esperanza. Creo que, sin importar las formas en las que lo manifestemos, a todos nos une el amor por lo que hacemos y por quienes lo hacemos”.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

encuentro IMPACT 1

Laboratorio pensando juntos desde colombia, IMPACT, la paz se toma la palabra, organizaciones sociales, arte y cultura para la transformación social.

encuentro IMPACT 2

Laboratorio pensando juntos desde colombia, IMPACT, la paz se toma la palabra, organizaciones sociales, arte y cultura para la transformación social.

encuentro IMPACT 3

Laboratorio pensando juntos desde colombia, IMPACT, la paz se toma la palabra, organizaciones sociales, arte y cultura para la transformación social.

encuentro IMPACT 4

Laboratorio pensando juntos desde colombia, IMPACT, la paz se toma la palabra, organizaciones sociales, arte y cultura para la transformación social.

Fecha: 

Viernes, Marzo 13, 2020

Ciudad: 

Colombia

Valorar el presente y proyectar el futuro: los aprendizajes del III encuentro nacional de mediadores culturales

El pasado 26 y 27 de febrero se llevó a cabo el tercer encuentro nacional de la red de mediadores que hacen parte del proyecto La Paz se toma la palabra. Representantes de las 29 ciudades donde el proyecto opera tuvieron la oportunidad de encontrarse, compartir experiencias y fortalecer lazos de afecto y colaboración. Este encuentro nacional se convirtió en la oportunidad para que, en conjunto, se trazaran rutas para proyectar el horizonte de la red y del proyecto e identificar fortalezas y desafíos para su continuidad. Rosi Rayo, mediadora de Quibdó, expresó:

“Fueron muchas actividades y de cada una de ellas me llevó una reflexión. La primera actividad nos permitió generar una autoevaluación de lo que venimos haciendo como red y como mediadores, eso nos permitirá afianzar lo que venimos haciendo bien y fortalecer lo que nos falta por mejorar. En la segunda actividad, por medio de la lúdica pude aprender jugando técnicas que no conocía y que voy a implementar de ahora en adelante. En la tercera actividad me transporté a mi niñez y pude incrementar el amor hacia mi territorio. La actividad de comunicación involucró en un mismo ejercicio elementos de atención, observación, motricidad, la expresión verbal y no verbal. Todas las actividades fueron enriquecedoras y útiles para nuestra labor”.

Por medio de ejercicios lúdicos, los mediadores pudieron enunciar sus memorias, prácticas, territorios y gentes con quienes trabajan diariamente y, a partir de allí, identificar aspectos comunes y diferenciales que nutren y potencian la acción del proyecto PAZ, al igual que reconocer fortalezas y desafíos comunes. Los participantes de este tercer encuentro comparten el entusiasmo por asistir a este tipo de espacios y las ganas de continuar contribuyendo con la promoción de culturas de paz en el país. Darnely Vela, líder del nodo Cali expresó: “El aprendizaje que me llevo más profundamente es el de hacer las cosas con amor, con mucho entusiasmo, y aprovechar todo lo que nos dan, el entorno, las personas con quienes compartimos y las herramientas para llevar a cabo estos procesos de paz. Los mediadores realizan sus procesos con todo tipo de poblaciones y eso es un escenario de producción de conocimiento y experiencias muy valioso, que debemos esforzarnos por replicar, reproducir y transferir a más personas”.

 La pregunta (y la esperanza) por el futuro:

Los integrantes de esta red nacional están sintonizados en el propósito de permanecer juntos y seguir aportando a la paz del país. Si bien son conscientes de los desafíos, el futuro del proyecto PAZ es contemplado con esperanza y entusiasmo. A continuación, compartimos algunas de las visiones de futuro de los participantes del encuentro:

“Pienso para la red una mayor conexión entre los mediadores. Considero importante el intercambio de metodologías entre nosotros y la posibilidad de poder apoyarnos más en capacitación y procesos para la sostenibilidad de nuestros proyectos”. Rosa Collazos, mediadora del nodo Neiva.

“Esta es una red llena de maestros, artistas y gestores culturales por lo que hay una gran capacidad de creación y producción de estrategias y recursos para llegar a las comunidades”. Jose Díaz, mediador del nodo Santa Marta.

“A mí me gustaría que esta red lograra una mayor conexión con otros colectivos y esfuerzos en pro de la paz que hacen otras instituciones, de tal manera que podamos generar una red más sólida y eficaz que impacte de manera más masiva”. German Arias, líder del nodo Manizales.

 “Quiero que esta red se afiance y llegue a más personas y que más personas conozcan lo que hacemos. Que las capacitaciones nos sirvan para multiplicar nuestro quehacer y fortalecer los valores culturales de las distintas comunidades en sintonía con una apuesta de paz”. Matha Ianini, mediadora del nodo Armenia.

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

3er encuentro nacional de mediadores 1

3er encuentro nacional de mediadores, la paz se toma la palabra, red de mediadores, mediadores culturales.

3er encuentro nacional de mediadores 2

3er encuentro nacional de mediadores, la paz se toma la palabra, red de mediadores, mediadores culturales.

3er encuentro nacional de mediadores 3

3er encuentro nacional de mediadores, la paz se toma la palabra, red de mediadores, mediadores culturales.

3er encuentro nacional de mediadores 4

3er encuentro nacional de mediadores, la paz se toma la palabra, red de mediadores, mediadores culturales.

Fecha: 

Viernes, Marzo 13, 2020

Ciudad: 

Bogotá

La Paz se toma la palabra, una red cultural para conversar sobre paz

En 2019, el proyecto La Paz se toma la palabra continuó su labor de promover culturas de paz en Colombia, por medio de la activación de nuestras múltiples herramientas y el trabajo de los cientos de mediadores culturales a lo largo y ancho del país que hacen parte de nuestra red. El video que presentamos a continuación muestra un panorama general de este importante proyecto:

A continuación, presentamos un recuento de las actividades más destacadas que realizamos el año pasado:

CONFERENCIAS:

En alianza con la Comisión de la Verdad, desarrollamos el ciclo de conferencias Hablemos de verdad, este espacio permitió que voces expertas de distintas procedencias y áreas del conocimiento compartieran sus experiencias relacionadas con el conflicto, la guerra, el perdón y la construcción de sociedades más pacíficas. Las personalidades que atendieron nuestra invitación animaron la reflexión acerca de un concepto tan complejo, esquivo y coyuntural para el presente de nuestro país, como “la verdad”. Ellos fueron:

David Crane (EEUU), ex fiscal en jefe del Tribunal de Sierra Leona, en conversación con la Dra. Carolina Vergel (Colombia), docente investigadora de la Universidad Externado de Colombia, habló acerca del poder de la justicia y la verdad como condiciones para lograr una paz sostenible. El experto en derecho extendió un llamado a la ciudadanía a concentrarse en las posibilidades de reparación a las víctimas que traen los procesos de paz, más allá de sus inevitables fisuras. 

Por su parte, Philip Miller, compositor y artista sudafricano, reconocido internacionalmente por su trabajo colaborativo con el artista visual William Kentridge habló de las potencialidades de la música y las artes para ayudar a las víctimas a contar sus historias y sanar heridas dejadas por el Apartheid en su país. Miller conversó con María Claudia Parias (Colombia), directora de la Fundación Batuta y experta en procesos de transformación social por medio de la música.

La tercera invitada a este ciclo de conferencias fue Paula Moreno, ex ministra de Cultura de Colombia y presidenta de la organización Manos Visibles. En su conversación con Camilo Villegas, director de la revista Arcadia, Moreno expresó la necesidad de construir verdades que promuevan el cambio y que permitan a la sociedad plantearse nuevos dilemas éticos. La ex ministra extendió un llamado a escuchar más a las gentes en las regiones, puesto que son quienes han vivido de manera más directa el conflicto con sus múltiples particularidades.

El último invitado a Hablemos de verdad fue el experto estadounidense en mediación de conflictos, John Paul Lederach, en compañía del padre Francisco de Roux, director de la Comisión de la Verdad. En su inspiradora intervención, Lederach habló de los “diálogos improbables”, concepto que ha desarrollado como académico luego de su amplia experiencia en contextos marcados por la polarización y el conflicto armado y que invita a superar las barreras ideológicas que impiden encontrar al ser humano detrás de ellas. “Lo importante no es que no existan diferencias, eso es imposible, lo realmente importante es que estas diferencias no conlleven a la generación de violencia”, expresó.

Accede a las grabaciones completas de las conferencias del proyecto AQUÍ.

PODCASTS

El podcast del proyecto, La Paz se cuenta, también contó con importantes personajes que le han apostado a la construcción de la paz en el país desde las artes, la política y el trabajo comunitario. Los invitados a la conversación con Ángela Pérez, directora del proyecto, fueron:

 César López: este artista decidió que su arte transite por espacios diferentes a los convencionales con el ánimo de extender un mensaje de paz y reconciliación. El músico bogotano reflexiona acerca de la función social de la música y del arte como herramienta de paz; además, ofrece algunos consejos para quienes están comprometidos en impactar positivamente su entorno desde las prácticas artísticas.

 Joshua Mitrotti: el politólogo y especialista en periodismo nos cuenta de sus distintas experiencias en sus 18 años de trayectoria como responsable de procesos de paz en las comunidades afectadas por la guerra interna colombiana, desde que inició como funcionario de la Defensoría del Pueblo en Bojayá, Chocó, días después de la histórica masacre, hasta su labor como director de la entonces Agencia Colombiana para la Reincorporación –ACR- (hoy Agencia para la Reincorporación y la Normalización). 

 

 Andrés Wiesner: él es el fundador de Tiempo de Juego, organización que utiliza el fútbol y las prácticas artísticas como herramienta de transformación comunitaria para promover valores, apoyar talentos y brindar opciones de cambio a los niños y jóvenes de Cazucá, comuna 4 de Soacha. Wiesner narra acerca de cómo su pasión por el deporte rey se convirtió en la excusa para convocar a niños, niñas y jóvenes a utilizar de manera provechosa su tiempo libre y de esta forma alejarlos de las pandillas, las drogas y otros flagelos presentes en el territorio.

Escucha estos y los demás podcasts de La Paz se cuenta dando clic AQUÍ.

ENCUENTROS REGIONALES

Mediadores culturales de diferentes regiones tuvieron la oportunidad de encontrarse en varios espacios para compartir experiencias, recursos y metodologías que contribuyan al fortalecimiento de la red del proyecto. Durante 2019, tres encuentros regionales se llevaron a cabo con mediadores de la zona Caribe, de Antioquia y de Bogotá.  

En el mes de abril, mediadores de Montería, Sincelejo y Cartagena organizaron una jornada de trabajo conjunta que itineró por las tres ciudades en la que se estrecharon lazos, compartieron recomendaciones y encontraron puntos en común relacionados con la labor de mediación. Entre los aprendizajes más importantes de este encuentro se destacan la necesidad de intercambiar metodologías, llevar registro de sus actividades y procesos y abordar el tema de la paz desde las particularidades de cada escenario.

En julio, Mediadores culturales del nodo Medellín visitaron la Biblioteca Luis Ángel Arango para compartir experiencias con pares de Bogotá. Este grupo de mediadores trabaja desde varios frentes por la recuperación de la memoria y la producción de narrativas de paz de la mano de las comunidades en territorios de la capital de Antioquia y municipios aledaños que han sido altamente afectados por distintos tipos de violencias. Durante su visita, los jóvenes estudiantes de la Universidad de Antioquia, socializaron los proyectos en los que están involucrados y escucharon las iniciativas y procesos adelantados por algunos de los mediadores de la capital y propusieron ideas para seguir fortaleciendo la red de mediadores.

En octubre, mediadores culturales representantes de los nodos Barranquilla, Bogotá, Cartagena, Montería, Riohacha, San Andrés, Santa Marta, Sincelejo y Valledupar se dieron cita en la capital del Atlántico para vivir la experiencia PRE-TEXTOS, metodología desarrollada por Doris Sommer, e implementada por la Fundación Agentes Culturales. Este proceso formativo de tres días permitió el desarrollo y descubrimiento de múltiples recursos innovaciones basados en el arte y la literatura que constituyen poderosas fuentes de creatividad para la transformación social. 

Está atento a las exposiciones, conferencias y demás actividades que tenemos preparadas para este nuevo año.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

eventos la paz se toma la palabra 1

La paz se toma la palabra, conferencias, la paz se cuenta, pre-textos, podcasts.

eventos la paz se toma la palabra 2

La paz se toma la palabra, conferencias, la paz se cuenta, pre-textos, podcasts.

eventos la paz se toma la palabra 3

La paz se toma la palabra, conferencias, la paz se cuenta, pre-textos, podcasts.

eventos la paz se toma la palabra 4

La paz se toma la palabra, conferencias, la paz se cuenta, pre-textos, podcasts.

eventos la paz se toma la palabra 7

La paz se toma la palabra, conferencias, la paz se cuenta, pre-textos, podcasts.

eventos la paz se toma la palabra 6

La paz se toma la palabra, conferencias, la paz se cuenta, pre-textos, podcasts.

eventos la paz se toma la palabra 8

La paz se toma la palabra, conferencias, la paz se cuenta, pre-textos, podcasts.

Fecha: 

Viernes, Enero 31, 2020

Ciudad: 

Colombia

Imaginando juntos desde Colombia: una apuesta para la transformación social desde las artes, 2do especial

Continuamos con la presentación de las iniciativas que atendieron a nuestra convocatoria Imaginando juntos desde Colombia, laboratorio de reflexión para pensar el rol de las artes y la cultura en la transformación de conflictos. Este es un primer ejercicio que nos permitirá conectar las múltiples apuestas que se realizan en el país y de esta manera compartir estrategias, saberes, metodologías y prácticas que impulsan el cambio de una manera lúdica y creativa. En esta oportunidad conoceremos a las organizaciones ubicadas en la zona centro del país, estas comparten el interés en atender públicos afectados por distintos fenómenos para que, por medio de las prácticas artísticas, encuentren formas de expresarse y encontrar rutas de superación de sus problemáticas. Da clic en los nombres de las organizaciones para más información: 

Fundación Agentes Culturales - Bogotá DC

Doris Sommer, reconocida académica estadounidense, cree en el lugar protagónico de las artes y las humanidades para fortalecer el juicio crítico y el ejercicio de la plena ciudadanía; para ella, la libertad de pensamiento se fortalece a partir de la estética, de ahí parte Agentes Culturales, una iniciativa que trabaja por la promoción de la lectura, la transformación social y la consolidación de una cultura de paz en nuestro país y la región, usando el arte como recurso principal y que en Colombia opera desde la ciudad de Bogotá.

El principal proceso de esta fundación denomina Pre-Textos, un protocolo pedagógico para promover la lectoescritura, la ciudadanía activa y la creatividad, en entornos escolares o ámbitos de promoción de lectura. La técnica de Pre-Textos es la “acupuntura pedagógica”, esto significa que se hace presión sobre textos en principio complejos para prender la llama de la creatividad y generar apuestas innovadoras para abordar temáticas difíciles y estimular la curiosidad intelectual. La diversidad se convierte en un objeto de admiración y no de resistencia. Con Pre-textos, el aprendizaje intelectual y socioemocional van de la mano.

Agroarte Colombia - Medellín, Antioquia

Agroarte Colombia es un proceso organizativo conformado en el 2002 por habitantes del barrio San Javier (Comuna 13, Medellín), a partir de una apuesta de resistencia frente a las problemáticas desatadas por la Escombrera y las violencias selectivas en la Comuna XIII. Desde entonces, han generado acciones de memoria y de resistencia en la ciudad. La experiencia ha definido dos líneas importantes para esta organización: la siembra y el arte, las cuales se alimentan a través de procesos de formación, producción –agraria y musical–, comunicación y resistencia simbólica. Mediante una metodología del soñar haciendo y una filosofía de resistencia y cambio, Agroarte dinamiza procesos de empoderamiento comunitario y de participación crítica.

Esta organización busca generar procesos de empoderamiento que promuevan la convivencia, la reapropiación del territorio y la generación de lugares comunes en zonas afectadas por el conflicto. Hacemos una apuesta por la transformación y empoderamiento de comunidades y territorios a través de la formación, el arte, la siembra, y la resignificación simbólica de los territorios. Actualmente el colectivo se encuentra integrado por 50 niños, jóvenes y adultos en la ciudad de Medellín que lideran procesos en diferentes barrios, y más de 200 personas en red en todo el país formados en la metodología Agroarte y que son multiplicadores.

Fundación Nacional Batuta - Bogotá DC

Desde hace 28 años, la Fundación Nacional Batuta contribuye con el mejoramiento de la calidad de vida de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de Colombia, mediante una formación musical de excelencia, centrada en la práctica colectiva, desde una perspectiva de inclusión social, derechos y diversidad cultural. “Batuta ha estado presente en lugares de Colombia donde la violencia ha tenido una fuerte presencia y en las regiones con mayor vulnerabilidad social y ha trabajado mediante coros, ensambles de iniciación musical y orquestas en lugares donde la música nunca había llegado la música como parte de los derechos de la ciudadanía y hemos llegado a personas que no habían pensado que la música pudiera brindarles un camino inspirador y un escenario para relacionarse con otros y conectarse con la idea de la diversidad cultural de este país” María Claudia Parias, presidenta ejecutiva de la Fundación. 

La Fundación Nacional Batuta trabaja por el desarrollo integral y la mejora de la calidad de vida de niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAJ) en zonas vulnerables, por la construcción de tejido social, la generación de espacios de reconciliación y convivencia, y por la construcción de capacidades individuales útiles para ejercer una participación activa en la sociedad. De igual forma, por la democratización del acceso de estos NNAJ y sus comunidades a una oferta cultural, a la integración social, a fortalecer los procesos musicales, culturales y educativos en el territorio nacional y por la promoción de la diversidad cultural.

Actualmente, esta organización cuenta con 198 centros de educación musical en toda la geografía colombiana. El Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles de Colombia Batuta ha creado y opera 45 orquestas sinfónicas, 380 coros infantiles y 700 ensambles de iniciación musical que marcan un referente importante que representan lo que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de nuestro país son capaces de alcanzar musicalmente.

Museo Casa de la Memoria - Medellín, Antioquia

El Museo Casa de la Memoria fue creado en 2006, a partir de una iniciativa del Programa de Atención de Víctimas de la Alcaldía de Medellín, con el fin de contribuir desde el ejercicio de la memoria en escenarios de diálogos abiertos y plurales, críticos y reflexivos, a la comprensión y superación del conflicto armado y las diversas violencias de Medellín, Antioquia y el país.

“Somos un espacio en el corazón de la ciudad donde las memorias del conflicto armado que vive Colombia tienen un lugar físico y simbólico, desde el que pretendemos actuar en la transformación cultural que anhelamos. Somos memorias vivas, ver para no repetir”.

Este museo contribuye a la comprensión y superación del conflicto armado en el país por medio de la construcción de memorias como espacios de reparación simbólica. Por medio de la memoria buscan elevar la dignidad de las personas afectadas y elevar la consciencia de todos para ayudar la transformación de la sociedad hacia una que pueda resolver sus conflictos de manera no violenta. Es una casa de diálogo y el encuentro para entender lo que ocurrió y lo que está ocurriendo en nuestra sociedad, reencontrar la esperanza y pensar en otros futuros posibles.

Corporación La Tartana – Itagüí, Antioquia

El Pedregal fue una de las veredas más golpeadas por la violencia, la gente de la comunidad tenía miedo de salir después de las seis de la tarde y moverse de un lado a otro suponía un peligro por la instalación de fronteras invisibles. Ahora la historia que cuentan los lugareños es otra, pues la ola de dolor en la que se vio sumergida durante tantos años se ha visto transformada por medio del arte y del color. Esa ha sido la labor de la Corporación La Tartana, un colectivo artístico que ha ido más allá del arte y ha aportado a la convivencia, a alimentar sueños en donde antes había sombras. Como artistas, se dieron a la tarea de cultivar un entorno más sensible, que invite a la reflexión, al reconocimiento individual y colectivo y a la estimulación de la imaginación, mediante un espacio de arte, que sea más confortable y lúdico para aquellos que nos visitan, que hoy es conocido como La montaña que piensa. 

 La Montaña que piensa es como se conoce actualmente al cerro de Manzanillo y constituye el proceso más significativo de la corporación La Tartana: “Iniciaron con talleres de pintura y arcilla y muchos de los muchachos de la zona participaron, entonces ellos se dieron cuenta de que había otro camino, esos pelaos por los que uno no daba un peso fueron rescatados por la cultura y el arte”, comenta Magalí Pabón, líder comunitaria de la vereda El Pedregal, en Itagüí, refiriéndose a las múltiples obras artísticas que adornan el sendero que conduce a la sala de teatro de la corporación, en donde realizan diferentes actividades y ejercicios relacionados con el arte y la cultura. Estas actividades han logrado integrar a las comunidades veredales de este municipio antiqueño, aisladas por el abandono estatal y por los fenómenos de violencia y criminalidad que acontecían en este sector.  

“Prevenir la violencia es responsabilidad de todos y cada uno de los ciudadanos, desde nuestro rol nos dimos a la tarea de cultivar un entorno más sensible, que invite a la reflexión, al reconocimiento individual y colectivo y a la estimulación de la imaginación, mediante un espacio lleno de arte, que sea más confortable y lúdico para quienes vivimos aquí y para aquellos que nos visitan”, expresa Pablo Quintero, uno de los líderes de esta corporación. 

Titiribiblioteca Comunitaria – Ibagué, Tolima

Después del desastre natural de Mocoa, en 2017, la artista Diana Hoyos junto a un grupo de colegas decidieron ir a los lugares afectados llevando títeres y libros para proponer una propuesta de trabajo en la que vincularon el arte de los títeres con el de la literatura como pretexto para pensarse el territorio. Dos años después, esta apuesta es conocida como Titiribiblioteca Comunitaria, y su objetivo sigue siendo generar, a través de los espacios artísticos, culturales y ambientales, un sentir del lugar que se habita y un reconocimiento del espacio para proponer alternativas de cuidado y transformación del mismo.  

La innovación que tiene la Titiribiblioteca es que a través del trabajo con los niños se vincula a los adultos para poder establecer un puente de comunicación intergeneracional para compartir ideas e iniciativas de recuperación del entorno. “El encuentro entre adultos y niños es muy valioso porque ambos grupos poblacionales hacen sus lecturas particulares del territorio: sus necesidades, riesgos, conflictos y posibilidades. Los niños crean obras de títeres en la que se plasman las necesidades, visiones y alternativas que desde ellos se proponen para superarlas. Estas propuestas se llevan a los adultos para que en conjunto se haga un plan de trabajo con las instituciones”. Diana denomina este ejercicio como planeación participativa de la comunidad a partir de las artes.

Además del grupo en el barrio Buenaventura de Ibagué, actualmente han sido conformados dos semilleros de formación artística ambiental en el sector más deprimido de la microcuenca en Ibagué, donde el tráfico de drogas tenía mucha presencia. “Lo que hacemos es una propuesta de educación popular ambiental para hacer las paces con la naturaleza”. 

Laboratorio del Espíritu – El Retiro, Antioquia

“La realidad de Colombia es dura y la del campo es aun más. Para el Laboratorio del Espíritu, la paz es dar luz a la vida de cada niño, joven y adulto. Por esto para nosotros las cosas son simples: contamos cuentos hermosos, escribimos, nos abrazamos, jugamos, conocemos la naturaleza y lloramos juntos. Llevamos a los niños a conocer el mar y durante todo el año damos clases de música con enfoque colombiano; con la creación de la red de bibliotecas rurales conocemos los libros de las escuelas rurales, compartimos alrededor del fuego una lectura en voz alta del periódico Monteadentro. Recibimos a todos con los brazos abiertos”. Con estas palabras, Luz Mirella Bedoya, coordinadora de Laboratorio del Espíritu describe esta iniciativa ubicada en las montañas antioqueñas desde el año 2009.

Después de diez años, esta organización ha logrado expandir su influencia a más territorio rural, a más niños y colegios, y a más programas. Sus cifras reflejan su trabajo intenso y su dedicación: 

  • 1.500 visitas mensuales a la biblioteca entre niños, jóvenes y adultos.
  • 200 asistentes anuales a los talleres de lectura y escritura creativa.
  • 200 niños campesinos (y 15 adultos), han sido llevados a conocer el mar.
  • 128 participantes anuales en la escuela de música (de los cuales 3 son adultos).
  • 200 asistentes anuales a las tertulias alrededor del periódico.
  • 292 niños participantes de los programas en las veredas lejanas con música y lectura y escritura.

Los programas del LdE se fundamentan en estrategias que desarrollan competencias en lectura y escritura creativa, estimulación del lenguaje en la primera infancia, enseñanza de TICs, iniciación musical y enseñanza de música instrumental y estudio de las mariposas de la región. 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Iniciativas IMPACT zona centro 1

IMPACT, imaginando juntos desde Colombia, la paz se toma la palabra, Medellín, Bogotá, Itagüí, El retiro.

Iniciativas IMPACT zona centro 2

IMPACT, imaginando juntos desde Colombia, la paz se toma la palabra, Medellín, Bogotá, Itagüí, El retiro.

Iniciativas IMPACT zona centro 3

IMPACT, imaginando juntos desde Colombia, la paz se toma la palabra, Medellín, Bogotá, Itagüí, El retiro.

Iniciativas IMPACT zona centro 4

IMPACT, imaginando juntos desde Colombia, la paz se toma la palabra, Medellín, Bogotá, Itagüí, El retiro, Ibagué

Iniciativas IMPACT zona centro 5

IMPACT, imaginando juntos desde Colombia, la paz se toma la palabra, Medellín, Bogotá, Itagüí, El retiro, Ibagué

Iniciativas IMPACT zona centro 6

IMPACT, imaginando juntos desde Colombia, la paz se toma la palabra, Medellín, Bogotá, Itagüí, El retiro, Ibagué

Iniciativas IMPACT zona centro 7

IMPACT, imaginando juntos desde Colombia, la paz se toma la palabra, Medellín, Bogotá, Itagüí, El retiro, Ibagué

Fecha: 

Jueves, Diciembre 19, 2019

Ciudad: 

Bogotá, Medellín, El Retiro, Itagüí, Ibagué

Miércoles de paz en San Isidro-Tolima

Actividad Andrés Martínez

Andrés Martínez es docente en la Vereda San Isidro que queda a dos horas del municipio de  Cunday (Tolima). Junto a sus estudiantes inició el proyecto Miércoles de paz en el que se utiliza la lectura en voz alta como herramienta principal para reflexionar sobre paz.  Esta es la historia de Andrés y de su labor como docente y mediador cultural de paz en el departamento del Tolima. 

A sus 13 años Andrés salió de Bogotá con su familia para echar raíces en Icononzo (Tolima), allí empezó a estudiar en la Normal superior y de forma paralela un técnico profesional en proceso administrativos. Su carrera como docente inició en 2012 en colegios privados del municipio y luego de ganar una convocatoria de maestros le fue asignada una escuela pública en la Vereda San Isidro, donde trabaja hace más de tres años con cinco niños de diferentes grados y edades.

Andrés es testigo de que durante el proceso de paz en la Habana, las negociaciones y el acuerdo de paz se convirtieron en un tema de conversación en todos los rincones del país. “En la vereda empecé a escuchar comentarios negativos sobre el proceso de paz y ese concepto negativo sobre la paz se transmitía a los niños”, cuenta Andrés. 

actividad Andrés Martínez<

Al ser un usuario asiduo de la Biblioteca Luis Ángel Arango, Andrés se enteró de la existencia de la Red de Mediadores La Paz se toma la palabra.  “Había querido ser parte hace mucho pero debido a la lejanía (5 o 6 horas de la vereda a Bogotá) creía que era muy difícil.  Un día tuve curiosidad y pensé que podría ayudarme a dar un giro a esas conversaciones y conceptos sobre paz en la vereda, entonces me acerqué a una de los reuniones de los mediadores en Bogotá, conversé con personas encargadas del proyecto  y llevé la bolsa de actividades hasta San Isidro”, recuerda.

Así es cómo nació la idea de dedicar el día miércoles de cada semana a reflexionar sobre la paz con los estudiantes de la Escuela de San Isidro. Una de las actividades del proyecto Miércoles de paz se llama es La paz es un cuento que surgió por iniciativa de los mismos estudiantes, quienes querían compartir su amor por la lectura en voz alta con niños de otras veredas.

La paz es un cuento

“Un día a los niños se les ocurrió hacer una actividad para leerle a otros niños de un corregimiento cercano llamado Valencia, que queda a 1 hora y media caminando. Los niños ya habían leído los 21 libros de una maleta viajera y ahora querían transmitir su amor  por la lectura”, dice Andrés.

Primero  ensayaron entre ellos, de forma individual o leyendo  frente a Andrés, y cuando se sintieron listos iniciaron el recorrido. Cada estudiante eligió el libro que leería, dentro de los libros que están Tu y yo de Elisenda Roca, De la cabeza a los pies de Eric Carle, Orejas de Mariposa de Luisa Aguilar y El león y el pájaro de Marianne Dubuc.  Por su parte, Andrés leyó Los Monstruos no existen de Kerstin Schoene.

Actividad Andrés Martínez

“Con lo que más nos involucramos fue con la emoción de los niños a quienes leímos, ya que para ellos poder tener acceso a los libros, a través de otros niños quienes hicieron una lectura divertida  y diferente, fue toda una novedad.”

Cuenta Andrés que los niños de la vereda han transformado su concepto de paz, que ahora relacionan con la alegría y el humor. Así mismo creen que la paz es posible y que nace a partir de sus propias acciones.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Viernes, Noviembre 23, 2018

Ciudad: 

Bogotá

“Los miedos son monstruos que podemos enfrentar”

Juan Felipe Torres

Hace unos días, Juan Felipe Torres, uno de los mediadores del proyecto La Paz se toma la palabra – nodo Bogotá, realizó un taller que reunió a niños y niñas inmigrantes venezolanos para conversar sobre los miedos.

Sucedió en la Plaza de los Mártires de Bogotá, un espacio que ha sido recuperado por entidades del Gobierno y se ha convertido en un punto de encuentro para que niños de la localidad puedan participar activamente en ejercicios de mediación de cultura que promueven entidades como la Fundación Gilberto Alzate Avendaño y el Instituto Distrital de las Artes (IDARTES) con su programa Libro Al viento.

Juan Felipe Torres

Juan Felipe Torres, promotor de lectura con Libro al viento y miembro del nodo Bogotá en nuestra Red de Mediadores, lideró esta actividad en la que niños inmigrantes venezolanos hablaron y reflexionaron sobre sus miedos. El taller se llamó: Los miedos como monstruos que podemos enfrentar y desterrar. 

Durante la actividad se leyeron en voz alta libros como Tengo miedo de Ivar Da Coll, Sapo tiene miedo de Max Velthuijs y Vamos a cazar un oso de Michael Rosen. “También vinculamos a estas lecturas herramientas como Hechos de paz, en especial Mi línea de tiempo, y Contando historias (…) Luego de las lecturas organizamos tres estaciones de actividades, preparadas con las herramientas, que cada niño recorrió”, cuenta Diedre Becerra, quien lidera el nodo Bogotá.

Juan felipe Torres

Los miedos

A las culebras, a las cucarachas, a los ratones o a “Chucky”, estos fueron algunos de los miedos de los que hablaron los niños en su actividad. También expresaron sus sentimientos de rabia con maltrato animal. “Uno de los mediadores cerró el taller con un taller para construir monstruos de papel, además entregamos palomas blancas para los niños como recordatorio de la actividad. Finalmente os despedimos con un rugido de monstruo.”

Estos encuentros de promoción de lectura se realizan dos veces al mes y se realizan con la ayuda de la Colección inicial de Libro al viento, compuesta por libros de literatura infantil, la maleta viajera de la paz y las herramientas del proyecto La Paz se toma la palabra.

 

Juan Felipe Torres

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Domingo, Septiembre 2, 2018

Ciudad: 

Bogotá

Puentes para encontrarnos

El pasado 23 de agosto se realizó en el Centro cultural del Banco de la República en Neiva el primer encuentro de la iniciativa “Puentes para encontrarnos”, un espacio dedicado a la promoción y divulgación del baúl de herramientas del proyecto La paz se toma la palabra.

Taller LPSTLP Neiva

El propósito de esta actividad fue promover y difundir las herramientas del proyecto para generar espacios de diálogo y cultura de paz. Al encuentro asistieron 17 personas entre docentes, trabajadores sociales, padres de familia y agentes culturales. 

Taller LPSTLP Neiva

En la primera parte del taller se abordaron las herramientas digitales, luego se presentó la herramienta “Hechos de paz” con la que los asistentes pudieron construir su línea de tiempo.   La idea es que por medio de la experimentación y la apropiación de estas herramientas se puedan generar nuevas estrategias y contenidos que potencien los procesos que desarrollan los asistentes en sus comunidades propiciando espacios de conversación.

Taller LPSTLP Neiva

 

Fotografías por: Lubeth Peralta Rojas

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Lunes, Agosto 27, 2018

Ciudad: 

Neiva

La palabra conquistó El Valle del Sol en Girardot

Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot

Nayive Palacio, auxiliar de asuntos culturales en el Centro Cultural del Banco de la República en Girardot, junto a un grupo de mediadores culturales, unieron esfuerzos para llevar las herramientas del La paz se toma la palabra a la comunidad Valle del Sol. En esta nota nos cuenta detalles de esta experiencia.

El trabajo en El Valle del Sol comenzó en noviembre de 2017 y como en la mayoría de los procesos de posconflicto, los líderes de la comunidad cobraron una relevancia inesperada.  En este caso fue Jorge Oliveros, líder de la comunidad Valle del Sol, ubicada al nororiente de Girardot, en la que viven sobrevivientes del conflicto armado en Colombia. 

Jorge, hoy mediador de lectura y escritura, fue la persona que facilitó nuestro acercamiento a los habitantes, quienes en un principio podían ver en nosotros unos intrusos que llegaban a arrebatarles su tranquilidad. Para nosotros trabajar con ellos se convirtió en un reto, pues la idea de generar en la comunidad cambios sociales era utópico, pero en este caso específico, uniendo fuerzas y mirando hacia un objetivo preciso lo utópico terminó materializándose.

Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot

25 niños y niñas y una cantidad importante de adultos se involucraron de forma espontánea y confiada a contribuir en la construcción de un Laboratorio de paz.  Aquí cobró importancia el Baúl de Herramientas del proyecto La paz se toma la palabra, el cual llega con actividades y materiales lúdicos que pretenden acercarnos al tema de la paz desde una perspectiva cotidiana, crítica y creativa y que son de libre acceso a todo tipo de público.  Este recurso invaluable dio como resultado las primeras semillas, cuyo objetivo principal es la implementación de una cultura de paz en nuestra región y país. 

En total 8 personas se interesaron en el proyecto de La paz se toma Valle del sol y están inscritos en la Red de mediadores del proyecto, sumado a algunos estudiantes del Colegio de La Presentación y el Semillero de investigación Sabia, ambos en la ciudad de Girardot.

Todos en franca construcción de una cultura de paz, que les permitiera a las víctimas una visión diferente y positiva de su realidad como parte fundamental de un país llamado Colombia.

Así funciona el baúl de herramientas

Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot

Como preámbulo de la actividad quisimos conocer la opinión de las niñas y los niños, víctimas del conflicto armado, partiendo de varios juegos que contiene el Baúl de Herramientas. Escogimos diferentes alternativas lúdicas y, a través de ellas, logramos conocer sus gustos y predilecciones.

Algo verdaderamente creativo y que generó afecto, fue la creación del Buzoncito de la paz, que consistió en el relato de historias contadas por los vecinos como resultado del concepto que tenían de la guerra y de la paz. Los relatos fueron entregados a los Carteritos de la paz, como se llamó a cada uno de los niños y niñas involucrados.

Lo anterior permitió comprobar cómo a través de la escritura se pueden generar procesos de reconciliación al tener la oportunidad de expresar las experiencias y sentimientos vividos en la guerra. 

Así, el Centro Cultural del Banco de la República en Girardot se une a la creación de una cultura de paz logrando que un sector de la juventud se preocupe por la realidad de los sobrevivientes del conflicto armado, uniendo sus fuerzas para ofrecerles un espacio especial en el que puedan hablar de paz. Seguimos trabajando con los estudiantes del Colegio La Presentación, el semillero Sabia y los 8 mediadores de la red, con quienes seguiremos realizando experimentos en la construcción del laboratorio de paz, que busca implementar una cultura de paz en nuestra región. 

Texto y fotografías: Nayive Palacio, auxiliar de asuntos culturales en Girardot

 

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot
Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot
Actividad La paz se toma la palabra en Valle del Sol, Girardot

Fecha: 

Jueves, Mayo 17, 2018

Ciudad: 

Girardot

Pazearte, un encuentro en Barranquilla por la mediación y la paz

Pazearte Barranquilla

Cerca de 130 mediadores de lectura participaron en el segundo Encuentro de Pazearte, un proyecto liderado por el Centro Cultural del Banco de la República en Barranquilla. Durante el encuentro, realizado en ComBarranquilla, se compartieron logros, retos y desafíos del ejercicio de mediación.

Desde los municipios Baranoa, Sabanagrande, Santo Tomás, Soledad, Malambo y Galapa (Atlántico), así como de barrios vulnerables en Barranquilla, llegaron los mediadores culturales a un encuentro dedicado a conversar y reflexionar sobre las estrategias para la mediación con diferentes comunidades.

Heidy Mejía, quien guió este encuentro,  habló con los mediadores sobre  los retos y desafíos de organizar y conducir clubes de lectura para jóvenes, población en condición de discapacidad y grupos étnicos. Los mediadores conversaron también sobre las herramientas del Proyecto Nacional La Paz se toma la palabra: Hagamos las paces con la naturaleza, señas para la paz y La paz se cuenta (podcast), entre otras. Herramientas que han logrado apoyar las actividades que realizan en sus comunidades y generar conversaciones alrededor de la construcción cotidiana de paz.

“Llamó la atención la asistencia de niños que quieren dirigir sus propios clubes de lectura y que ya participan de manera activa en los semilleros de sus comunidades. Valerie y Julio del barrio Calamarí, quienes leyeron en voz alta el cuento “El pollito en la pared”, reflexionaron frente a todos sobre la importancia de la paz y el valor de los niños en esta construcción”: Katherine Castillo Rolong, jefe del área cultural, Centro Cultural en Barranquilla.

Esta fue una jornada productiva para intercambiar ideas y planear desafíos de transformación a través de estrategias que logren consolidar una gran Red de Mediadores en el Atlántico, que fortalezca la lectura como herramienta de paz.

Image: 

Categoria: 

imagenes: 

Fecha: 

Martes, Abril 10, 2018

Ciudad: 

Barranquilla

Páginas

Suscribirse a La red se mueve